Director de estudios del Banco de España. 
 Con suerte saldremos de la crisis en cuatro años     
 
 Diario 16.    29/11/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 13. 

Martes 29-noviembre 77/DIARIO 16

Director de estudios del Banco de España

Con suerte saldremos de la crisis en cuatro años

MADRID, 29 (D16)

Con mucha suerte podremos salir de la crisis dentro de cuatro años, opinó ayer Luis Ángel Rojo, director

general de Estudios del Banco de España, Calificó de insensatas las pretensiones de mejorar la situación

en un año.

Luis Ángel Rojo es uno de los economistas españoles más prestigiosos y cuenta entre sus méritos la alta

calidad técnica con que ha sabido dotar el servicio que dirige. Rojo hizo ésta y otras manifestaciones

durante una reunión con los miembros del Escritorio de Mendizábal.

Explicó el directivo del Banco de España que no podemos esperar que se reactive la inversión con una

política monetaria tan restrictiva. "Con inflación a la baja e intereses altos —matizó— la inversión será

floja." Añadió que la limitación del crecimiento de las disponibilidades líquidas al 17 por 100

correspondía a un incremento salarial del 20 por 100 y que resulta lnmantenible en razón con los nuevos

topes salariales acordados.

El profesor Rojo explicó que hubiera sido preferible recortar más los salarios y aumentar las dotaciones

para luchar contra el paro, al contrario de lo que se ha hecho. Ahora lo pagará el paro. Los salarios, dijo,

son la principal causa de la inflación, aunque ésta sea alimentada por otras causas, y entre ellas la

especulación.

No compramos democracia

El invitado de Mendizábal no ocultó su pesimismo en razón de que la inmensa mayoría de los españoles

no están dispuestos a realizar sacrificios para comprar la democracia. Añadió que los españoles debemos

renunciar al desarrollismo pasado, a no ser que ocurra algo espectacular con el petróleo.

Debemos conformarnos , dijo, con una cierta mediocridad material, compensada con una mejora de la

calidad de la vida. Recomendó a los partidos de izquierda que no compitieran en cuanto a la consecución

de mayores tasas de crecimiento, sino en la mejora de esta calidad de vida.

Concretando su consejo al PSOE, pronosticó que un acceso al poder demasiada pronto podría apartarle

del mismo durante un largo periodo, quizá quince o veinte años. No vio una opción realista para dicho

partido hasta dentro de tres o cuatro años. El PSOE, aclaró, podría tener ahora enormes resistencias en

razón de su falta de antecedentes próximos de poder.

Mercado antifranquista

Rojo consideró urgente desmantelar los tinglados económicos y sociales del franquismo, tal como se ha

hecho con el franquismo político, y opinó que la mejor forma de conseguirlo es dar Juego a las fuerzas

del mercado. A corto plazo consideró imprescindible una eficaz política de empleo y encontrar soluciones

para tres sectores clave que están hundiéndose: siderurgia, construcción naval y bienes de equipo. Estimó

también imprescindible enderezar el sector de la vivienda, y calificó la política actual al efecto de

"desastre". Una reactivación de la construcción tendría, además, el efecto de.ayudar a la siderurgia.

Mencionó el caso de Altos Hornos de Vizcaya, que en el plazo de dos meses podría abandonar el pago de

la nómina. Dejó muy claro, no obstante, que cualquier ayuda del Estado a la siderurgia o a otros sectores

tendría que estar condicionada a la aceptación de un plan convincente de reestructuración.

Él Banco de España actúa por conmiseración de le, Banca privada.

Rojo es partidario de hacer una reforma fiscal conservadora, única forma de que resulte efectiva. Actuar

con alegría en este tema puede llevarnos a la ineficacia más absoluta, dictaminó el economista.

Conmiseración de la Banca

Piensa el alto directivo del Banco de España que esta entidad debería tener reconocida su autonomía y

que el gobernador debería tener mayor conexión con el Parlamento, aunque sólo fuera por medio de una

intervención anual ante el Congreso.

El Banco ,de España no tiene instrumentos de control suficientes, y le falta sobre todo capacidad de

sanción. El control que actualmente ejerce se realiza "por conmiseración de la Banca", y aludió a la

existencia de dos sentencias del Supremo que incluyen al Banco de España dentro de las exigencias del

secreto bancario. También criticó la composición del Consejo del Banco, que no responde a las

responsabilidades del mismo.

 

< Volver