Según las Cajas de Ahorro. 
 El programa de Fuentes es viable     
 
 El Imparcial.    15/12/1977.  Página: 27. Páginas: 1. Párrafos: 25. 

Economía

Según las Cajas de Ahorro

El programa FUENTES es: VIABLE

LA Confederación Española de Cajas de Ahorro, en un estudio sobre coyuntura económica, analiza tos

acuerdos derivados del Pacto de la Moncloa. Entendemos que se trata de un trabajo valioso y defensor de

la política de Fuentes Quintana. A EL IMPARCIAL, fiel a su nombre, de la misma forma que ofreció a

sus lectores la crítica desgarrada y grave del profesor Funes Robert y otros colaboradores, no le duelen

prendas de poner al alcance de todos éste trabajo de la dirección de Estudios y Programación de las Cajas

de Ahorro. Desde aquí, no ocultarnos, ni preferimos, ni silenciamos nada. Esta es nuestra fuerza moral,

como decíamos ayer en la página 5 de nuestro diario.

«Cualquier análisis que pretenda realizarse de los acuerdos económicos del denominado Pacto de la

Moncloa ha departir inexcusablemente de la consideración de los mismos en tanto que resultado, de una

negociación política cuyo alcancé trascienda, con mucho, la mera dimensión económica».

Con estas palabras se inicia el trabajo dedicado al análisis. del programa económico del Gobierno en el

número nueve de la revista «Coyuntura Económica», que edita el Servicio de Estudios y Programación de

la Confederación Española de Cajas de Ahorros.

Más adelante se dice: .

«Adelantando un juicio cabría señalar que el programa de sorteamiento contenido en él Pacto de la

Moncloa, incorpora cuatro aspectos absolutamente esenciales. para poder mirar con cierto optimismo la

solución de los actuales desequilibrios y el establecimiento de las bases precisas para una ulterior

recuperación de la economía.

1. Identificación, adecuada de los problemas y sentido correcto de las acciones encaminadas a la

superación de los mismos.

2. Conveniente instrumentación de las políticas de utilización previstas- en el programa.

3. Viabilidad. Las proposiciones del programa son —unas con más intensidad que otras— operativas.

En cierto modo él haber surgido de un consenso entre el Gobierno y las restantes fuerzas políticas

hace que él programa sea por definición el único viable al concitar un equilibrio de pediciones. Es por

tanto un programa sin alternativa en el momento presente.

4. Manifiesta decisión del Gobierno de mantener la disciplina necesaria para que las medidas

acordadas ejerzan sus efectos sobre el sistema económico.

Cabe, por ello, poca duda de carácter positivo del programa como marco de una acción beligerante y bien

orientada y como reductor de incertidumbres respecto al futuro inmediato

No debe ocultarse, sin embargo, que un plan de actuación de tan largo alcance se basa; a la vez que

en criterios susceptibles de valoración y negociación política, en una realidad económica definida por una

estructura y unas relaciones de´ comportamiento que no pueden cambiarse de forma inmediata y por tanto

el programa va a encontrar dificultades indudables en algunas de sus pretensiones que suponen cambios

respecto a situaciones pasadas y que van a exigir sacrificios de todos.»

Aunque conlleva riesgos:

Endurecimiento del crédito. Pérdida de su coherencia. El crecimiento de los precios. Peligro dé futura

devaluación.

HIPÓTESIS

Después de expresar los elementos fundamentales del programa, analizando con detalle sus posibles

efectos y su coherencia interna, el extenso trabajo termina planteando tres hipótesis y tres proposiciones,

y apuntando tres riesgos. Dice así:

«Intentando trazar una síntesis con la única pretensión de dar relieve a los aspectos que podrían

considerarse más destacados, cabe resumir Jo dicho en una trilogía. Trilogía triple porque en efecto, tres,

son las. hipótesis de necesaria verificación para que el programa sea algo más que un simple documento

destinado a. engrosar la colección de los buenos propósitos sin operatividad práctica, tres son las

proposiciones fundamentales que el; plan contiene sobré los efectos previsibles de la acción coyuntura!

para sanear a corto plazo la economía, y tres son los riesgos más destacados en que el programa puede

incurrir.

La primera hipótesis exige que no se produzcan cambios importantes de carácter exógeno que puedan

afectar a las variables económicas del modelo. Si el panorama económico internacional se ensombrece

respecto a las ya poco halagüeñas perspectivas actuales —si se produce por ejemplo una nueva elevación

de los precios de los crudos petrolíferos— o imprevistas circunstancias políticas o sociales interiores,

dañan gravemente las expectativas empresariales, el marco en el que el programa está planteado puede

verse sustancialmente alterado, impidiendo su evolución adecuada!

En segundo lugar, la efectividad del programa se orienta sobre la voluntad del Gobierno de realizarlo

minuciosamente. Una voluntad no únicamente consistente en manifestaciones formales, sino que ha de

estar firmemente. cimentada en él propósito de poner los medios precisos para que, rompiendo moldes de

pasada rutina, se pongan en práctica las medidas y se vigile su cumplimiento, ejecutando así el programa

.en los términos acordados.

La tercera hipótesis de partida .es tan evidente como las dos anteriores: la sociedad española y sus grupos

relevantes, ha de estar dispuesta a soportar los sacrificios que el programa implica y haciendo alarde de

solidaridad asumir él reparto, establecido de los costes inherentes a la ruptura dé los desequilibrios que

condicionan la salida de la actual crisis de la economía nacional.

PROPOSICIONES Y LOGROS

Sobre la base de estas premisas cabe realizar a la vista del programa de saneamiento acordado en la

Moncloa, tres proposiciones condicionadas de los principales logros que a corto plazo comporta:

A) La fuerte restricción programada de las variables monetarias y la reducción de los incrementos

salariales, apoyados en la mayor disciplina presupuestaria y, más limitadamente, en las medidas de

control directo sobre los precios, autorizan, a predecir el cumplimiento del objetivo pretendiendo reducir

sustancialmente. la tasa de inflación que viene ´padeciendo la economía española.

B) El seguro de desempleo permitirá reducir las consecuencias sociales de ese paro creciente que

Constituye la secuela inevitable de toda política de saneamiento y estabilidad que pretenda ser eficaz

De todas formas la reducción de costes salariales la propia contención de la inflación, \ los esfuerzos

programados en la inversión publica ejercerán efectos directos e inducidos —a través de las

expectativas— sobre la producción v el nivel de empleo reduciendo en alguna medida, la influencia

negativa de la política restrictiva contenida en el programa

C) La contención de los precios y las previstas actuaciones prioritarias del crédito oficial así como las

líneas marcadas a las políticas energéticas y agraria aportarán una mejora sensible del equilibrio exterior,

a través de la Balanza de opciones corrientes.

LOS RIESGOS

Todo . programa basado en previsiones económicas comporta Obviamente, unos riesgos y los acuerdos de

la Moncloa,: no constituyen una excepción. He aquí tres de los aspectos que constituyen peligros claros

del plan de saneamiento económico y que exigirán una cuidadosa y estricta vigilancia por parte del

Gobierno:

1´.° La limitación programada en las variables monetarias el endurecimiento de los mercados

financieros y los efectos negativos que ciertos aspectos del programa pueden producir sobre las

expectativas empresariales, podrían inducir una caída en el ritmo de producción real en el proceso de

inversión privada y en el nivel de empleo.

2 ° La difícil ambivalencia que el programa hace jugar al comportamiento del sector publico como

estimulante del empleo y como elemento de restricción de la demanda a través de la mayor disciplina

exigida en su utilización del recurso al Banco de España y en la Administración de la fiscal en el

dramático filo de la navaja qué puede inclinar, por su característica inercia, en un momento en que el

sector público ao cuenta aún con los adecuados instrumentos, la balanza en uno u otro sentido con riesgo

de pérdida de la coherencia que el programa exige, y en la que la ejemplaridad del sector público juega un

importante papel.

3.° La poca vitalidad de la recuperación económica en los países con los que España realiza

mayoritariamente sus transacciones: extensores unida al crecimiento de los precio interiores por

encima de los valores medios registrados en esos otros países —pese los esfuerzos de reducción de la

inflación que el programa entraña— comporta e1 riesgo de un menor dinamismo de las exportaciones

que el pretendido en el programa económico, y tal vez, la necesidad futura de nuevas, alteraciones en el

tipo de cambio.

Realidades, esperanzas y riesgos, se entrelazan pues formando el horizonte de un programa destinado a

romper los desequilibrios sobre ese tipo, continuo y complejo de la economía nacional.

 

< Volver