Si no se evita el desmoronamiento de la Universidad, habrá una catástrofe social     
 
 Ya.    11/11/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 2. 

"Si no se evita el desmoronamiento de la Universidad, habrá una catástrofe social"

Andrés de la Oliva Santos, catedrático de Derecho Procesal, pronuncio ayer la lección inaugural del corso

1977-78 en el Colegio Mayor Santillana. Bajo e1 titulo "La Universidad, en la encrucijada", el profesor

De la Oliva analizó la actual situación universitaria en términos muy contundentes, proponiendo, como

paso previo a una reforma legal rápida y total, una serie de diez medidas relativas a la formación y

promoción del profesorado y a 1a cooperación entre los docentes, a las pruebas de aptitud para el Ingreso

en los centros universitarios, a nuevas fórmulas de contratación, a la imprescindible elevación del

rendimiento académico ya la necesidad de respetar las leyes vigentes.

En varios momentos hizo referencia a casos concretos da abusos y coacciones contra profesores que

quieren cumplir con su deber. Aludió también al intento de introducir "por vías de hecho un sistema

desgobierno universitario, supuestamente democrático, que no puede tener como fin el mejor

funcionamiento de la Universidad", citando, además de casos notorios, si da la Universidad de Córdoba,

en la que se ha constituido, "al margen de toda legalidad", un claustro de cerca de medio millar de

personas. También insistió en la necesidad que la Universidad tiene de comprensión y apoya social.

A este respecto señaló la incongruencia de que hacen gala diversos partidos, y dijo:

"En e1 tratamiento de los problemas educativos, la sociedad revela, en general, una lamentable tendencia

a pedir que e1 Estado lo resuelva todo y todo lo logre, como si- los presupuestos fuesen ilimitadamente

elásticos y el componente humano se fabricase en serie. Con esa mentalidad ningún problema

universitario puede abordarse y, por otra parte, sería más que difícil la solidaridad ciudadana

imprescindible para el asentamiento de la democracia." Al término dé ´ su conferencia manifestó:

"Si el pacto de la Moncloa persigue evitar un hundimiento del bienestar general, me parece que olvidarse

de la Universidad—y no me refiero fundamentalmente al tema económico—constituye un despropósito

mayúsculo: el bienestar futuro del país se está jugando ya—y, por ahora, se está perdiendo—en todos los

ámbitos en los que se realiza lo que debería ser la gran inversión educativa y, singularmente, en el

universitario. Si no se evita, el desmoronamiento de la Universidad será una catástrofe social."

 

< Volver