Autor: Sopena Daganzo, Enrique. 
   Barcelona: suben las matrículas en la Universidad     
 
 Informaciones.    12/09/1972.  Páginas: 1. Párrafos: 13. 

Barcelona: Suben las matrículas en la Universidad

Por Enrique SOPENA

BARCELONA, 12.—El rumor sobre el aumento de las matrículas en la Universidad de Barcelona (ver

INFORMACIONES del día 2 de septiembre) se ha confirmado en alguno de sus extremos. Según nota

aparecida en el tablón de anuncios de la Secretaría de la Facultad de Filosofía y Letras, los alumnos

tendrán que abonar las siguientes tasas: para las Facultades experimentales, la matricula ordinaria se fija

en 3.000 pesetas, además de unas «cuotas específicas» de 1.800 pesetas. Para las facultades no

experimentales, la matrícula alcanza las 2.000 pesetas, y las «cuotas», 1.700. Estas cifras vienen a

suponer en las Facultades experimentales un incremento conjunto de unas 1.300 pesetas, mientras en las

no experimentales representa alrededor de 800 pesetas.

Si se recuerda que el rumor extendido en los medios estudiantiles señalaba que las matrículas sufrirían

«espectaculares tirones» hasta llegar a las 10.000 pesetas, se ha de convenir que, de acuerdo con la citada

nota, el aumento por este año ha sido algo más modesto, sin embargo, se insiste en esos medios que la

intención de algunas autoridades académicas parece ser la de situar las matriculas en su valor real, es

decir, que el alumno pague lo que en realidad cuesta un puesto escolar a nivel universitario. Si ello se

confirma —y, como diré más adelante, hay motivos para creerlo—, se teme que en cursos sucesivos las

tasas académicas continúen subiendo, y las cantidades para 1972-73 vengan a significar sólo una primera

etapa. De hecho, en diversas Facultades, hace unos días, se suspendió de pronto el cobro de las

matrículas. Todos los indicios apuntan en el sentido de que durante la suspensión habrá habido debates en

las alturas, con el fin de marcar definitivamente el precio para este año.

EL PRESIDENTE DE LA AUTÓNOMA. EN PRO DEL AUMENTO

Que determinados sectores académicos están por un considerable reajuste, lo prueba unas recientes

declaraciones del presidente de la Universidad Autónoma de Barcelona concedidas al semanario

«Mundo», en las que hacia hincapié en la necesidad de evitar el desfase entre lo que se paga y lo que

cuesta una plaza universitaria: «Mientras el coste por alumno y año oscila sobre unas 40.000 pesetas, el

pago por este servicio alcanza sólo las 4.000 pesetas; existe, pues, una diferencia demasiado patente entre

el coste y lo que paga el usuario.»

Y la intención de equiparar de algún modo este desnivel aparecía bien patente en la entrevista: «Se trata

de un proyecto tan inmediato que lo plantearemos al ministro dentro de breves días, con ánimo de que se

inicie en él curso próximo y con repercusión en todas las Universidades.» Por ahora, por tanto, persistirá

la notoria diferencia, aunque va se ha dado el primer paso.

LA SITUACIÓN DE LOS PROFESORES

Siguiendo con el tema de la enseñanza, digamos que el pasado sábado se celebró en el Colegio

de Licenciados de Cataluña y Baleares una asamblea informativa, con objeto de exponer las primeras

consecuencias de las últimas disposiciones sobre educación, concretamente sobre el certificado de buena

conducta. Aun cuando todavía no se conoce con exactitud el número de afectados por esta medida, en el

transcurso de la-asamblea se informó que tres conductos gravitan en torno a esta cuestión:

1. Los certificados he-´ gados por antecedentes políticos.

2. Los despidos —o la n o renovación d e contratos— por simple notificación del director de los

centros.

3. La autoeliminaeión de algunos posibles candidatos, convencidos de la inutilidad de intentar

siquiera la petición del certificado.

En la reunión se puso de manifiesto —según han hecho llegar a este corresponsal fuentes próximas al

Colegio de Licenciados— que entre el profesorado de la tres Universidades (Central, Autónoma y

Politécnica) se han visto afectados hasta el presente los siguientes profesores: Don Juan Ramón Laporte

(profesor auxiliar de la Facultad de Medicina de la Autónoma), don Jordi Carbonell (profesor de la

Facultad de Filosofía y Letras de la misma Universidad) —el señor Carbonell era director de la Gran

Enciclopedia catalana hasta que esta obra dejó de editarse— y doña Ana Selles (profesora de la misma

Facultad) —la señora Selles está casada con el conocido periodista don Manuel Vázquez Montalbán,

redactor de «Tele/Exprés» y redactor jefe en Barcelona de «Triunfo»—. También se informó que el

profesor don Jordi Solé Tura (adscrito a la cátedra del doctor Jiménez de Parga en la Facultad de Derecho,

y autor, entre otros libros, de un estudio polémico sobre la figura del político catalán Prat de la Riba) ha

encontrado diversas dificultades de índole burocrática para renovar su contrato.

EXPEDIENTES

A continuación se detalló la relación de centros religiosos, privados e Institutos nacionales de Barcelona y

su provincia ,que habían prescindido de los servicios de algunos profesores a nivel de enseñanza, general

básica o enseñanza media. Finalmente, se informó, de que varios estudiantes de bachillerato de Institutos

(entre ellos el Mila y Fontanals i y el Menéndez Pelayo) habían sido expedientados. Y que al parece., se

están incoando expedientes a 30 estudiantes de la Universidad (26 de la Central y cuatro de la

Autónoma).

La asamblea terminó con la aprobación de crear una comisión que auxilie a la Junta de gobierno del

colegio, a fin de reunir más información sobre estos temas y realizar él balance correcto de los profesores

y estudiantes afectados.

12 de septiembre de 1972

 

< Volver