Universidad     
 
 Informaciones.    15/04/1972.  Páginas: 1. Párrafos: 3. 

UNIVERSIDAD

El procurador «familiar» en Cortes por Barcelona señor Samaranch ha promovido una reunión de todos

los «familiares» de Cataluña y Baleares. Al término de la reunión han hecho un llamamiento en pro de la

normalidad universitaria. Quizá la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense (Madrid) sea el

exponente de la «anormalidad» universitaria. Empero la solución de problema está próxima. Una

comisión de estudios formada en el seno de la Facultad ha logrado ponerse de acuerdo en algunos puntos

básicos: supresión de la selectividad del primer curso y de los cuatrimestres y obligatoriedad de cursar un

último curso rotatorio en hospitales, con titulación y remuneración. Quedan por discutir las sanciones

académicas y extraacadémicas que pesan sobre algunos estudiantes. Y por supuesto, resta aún que el

Ministerio de Educación y Ciencia haga suyos tales acuerdos.

Un tímido, aunque encomiable, paso se ha dado hacia la descongestión de algunas Facultades. De ahora

en adelante los estudiantes extranjeros que se matriculen en las Universidades del Estado no podrán

elegir; libremente el lugar de sus estudios. El Ministerio los canalizará hacia las Universidad menos

congestionadas. Precisamente la Facultad de Medicina de la Complutense —a tope— cuenta con un

elevado número de estudiantes 10 españoles. Esto no es en modo alguno una forma de discriminación,

sino un primer paso hacia la racionalización de la enseñanza superior. No es lógico que tengamos

Facultades con cerca de 15.000 alumnos y otras con menos de 500.

El Banco Mundial, por otra parte, acaba de conceder nuevos créditos para la educación española. El

Banco financiará con 50 millones de dólares diversos centros entre los que se encuentran una Universidad

politécnica en Barcelona y un Instituto de Ingeniería Agrícola en Palencia.

 

< Volver