Universidad     
 
 Informaciones.    23/09/1972.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

UNIVERSIDAD

LA universidad ha entrado en período de exámenes y de reajustes en el ámbito de la autoridad académica.

El Inicio del curso se avecina en un clima rarificado por la no admisión de bastantes profesores adjuntos

(entre ellos un procurador en Cortes), por las dimisiones en cadena de rectores y decanos, por la renuncia

de significados catedráticos a aceptar cargos de responsabilidad académica en las Universidades afectadas

por los decretos de excepción del pasado julio y por el movimiento de otros catedráticos hacia la solicitud

de excedencia voluntaria.

El nuevo rector de la Universidad Complutense dijo en su toma de posesión que «la Universidad habrá de

alejar de sus claustros a quienes pretendan expropiar a los demás de esta voluntad y entendimiento,

aunque la expropiación la postulen o la fuercen en nombre de motivaciones o de fines Que quizá puedan

parecer atendibles en los laboratorios clandestinos en los que se elabora la alquimia semántica de los

prejuicios políticos". También aseguró que la Universidad es la conciencia crítica de la sociedad upara

actuar ejemplarmente sobre la inercia política de los miembros o de los grupos que presenten síntomas de

diamnesia histórica». «... como me dolería ser mal entendido —prosiguió—, me apresuro a aclarar que la

intervención a la que me refiero, incluso !a exéresis, si fuera necesaria, pienso practicarla valiéndome del

instrumental que Platón llamaba la "esedé", es decir, confiando en la predisposición favorable y

acogedora de alumnos y compañeros, usar de eso que hoy se llama el "lógos de lo razonable".»

La Junta de gobierno cíe la Universidad de Salamanca se ha dirigido al Ministerio expresando su

solidaridad con el rector destituido y defendiendo los principios de autonomía universitaria afectados por

los decretos de excepción universitaria de julio. El Patronato de la misma Universidad ha mostrado su

extrañeza por no haber sido consultado, como es preceptivo, para el cese del rector. El nuevo rector de la

Universidad de Santiago ha dicho: «No me gustaría en la Universidad el estatismo, no me gustaría que en

la Universidad se callara la gente, no me gustaría que se callara ningún estamento. Creo que entonces sí

que surgiría auténticamente la muerte de la Universidad.» El rector de Valencia, por su parte, ha

reconocido en unas declaraciones que la situación estudiantil no ge deriva sólo de causas académicas, ya

que es simplemente el reflejo de una situación que afecta a toda la sociedad».

En este contexto conflictivo y expectante se erige por su singularidad el problema de la Facultad de

Medicina de la Universidad Complutense. Profesores y alumnos siguen en su larga espera de que vean la

luz en el «Boletín Oficial del Estado» sus acuerdos sobre el plan de estudios ya aceptados verbalmente en

su día por el Ministerio, pero aún sin refrendo oficial. Durante todo el pasado curso —excepto el primer

mes—, esta Facultad se mantuvo en paro académico por este motivo; la motivación subsiste, y cabe la

posibilidad de que continúe el «impasse».

 

< Volver