Enseñanza y culturas regionales     
 
 ABC.    10/05/1975.  Página: 3-4. Páginas: 2. Párrafos: 6. 

LA SOLUCIÓN ES FÁCIL:

INGLATERRA LE REGALA

GIBRALTAR A MARRUECOS,

QUE ES UNA MONARQUÍA

DEMOCRÁTICA HOMOLOGADA

MARRUECOS CEDE GIBRALTAR A ESPAÑA A CAMBIO

DE TORREJÓN Y ROTA,

QUE HASSAN SEGUNDO ENTREGA DESPUÉS A

LOS ESTADOS UNIDOS.

LOS AMERICANOS REGALAN

A ESPAÑA AMBAS BASES

A CAMBIO DE

CEUTA Y

MELILLA...

...QUE SON CEDIDAS A SU VEZ A MARRUECOS

A CAMBIO DE FOSFATOS, TRATADOS COMERCIALES

VENTAJOSOS Y PERMISOS DE PESCA.

¡NO COMPRENDO

POR QUÉ ESTAS COSAS NO SE LES OCURREN A LOS DIPLOMÁTiCOS!

ENSEÑANZA Y CULTURAS REGIONALES

El decreto por el que se regula la incorporación de las lenguas nativas a los programas de los Centros de

Educación Preescolar y General Básica, marca en nuestra opinión un paso adelante en el camino, indebida

y demoradamente cerrado, de reconocimiento de la realidad nacional, tan múltiple y diversa. Significa

una aproximación—si cautelosa, positiva a todas luces— a los diferenciados pulsos culturales de las

Españas.

De entre las notas fundamentales que configuran el contenido de este acuerdo del último Consejo de

Ministros, a propuesta del titular de Educación y Ciencia, don Cruz Martínez Esteruelas, debe destacarse

la de su carácter experimental. Como primer paso que es —aunque en puridad venga a desarrollar algo

establecido ya en la ley General de Educación—, resulta, naturalmente, menos tímido que cauteloso y

prudente. Aunque de por sí revele todo el esfuerzo requerido para quebrar una inercia de muchos años.

Aunque denote también lo dificultoso que resulta operar un cambio de horizonte y mentalidad, sin riesgos

inútiles y sin precipitaciones.

Es de señalar, asimismo, la importancia del carácter de voluntariedad —expresado a través de la

condición de que sean los padres de los alumnos quienes soliciten la enseñanza de las lenguas nativas—

en que se plantea la incorporación de la nueva materia docente.

España, por más .que resulte indiscutiblemente plural en sus culturas regionales, en su folklore y en su

idioma, es, también sin discusión, sujeto de un cambio interno definido por trasvases de población de

unas áreas a otras. Los diversos ámbitos geográficos y culturales, las distintas regiones, no son, por tanto,

lingüísticamente homogéneas al nivel de las hablas no castellanas. Piénsese, por ejemplo, en los casos —

estadísticamente notables y culturalmente tan contrastados— de gallegos, castellanos y andaluces

asentados en las provincias vascongadas y catalanas.

La propia diversidad de culturas y sistemas lingüísticos en una misma base geográfico - laboral,

aconsejaba, a todas luces, la introducción de la idea de voluntariedad a través de la petición previa

formulada por los padres de los alumnos. La mismidad cultural y lingüística que la nueva normativa

quiere preservar, como riqueza inapreciable, no debía nunca resolverse, a efectos prácticos, en una

proliferación de «centralismos lingüísticos», que, al cabo, multiplicarían infinitamente el problema o la

limitación, cultural y humana, resuelta de principio a través del camino que el decreto viene a trazar.

Es de advertir, también, cómo partiendo de consideraciones de elemental prudencia, y para que los

resultados perseguidos no se extravíen en manipulaciones políticas contrarias a las exigencias mismas de

la unidad nacional —exigencias tanto más claras cuanto se pretende dinamizar la interna diversidad que la

anima—, se incluyen en el decreto principios de directa tutela estatal durante el proseso de

experimentación del nueve sistema.

 

< Volver