Autor: Pérez Benlloch, Juan José. 
   Valencia: los decanatos no han intervenido en las sanciones académicas     
 
 Informaciones.    22/09/1973.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

VALENCIA: LOS DECANATOS NO HAN

INTERVENIDO EN LAS SANCIONES

ACADÉMICAS

VALENCIA, 22. (J. J. Pérez Benlloch.) A medida que se van conociendo las sanciones dictadas por el

Rectorado que afectan a un crecido e indeterminado número de alumnos, aumenta la sorpresa y el

malestar entre los profesores y estudiantes de esta Universidad. Hasta este momento, sin embargo, no ha

sido publicada ninguna nota oficial y toda la información al respecto procede de fuentes extraoficiales.

Según el diario «Las Provincias», en base a estas fuentes, el número de sancionados podría estar entre los

doscientos cincuenta y trescientos, como anticipabamos en nuestra crónica de anteayer.

Por otra parte, en los medios universitarios se nos ha reiterado que los Decanatos de las distintas

Facultades no tienen ninguna intervención en estas decisiones, puesto que desconocen el número de sus

alumnos a que les afecta o puede afectarles. Estos, así mismo, no han sido escuchados previamente ni

carece que haya sido estudiado detenidamente cada caso, pues alguno de los sancionados re . sulta que

concluyó sus estudios el curso pasado o carece de antecedentes que justifiquen la decisión del Rectorado.

Por eso, en los aludidos medios universitarios se tiene la impresión de que las listas de estudiantes

sancionables tengan un origen extraacadémico y su ejecución se la haya confiado al arbitrio exclusivo del

rector. Exclusividad que se nos ha subrayado especialmente por cuantos profesores y catedráticos hemos

consultado, por ser ajenos y opuestos a estas decisiones.

También ha causado extrañeza que sea Valencia la única Universidad en la que se han sancionado a los

alumnos según las noticias de que se dispone.

En otro orden, se nos ha anotado que una de las causas de este malestar es el procedimiento sancionador

observado. En opinión de algunos juristas que estudian los recursos a interponer, no parece admisible que

en un estado de derecho una decisión administrativa prive de un derecho tan esencial como es el acceso a

la cultura universitaria, reconocido en la ley General de Educación. Sí agrega también que tanto la

sanción impuesta como el procedimiento para su comunicación a los afectados adolece de vicios y

defectos legales que podrían causar su nulidad. Se citan disposiciones y preceptos conculcados y

principalmente el Fuero de los Españoles, en virtud del cual nadie podrá sufrir sanción y condena alguna

si no es por sentencia firme impuesta por los Tribunales de Justicia.

Por último, se nos asegura que por orden del Ministerio de Educación y Ciencia han sido prohibidas todas

las reuniones de comisión del Patronato de la Universidad, convocadas o que pudieran convocarse, para

tratar este problema de las sanciones y el de los contratos con el profesorado, gran parte del cual todavía

ignora si en este curso le será prorrogada su docencia.

 

< Volver