Pugna entre las dos mayores empresas industriales vascas. 
 Iberduero corta el servicio a Altos Hornos     
 
 Pueblo.    02/12/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 12. 

Pugna entre las dos mayores empresas industriales vascas

IBERDUERO CORTA EL SERVICIO A ALTOS HORNOS

Iberduero cortó el miércoles a primera hora de la tarde, durante tres horas, la corriente eléctrica de Altos

Hornos de Vizcaya, por lo que tuvieron que parar los trenes de laminación y el horno eléctrico.

Iberduero anunció esta medida previamente, a fin de prevenir cualquier incidente. De doce a tres horas

dejó únicamente en funcionamiento uno de los tres transformadores que existen y dos de las diez líneas de

corriente eléctrica.

Al parecer. Altos Hornos de Vizcaya adeuda, en estos momentos a Iberduero la tarifa correspondiente a

siete u ocho meses, cuya cifra global asciende a unos 780 millones de pesetas, aproximadamente.

Iberduero, que tiene gran cantidad de morosos entre las grandes empresas vizcaínas con motivo de la

aguda crisis económica, dio asi un aviso serio a sus acreedores.

Iberduero realizó el corte de energía en las horas que menos pudiera perturbar la actividad industria] de la

gran factoría vizcaína. El corte afectó a los trenes de laminación, pero no a las instalaciones vitales.

Por otra parte. Altos Hornos de Vizcaya tiene un equipo propio de producción de energía eléctrica,

alimentado por gas.

Según ha sabido Logos en fuentes competentes, Iberduero no pretende dejar sin fluido eléctrico a Altos.

Hornos de Vizcaya, sino únicamente cobrar lo que se le adeuda o, al menos, observar una buena

disposición de su cliente por recortar la gran deuda contraída.

TRIGINER: «NO HAY ALTERNATIVA PARA LA ENERGÍA NUCLEAR»

Josep María Triginer secretario general de la Federación Catalana del PSOE y presidente de la comisión

de Industria y Energía del Congreso, ha declarado a «El Correo Catalán» que el Gobierno aceptará la

moratoria nuclear.

La moratoria —ha dicho Triginer— es un problema estrictamente económico, y en estos momentos se

impone como una necesidad que el Gobierno, sin duda, aceptará. La adquisición de las centrales

nucleares aprobadas y no contratadas, supone un gasto de divisas que ahora no puede soportar el país.

El PSOE podría incluso ser favorable a una moratoria de las centrales en construcción. Sin embargo, es

difícil imponer este criterio ante los problemas de necesidad Energética y la rentabilidad de tan elevadas

inversiones. Ha añadido el dirigente socialista que a corto plazo no es previsible disponer de fuentes

alternativas de energía, ya que las alternativas solar, eólica, geotérmica, no están suficientemente

desarrolladas para producir la energía suficiente.

Triginer desmiente que haya habido acuerdo alguno a nivel de plan energético entre UCD y el PSOE.

«Sólo hemos aprobado —afirma— conjuntamente el contenido genérico que en el plano energético

contiene el pacto de la Moncloa. En las Cortes defenderemos la política energética socialista y trataremos

de condicionar la política del Gobierno en este sentido.»

En otro momento de la entrevista, dice el dirigente del PSOE que el plan energético debe ser a nivel

estatal y no regional, ya que es el marco adecuado para optimizar el rendimiento y diversificar las fuentes

de energía. Los principios de racionalidad energética obligan a una mayor coordinación a nivel estatal e

incluso internacional. ¿Acaso las decisiones económicas y políticas realmente importantes no están en

manos del Estado?, en el campo energético, el problema es el mismo.

Por último, expone sus preferencias por las centrales térmicas de fuel-oil a las que funcionan con carbón.

Pero luego dice que, teniendo en cuenta la posibilidad de construir centrales a pie de mina y las grandes

reservas de este mineral existentes en el país, debe tenderse a potenciar las centrales a base de carbón.

 

< Volver