Autor: López Moraleda, Rosa. 
 Principalmente pequeñas y medianas. 
 El 70 por 100 de las empresas no pagarán la extra de Navidad     
 
 Diario 16.    10/12/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 18. 

Principalmente pequeñas y medianas

El 70 por 100 de las empresas no pagarán la extra de Navidad

Rosa López Moraleda

MADRID, 10 (D16).—Entre el 60 y 70 por 100 de las empresas, principalmente pequeñas y medianas, no

podrán hacer efectiva la paga extraordinaria de Navidad a sus trabajadores, según una estimación

.realizada por la APYMEM (Asociación de Pequeñas y Medianas Empresas).

Esta fue la conclusión obtenida en la reunión que el Comité Federal de la APYMEM celebró

recientemente, teniendo el tema de la paga extraordinaria como principal punto del orden del día.

También en el seno de la CEOE «Confederación Española de Organizaciones Empresariales), que preside

Carlos Ferrer Salat, fue éste un tema debatido en sus últimas reuniones, si bien no hicieron públicas las

conclusiones que en ellas se obtuvieron.

De las 950.000 empresas, distribuidas entre 90 sectores o grupos territoriales, con que cuenta la CEOE

resulta más difícil hacer una estimación, señalaron fuentes próximas a dicha organización,

Es justo .señalar que mientras las empresas asociadas a la CEOE gozan de mayor margen de seguridad

económica, las 80.000 con que cuenta la APYMEM, consideradas pequeñas o mediana», no tanto por su

tamaño y número de trabajadores como por su independencia de todo grupo bancario o multinacional,

pasarán más apuros para pagar la tradicional paga.

Los sectores más castigados por la crisis económica actual siderurgia, construcción naval y bienes de

equipo— son, en consecuencia, los que mayores dificultades de tesorería sufren.

Los sectores del Juguete y turismo serán los menos afectados por la crisis a corto plazo.

Tampoco tendrá problemas el sector eléctrico, aunque si las empresas dedicadas a la construcción de

material eléctrico, como por ejemplo Isodel, en donde la dirección viene dejando caer desde hace un mes

su deseo de declararse en crisis, y sus casi 1.200 trabajadores ven con incertidumbre su futuro laboral y el

cobro de la extraordinaria.

Se da la paradoja de que mientras tantas empresas —grandes y pequeñas— no podrán hacer efectiva la

paga de Navidad, Campsa pagará, además de ésta, otra más por celebrarse este año su cincuentenario.

El País Vasco, el más afectado

Es en el País Vasco en donde las grandes empresas arrastran las crisis más fuertes, y en el que mayor

número de empresas dejarán de pagar.

Le sigue, en orden de gravedad, Andalucía, especialmente entre los empresarios agrícolas, del comercio y

la construcción.

El metal, material eléctrico y construcción serán los más afectados por esta situación en la provincia de

Madrid. En Cataluña el sector textil y el de la construcción pasan en estos momentos por idéntica

situación, además de los pequeños y medianos empresarios agrícolas.

También el País Valenciano y Galicia verán, consiguientemente, agravarse su situación económica ante ¡a

inminencia de la paga extra. especialmente las empresas pertenecientes al sector metalúrgico

subsidiarias—. la construcción y el de bienes de equipo —caso valenciano--, y el sector pesquero y de

astilleros —caso gallego.

La crisis se agrava

La crisis por la que atraviesan las pequeñas y medianas empresas —el 95 por 100 de las empresas

españolas—, así como otras de mayor envergadura —consideradas grandes unas 1.500—, se hizo patente

de una forma especial durante el pasado verano.

La crisis de las empresas, agudizada ya entonces, aún ha empeorado, señalaron a D16 fuentes próximas a

la APYMEM. Si en Julio no pudieron pagar esta paga la mitad de estas empresas, en Navidad podría

alcanzar al 70 por 100 de las mismas. El 30 por 100 restante tendrá auténticas dificultades para salvar este

compromiso, señalaron las mismas fuentes.

El hecho de que las Cajas de Ahorro —excepto la de Ronda— estén retrasando el descuento de papel y la

Banca siga cerrada oscurece aún más la situación de estas empresas, ya de por sí oscura, dijo, a D16 el

presidente de la APYMEM, Javier Macias.

APYMEM: No a un sindicato verticalista No queremos ir a un sindicato controlado por el Gobierno,

respondió el presidente de la APYMEM a la pregunta de si pensaban unirse a la CEOE. Queremos

dijo ocupar nuestro auténtico espacio en el empresariado español, lo que tampoco significa que haya

guerra entre la CEOE y la APYMEM.

Desmintieron también altos cargos de la Asociación de la Pequeña y Mediana Empresa la afirmación

hecha por Max Macín cuando éste dijo que la APYMEM estaba controlada por la extrema izquierda.

 

< Volver