Autor: Sopena Daganzo, Enrique. 
 Incidentes en la Universidad de Barcelona. 
 Los alumnos se negaron a hacer las pruebas de valoración     
 
 Informaciones.    05/09/1973.  Páginas: 1. Párrafos: 13. 

Los alumnos se negaron a hacer las pruebas de valoración

Por Enrique SOPENA

BARCELONA, 5.—Las pruebas de valoración para el ingreso en la Universidad —léase selectividad—

comenzaron ayer y han supuesto los primeros incidentes serios, especialmente en la Facultad de Medicina

de Bellaterra (Universidad Autónoma). Desde hace tres años se vienen aplicando estos criterios de

selección en algunas Facultades.

En el curso 1970-71 se presentaron 1.200 aspirantes a universitarios y consiguieron el acceso sólo 300; en

el curso 1971-72, de 1.400 entraron 600. El pasado año, las cifras fueron 1.600 aspirantes, 600 aprobados.

Estos datos corresponden a Medicina de la Autónoma. Tales pruebas están en contradicción con el Curso

de Orientación universitaria (C. O. U.), que faculta y es preceptivo para ingresar en la Universidad. «La

Vanguardia» de esta mañana recuerda en una información que ante el argumento de que sobran

profesionales, lo cierto es que sólo en el ámbito de la Medicina, la Organización Mundial de la Salud ha

indicado recientemente que en España existe un déficit de 30.000 médicos.

Estos antecedentes explican la reacción de buen número de alumnos de C. O. U. ante las pruebas de

valoración. La verdad es que en la Facultad de Medicina de la Autónoma, en Medicina de la Central, en

Ingenieros y Arquitectura hubo serias dificultades para llevar adelante lo previsto .por las autoridades

académicas «en virtud de lo acordado por la comisión interuniversitaria de Cataluña y Baleares».

En Medicina de la universidad Central se observó ayer, a las nueve de la mañana un fuerte despliegue de

la fuerza pública. Los alumnos que se reunieron en las aulas para estos exámenes, convirtieron la sesión

en una asamblea. El citado periódico indica que en la misma se votó en contra de estas pruebas, las cuales

finalmente tuvieron que suspenderse. La Policía hizo un intento dé entrar en el recinto, pero el decano,

doctor Obiols, gestionó su retirada. Las pruebas señaladas para la tarde pudieron, al parecer, llevarse a

efecto.

En Ingenieros y Arquitectura también podía advertirse gran contingente de policías. Para entrar en las

aulas era solicitado el carnet a los estudiantes. Tras un intento de asamblea, se celebraron las pruebas.

En la Universidad Autónoma, la tensión fue superior. El despliegue de la fuerza pública era notable.

Durante una hora, el aula destinada a las pruebas se transformó en asamblea. Después de la intervención

de un representante de la autoridad, conminando a terminar la asamblea y pidiendo el inicio de los

ejercicios, la Policía irrumpió en la sala, con la correspondiente confusión y alboroto por parte de los

estudiantes. Tres de ellos fueron detenidos. Uno, indican fuentes autorizadas, resultó herido. Por último,

el decano de la Facultad anunció que contra aquellos que no participaran en las pruebas adoptarían

medidas. En un ambiente bastante cargado pudo realizarse el examen selectivo.

NOTA DEL RECTORADO

El Rectorado de la Universidad Central ha difundido una nota, en la que se da cuenta de la suspensión de

las pruebas en la Facultad de Medicina —un grupo de estudiantes ha perturbado la realización de estas

pruebas»—, convoca a los alumnos a unos huevos ejercicios para el próximo sábado y termina

advirtiendo:

«Por este Rectorado se hace público que cualquier otro intento de perturbación, a cargo de minorías de

agitadores, será reprimido con toda energía, y qué sin perjuicio de las responsabilidades en que.tales

agitadores pudieran incurrir, se les aplicará lo que previene el Reglamento de disciplina académica,

publicado en el "B. O. del Estado", con fecha 27 de octubre de 1954 y 8 de noviembre de 1954.»

POSTURA DE LOS PROFESORES NO NUMERARIOS DE LETRAS

Por su parte, los profesores no numerarios de la Facultad de Filosofía y Letras han hecho llegar a los

medios informativos una nota en la que se analiza lo que, a su juicio, constituye la situación universitaria

en estos momentos. Los profesores afirman su «más abierta disconformidad» con:

1 Las m odificaciones del calendario, uní versitario («realiza das sin las consultas

previas imprescindibles»).

2 Las pruebas de in greso que debieran sustituirse por «am pliación de presupuestos, creación de nuevos

locales, incremento del número de profesores, valoración correcta del C. O. U. y adopción dé planes

racionales de estudio».

3 Los nuevos planes de estudio que suponen «una eliminación de la optatividad, un descenso del nivel de

las enseñanzas y una imposición de asignaturas científicamente regresivas».

4 La precariedad de sus contratos que, además, representan actualmente «una merma considerable en

nuestras percepciones mensuales».

 

< Volver