Autor: Carrasco, Javier. 
 Profesor Beveraggi, Máster en Economía por Harvard:. 
 Corrijan inmediatamente ese Plan Económico     
 
 El Alcázar.     Páginas: 1. Párrafos: 19. 

«España está recorriendo el mismo camino que Argentina. Y me parece que nuestra experiencia no

puede ser más desgraciada,»

«Si se continua restringiendo la emisión de moneda y los créditos, los resultados serán catastróficos.»

«El sector público crecerá a costa de privado y el paro y la inflación seguirán para arriba.»

«Hoy, los intereses del trabajador son los del empresario pues los dos están siendo engañados por el

Poder.»

Profesor Beveraggi, Master en Economía por Harvard:

« CORRIJAN INMEDIATAMENTE ESE PLAN ECONÓMICO»

«Su economía está en progresivo deterioro. Naturalmente, comparada con el proceso argentino, dista

mucho de ser caótica. Allá la situación es diez veces peor. No obstante, se aprecian en uno y otro país los

mismos síntomas, sobre todo en lo que se refiere al desastroso manejo de la política monetaria Esto no es

un «pantallazo», una frase espectacular, sino el resultado de muchas horas de estudio de las dos

realidades.»

ANTE LA FALTA DE CRITICA...

Este es el diagnóstico del profesor Walter Beveraggi, secretario general de Acción Nacional Argentina,

doctor en Economía por Harvard y catedrático titular de la especialidad en ¡as universidades de Boston,

Rosario y Buenos Aires, acerca de la situación de la economía española.- El juicio dé uno de los grandes

especialistas mundiales en la materia posee, además, visos de profecía pues, como él mismo afirma

«ustedes están recorriendo el mismo camino que Argentina en los últimos treinta años. Me parece que

nuestra experiencia no puede ser más desgraciada. Por eso, y ante la falta de críticas eficaces, me permito

advertirles del riesgo que corren».

—¿Cuál es el origen del actual estado de cosas?

—En mi libro, «Inflación y estrangulamiento económico argentino, 1946-77», cuyas tesis fundamentales

expuse en mi conferencia de días pasados en la facultad de Derecho de Madrid, señalé que la restricción

monetaria es la causa del empeoramiento económico tanto en Argentina como aquí.

Curiosamente se ha creado él tabú, avalado por la firma del pacto de la Moncloa, que la inflación era el

mal a atajar por ser la resultante inmediata de la creación de dinero cuando precisamente es al revés. Mire

usted, Argentina, como ustedes hasta hace poco, tuvo durante muchos años el nivel de precios más estable

del mundo, a pesar de poseer una economía muy poco diversificada. Pues la subida en vertical de las

tarifas de los productos, A partir del año 46, coincide matemáticamente con las medidas de contención

monetaria decretadas por los Gobiernos peronistas y sus sucesores-incluido los militares.

-¿Y..:?-.

—Los bancos, al no ser alentados por la Administración, no conceden créditos, pasando entonces la

actividad financiera a los circuitos extra bancarios, que elevan de forma escandalosa los tipos de interés.

Hasta el 46, en Argentina los primeros prestaban cantidades con un interés del 4 por ciento anual. Hacia

los años 60, este porcentaje se elevo al 5 por ciento ¡mensual!, y. a principios de la présente década, las

entidades extra bancarias financiaban operaciones al 150 por, ciento anual. Finalmente, ahora mismo, la

situación es desastrosa, pues el interés se fija en el 1 por ciento diario o mas de 300 por ciento anual.

Estas cifras que le apunto proceden de fuentes oficiales y, citadas en mis libros y en mis clases, nadie ha

podido nunca replicarlas.

Es decir, el sector privado, al no gozar de crédito, acude a fuentes financieras donde le aplican,unas reglas

reñidas por completo con las más elementales normas éticas. Pero este escándalo está además amparado

por el .Gobierno y por los organismos internacionales, tipo Fondo Monetario Internacional, Banco de

Importación, etcétera.

—Sin embargo, esta política conduce a la nacionalización de empresas que, en principio, es Una

operación con buen cartel en Argentina y en España.

—Ustedes se sitúan todavía en la fase inicial del proyecto de nacionalizaciones y por eso no conocen su

degeneración. Pero en Argentina con una ley laboral muy similar, las empresas sin fondos y obligadas a

indemnizara los trabajadores despedidos, no han podido cerrar pese a sus pérdidas. Recurren entonces al

capital extranjero para que pague sus deudas, ya que el nacional está entrampado también y así, poco a

poco, las multinacionales o las empresas de fondos judíos se van haciendo con la producción argentina.

Esto no es nacionalización, es vender el país.

Del año 55 al 75, el valor de las empresas transferidas al exterior, oscila alrededor de los 7.000 millones

de dólares. La jugada es la siguiente: el exterior, el FMI, por ejemplo, concede un préstamo paga las

facturas de una sociedad argentina, pero a cambio le obligan a ceder parte de sus acciones a su favor.

De esta manera, el montante de las reservas transpasadas al capital internacional superan en estos

momentos los 150.000 millones de dólares, en tanto que los créditos concedidos por aquél es sólo de 100

millones. Todo un negocio a costa de los intereses nacionales.

LA OPOSICIÓN

Si, ségún el profesor Beveraggi, éste es el panorama que nos espera, ¿cuáles son las soluciones a aplicar?

—Lo primero que deberían hacer en España es difundir puntos de vistas diferentes alo establecido por el

Gobierno Suárez poner en tela de juicio su equivocada gestión. Actualmente, existen en su país muchos

economistas que no comparten los criterios del señor Fuentes Quintana. Y entre ellos, uno de sus

profesores, el doctor Emilio de Figueroa. " E inmediatamente, y no se trata de cambios a la izquierda en el

Gobierno, pues el PSOE y el PC no son más que sucursales~de sus internacionales, atendiendo a los

verdaderos objetivos españoles, corregir total e inmediatamente la actual orientación del plan de

saneamiento. Si continúan restringiendo la emisión de moneda, los créditos, al sector privado se irá

empobreciendo y los resultados generales serán cada vez más catastróficos.

El sector público crecerá a costa de la iniciativa particular, el paro y la inflación irán para arriba, también

y que no sé les ocurra devaluar otra vez la moneda, porque producirá efectos negativos.,

—En cualquiera de los casos, ¿la crisis la seguirán pagando siempre los mismos?

La clase media y trabajadora argentina y española está ahora diez veces peor que hace unos años. Todos

los grandes «revolucionarios» no han hecho-más-que emplear un lenguaje político confuso, que a nada

conducía y que ninguna mejora sustancial ha representado para el proletariado de las dos naciones. Con

Perón, por ejemplo, presunto ídolo de las masas, el salario real en sus dos períodos de gobierno comenzó

a decaer de forma ostensible y hay estadísticas que lo demuestran.

Por otra parte, hoy los intereses del trabajador están con los del empresa. rio, pues los dos están siendo

engaitados por el Poder. No hay posible contraposición. Si tuvieran acceso a personas que les explicasen

cuál es la¿ realidad de las cosas se irían del brazo a pedirle cuentas a Fernández Ordóñez.

Pero, antes están, naturalmente, los medios de comunicación en manos de la Administración y la jerga

marxista, en la oposición, que ha encontrado en la crisis una magnífica oportunidad de fomentar la lucha

de clases que propicie su ascenso ai Poder.

Yo espero, no obstante, que los trabajadores reaccionen a tiempo. Pueden constituir un factor

importantísimo de afirmación nacional si los sindicatos del futuro cuentan´ con una corriente nacionalista

importante. La eficacia, en este sentido, de las centrales marxistas es muy discutible. Su doctrina sólo es

recomendable en aquellos estados que ya han tenido desgracia de caer en manos de un gobierno

comunista.

Javier CARRASCO

«Si tuvieran acceso a personas que les explicasen la equivocada gestión del Gobierno Suárez, se irían del

brazo a pedir cuentas a Fernández Ordóñez.»

 

< Volver