Según el PSOE. 
 Sonado patinazo  :   
 Del Gobierno en materia crediticia. 
 El Imparcial.    20/12/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

Según el PSOE

SONADO PATINAZO (Del Gobierno en materia crediticia)

En el último número de «El Socialista», y en su primera página, se publica un importante editorial bajo el

título »Las peligrosas restricciones crediticias», en el que se ponen de manifiesto las graves consecuencias

que pueden acarrear las medidas adoptadas por los responsables económicos del Gobierno en materia

crediticia. Por su interés y trascendencia, nos complace reproducir íntegro.

EN las ultimas semanas la psicosis del corte de créditos por los bancos ha cobrado caracteres alarmantes.

En el diario «El País» del pasado día 7 se culpaba a la banca privada dé esta fuerte restricción crediticia.

La gravedad de la situación es tal que nuestro primer secretario, Felipe González, se lo ha hecho saber al

propio presidente del Gobierno en una reciente entrevista.

La política monetaria que está aplicando el Gobierno en los últimos meses del presente año preocupa muy

seriamente al Partido Socialista, puesto que dicha política supone un cambio muy notable respecto de la

practicada en la primera mitad del año. En los acuerdos de la Moncloa, aunque no hay ninguna previsión

de crecimiento de magnitudes monetarias para los últimos meses de 1977, el Partido Socialista subrayó la

incompatibilidad existente entre un crecimiento salarial del 25 por 100 en dicho período y el paso, desde

un crecimiento de disponibilidades líquidas, del 20 por 100 hasta junio, a una tasa del 17 por 100 en

diciembre. La verdadera restricción a los salarios viene así dada, no por los topes pactados, sino por

medio de la restricción crediticia, que se provoca mediante un menor suministro de liquidez del Banco de

España a la banca privada.

Al mismo tiempo, vista la tradicional dependencia de la empresa privada del crédito a corto plazo y el

descuento de letras de cambio, esto ha podido constituir un golpe irreparable para la economía del país.

No podemos tolerar que se produzcan desajustes en los objetivos planeados de política monetaria que

provoquen artificiosamente unas restricciones crediticias e impongan, por añadidura, a la clase

trabajadora una austeridad superior a la estrictamente necesaria. El que se hayan apretado las clavijas en

exceso en el mes de octubre, reduciendo de forma notoria el crecimiento de las disponibilidades líquidas,

con el riesgo que eso entraña para la economía, requiere las explicaciones pertinentes que esperamos del

Banco de España.

No nos gustaría excedernos en acusaciones al Gobierno, y menos calificar de mala fe lo que más bien se

nos figura un sonado patinazo de los responsables de la política monetaria. La trascendencia de la forma

como se maneje el dinero del país está fuera de duda. El PSOE exige por ello una información urgente y

transparente sobre la política monetaria en lo que resta de año. Y para el próximo 1978 va a reclamar el.

.cumplimiento riguroso de la pactada banda de fluctuación del 17 por 100, lo que entendemos que

significa una flexibilidad razonable cuando las circunstancias de la economía lo aconsejen.

De esta manera se evitarán las rigideces que, por la vía de escasez del crédito, pueden poner en peligro el

puesto de trabajo de tantos españoles potencialmente amenazados. Y nada más consecuente con este argu-

mento que solicitar la inmediata creación de la sección específica de la Comisión de Economía del

Congreso acordada en la Moncloa. Nosotros estamos´ dispuestos a cumplir los acuerdos económicos

suscritos y el Gobierno debería estar predicando con el ejemplo.

 

< Volver