El proyecto de decreto, en estudio. 
 Antes de fin de año podría autorizarse la instalación de la Banca extranjera en España  :   
 Jornadas sobre el crédito y la política monetaria. 
 Informaciones.    25/11/1977.  Página: 17. Páginas: 1. Párrafos: 10. 

25 de noviembre de 1977

EL PROYECTO DE DECRETO, EN ESTUDIO

Antes de fin de año podría autorizarse la instalación de la Banca extranjera en España

JORNADAS SOBRE EL CRÉDITO Y LA POLÍTICA MONETARIA EN LA A.P.D.

MADRID, 25 (INFORMACIONES).

ANTES de fin de año podría autorizarse la instalación de la Banca extranjera en España, según anunció

ayer don Juan José Toribio Dávila, director general de Política Financiera, del Ministerio de Hacienda, en

una reunión sobre el crédito y la política monetaria, organizada por la Asociación para el Progreso de la

Dirección, El señor Toribio no quiso comprometerse con un plazo fijo, pero dijo que el proyecto de

decreto de autorización está en estudio y no hay razón para, pensar que se vaya a demorar su puesta en

marcha.

Preguntado sobre las restricciones a las que se sometería la Banca extranjera, dijo que eso es algo a

decidir, pero señaló que en su opinión, y después de sesenta años de restricciones bancarias en este país,

no se puede llegar de golpe a la libertad bancaria total. «Habrá que graduar su entrada y su operatividad.»

Añadió - el director general, respecto a la Banca, su gran deseo de instalarse ahora aquí, lo que demuestra

que la situación económica española se ve con gran claridad desde fuera y que el plan de saneamiento

puesto en práctica es bastante más suave de lo que hubiese hecho cualquier otro país. El señor Toribio

abogó en su exposición por el protagonismo de la iniciativa privada responsable «sin buscar

constantemente el apoyo del sector público». Afirmó también que había que reconsiderar y eludir «esos

extraños maridajes entre empresa privada y sector público de los últimos años», y apoyó firmemente la

idea de una economía social de mercado hacia la que el sistema financiero debe evolucionar.

La reforma —dijo— ya está iniciada, y de acuerdo con el marco establecido en el «pacto de la Moncloa»,

en diciembre de 1979 contaremos con un sistema financiero más eficaz, más auténticamente social y, por

tanto, más defendido contra el simplismo dé las colectivizaciones, que constituyen la tentación

permanente de nuestro tiempo.

Anunció también que está en estudio la reforma del crédito oficial y que antes de mediados de 1979 la

Banca oficial deberá obtener en el mercado libre un tercio de su dinero, con lo que actuarán ya como

Bancos nacionalizados.

«NECESITAMOS DESESPERADAMENTE MEJORAR LA PRODUCTIVIDAD»

La A.P.D. había reunido para hablar de la política monetaria a dos .representantes de la Administración,

dos empresarios- y un catedrático de Economía. Naturalmente, los dos representantes de la

Administración, el gobernador del Banco de España y el director general de Política Financiera,

defendieron las tesis oficiales, mientras que los empresarios no estuvieron muy de acuerdo, ya que

mientras Antonio Enrichs Valls, presidente de Altamira Rotopress, atacó duramente, como empresario, la

actual política de créditos y los acuerdos del «pacto de la Moncloa», Claudio Boada, presidente de Ford

España y persona antes ligada a la Administración como presidente del I.N.I., dijo estar de acuerdó con

éste.

El gobernador del Banco de España, primero en intervenir, había reiterado que la inflación es el principal

problema al que hay que enfrentarse, a pesar de que, desde el punto de vista político, es comprensible que

alguien pretenda presentar el de la reducción del desempleo como . objetivo prioritario, «pero el

desempleo no se reducirá si ´ antes no se domina la inflación». Dijo más adelante que «si se ha optado por

la economía de mercado y se acepta el papel decisivo de la empresa privada, debe reconocerse que no es

posible reducir ilimitadamente el margen de beneficio de la empresa, so pena de provocar el. hundimiento

de la inversión» Añadió que la reducción de la inflación no puede quedar confiada solamente a la política

monetaria y que si la política de rentas prevista en el «pacto» no se cumple, la. lucha contra la inflación

fracasaría.

Por lo que se refiere al año próximo, se ha previsto —señaló— que el recurso del Tesoro al Banco de

España no podrá exceder de 14.000 millones de pesetas, y que el crecimiento de las disponibilidades

líquidas a lo largo del año deberá discurrir en. torno al 17 por 100: Estos objetivos son compatibles con

una expansión del crédito bancario al sector privado, que en promedio podría ser del 18 por 100.

El señor López de Letona se refirió finalmente al descenso de productividad como uno de los problemas

más graves qué tenemos. Es necesario restablecer en el seno de la empresa la disciplina, normalizar la

acción sindical .y revisar la legislación laboral. La economía de mercado no funcionará si cuando llegue

el momento de la recuperación la empresa sigue contemplando e) aumento de plantillas como una

pesadilla.

¿QUIEN VA A INVERTIR EN LAS EMPRESAS?

El .presidente de Altamira Rotopress fue mucho más agresivo que sus antecesores. Para él, ni el "pacto de

la Moncloa", ni las medidas adoptadas son muy dignas de confianza, ya que contienen graves

contradicciones. Y la confianza es fundamental para invertir. "Yo me hago la cuenta de la vieja y me

pregunto si con un aumento del coste .de la vida rondando el 30 por 100, un incremento salarial del 22

por 100, tiene alguna lógica bajar la oferta monetaria al 17 por 100. Además, se escoge este momento

para poner en marcha una reforma fiscal recaudatoria y agresiva, que lo único que contiene de justicia

social es que en lugar de repartir mejor las rentas nos va a convertir a todos en pobres".

Señaló más adelante que con el encarecimiento del dinero nadie va a invertir en las empresas y reflexionó

sobre el resultado de la gestión del Gobierno en los dos últimos años que ha conducido a la inflación,

aumento del desempleo, indisciplina a todos los niveles, sobre todo por no haber, sabido contener las

huelgas salvajes que deterioran la productividad, destrozan la economía y minan la moral de empresarios,

y trabajadores.

"Me parece una frivolidad —señaló más adelante— que se admita como mal menor que a consecuencia

del plan de medidas económicas van a caer miles de empresas y tendrán que acogerse al seguro de paro

centenares de miles de obreros. Como lenitivo social a esta tragedia se instaura la caridad pública

sufragada por el Tesoro y financiada por una reforma fiscal que acabará por hundir la economía del país.

Nada más triste y peligroso que mantener a una masa ociosa que en este momento cuesta ya 150 000

millones de pesetas. Lo que se niega a las empresas para crear puestos de trabajo se tira lastimosamente

sin ninguna contrapartida."

SISTEMA FINANCIERO LIBRE

Para Claudio Boada, sin embargo, el "pacto de la Moncloa" es coherente con la situación, y además, "no

tenemos otro mejor". Sin embargo. criticó el sistema financiero desde el punto de vista empresarial:

"La ´actuación financiera.del sistema financiero constituye un ejemplo de distorsión de funcionamiento

del sistema. Con escasa financiación a medio y largo plazo es realmente asombroso que las empresas

españolas hayan pedido invertir como lo . han hecho en la década de los sesenta, financiando con recursos

a corto plazo nuevas empresas, aumentos de capacidad, etc. Debido a esto muchas empresas tienen mala

estructura financiera, pero eso. no es achacable al empresario que utiliza crédito porto o deja de ser

empresario. En este aspecto el sistema financiero no ha sido precisamente un impulso del crecimiento

económico.

Finalmente, dijo que un sistema financiero enteramente libre que sería el deseable no podría existir

todavía en España, pero que él se mostraba partidario de la libertad total y se sentía conforme con.lo

actuado en el "pactó de la Moncloa" respecto a los tipos de interés.

Finalmente, intervino el catedrático de Economía de la Empresa de la Universidad de Oviedo, don.

Alvaro Cuervo, quien señaló que es conveniente actuar con urgencia, no sólo del lado de la demanda

global, sino por el lado de la oferta, recuperar la confianza empresarial, actuar sobre costes financieros,

flexibilizando la política monetaria de tal manera que evite tensiones extremas en la liquidez de las

empresas y no hacer recaer sobre las variables monetarias todo el peso del ajuste.

"Con todo ello,, no quiero negar la necesidad de la política monetaria restrictiva, pero quiero hacer

constar que dicha política no es condición suficiente y que en todo caso habrá que atacar con igual rigor

que en la vertiente monetaria el resto de.los factores que afectan a la empresa."

 

< Volver