El Gobierno apoya el cierre de la Universidad de Valladolid     
 
 Informaciones.    15/02/1975.  Página: 7. Páginas: 1. Párrafos: 44. 

EL GOBIERNO APOYA EL CIERRE DE LA UNIVERSIDAD DE VALLADOLID

MADRID, 15. (INFORMACIONES.) El Gobierno ¡mostró su completa solidaridad» con el cierre de las

facultades universitarias de Valladolid y con las medidas en, curso si prosigue la conflictividad en otras

Universidades, reafirmando su propósito de restablecer por todos los medios el orden universitario, según

el comunicado hecho público al término del Consejo de ministros deliberante, que tuvo lugar ayer en el

Palacio del Pardo, presidido por el Jefe del Estado.

El Ministerio de Educación y Ciencia ha hecho pública al mismo tiempo una larga nota explicando las

razones del cierre de las facultades de Valladolid, donde se había llegado «a una situación límite», con

agresión personal al rector y desorden generalizado, en una «creciente escalada de subversión». El

Gobierno Civil de Valladolid apoya la medida de Educación y Ciencia.

REFERENCIA DEL CONSEJO DE MINISTROS

Y «reafirma su propósito de restablecer por todos los medios el orden universitario»

MINISTERIO: «ANTE LA GRAVEDAD PROGRESIVA DE LA SITUACIÓN»

NOTA DE EDUCACIÓN Y CIENCIA: «SE LLEGO A UNA SITUACIÓN LIMITE»

EL GOBIERNO CIVIL, DE ACUERDO CON LA DECISIÓN DEL MINISTERIO

CAPITANIA GENERAL: «AMABILIDAD Y COMPRENSION PARA LOS ESTUDIANTES»

La Dirección General de Coordinación informativa facilitó ayer tarde la siguiente referencia del Consejo

de ministros deliberante celebrado ayer:

«Bajo la presidencia de Su Excelencia el Jefe del Estado se ha reunido en la mañana de hoy, en el palacio

de El Pardo, el Consejo de ministros, en e] que han informado varios miembros del Gobierno.

El ministro de la Gobernación ha examinado los acontecimientos políticos de la última semana de mayor

relevancia, señalándose que a tn término la situación del orden público puede considerarse normal.

El ministro de Hacienda informó sobre la evolución de la economía española y sobre el comportamiento

de la Bolsa en la última semana. Se refirió asimismo a la estabilización del precio del oro en el mercado

mundial, informó también sobre el curso favorable, con tendencia a la baja, en el consumo de productos

petrolíferos.

El ministro de Trabajo examinó la situación y el nivel de conflictividad, Ojie puede considerarse mínimo

en relación con la población laboral. Se refirió también al desempleo, que se sitúa en el 2,1 por

100, señalando que en tes tres últimas semanas dicho índice se ha incrementado tan solo en un 0,04 por

100, lo que sin dada debe ser interpretado como una desaceleración en la tendencia marcada por loa

últimos meses.

El titular de Asuntos Exteriores informó ampliamente «obre la situación internacional y en especial sobre

la posición española en lo referente a la cuestión suscitada por Marruecos en las Naciones Unidas sobre

plazas e islas de soberanía española en el norte de África, Se refirió asimismo a diversas negociaciones en

curso y a la que España mantiene con la C. E. E.

El ministro de Educación y Ciencia se refirió al reciente cierre de varias Facultades de la Universidad de

Valladolid y a las circunstancias de todo orden que han hecho inevitable la adopción de dicha medida.

Informó también sobre la conflictividad en otras Universidades españolas y sobre las medidas en curso

para el supuesto de que persista la anormalidad, en tales centros. En relación con estos hechos, el

Gobierno mostró su completa solidaridad con unas y otras medidas, reafirmando su propósito de

restablecer, por todos los medios el orden universitario.»

El Servicio de Medios de Comunicación Social del Ministerio de Educación y Ciencia ha facilitado la

siguiente nota:

• El cierre de cuatro Facultades de la Universidad de Valladolid se ha producido después de reiteradas

advertencias de la autoridad académica, producidas ante la gravedad progresiva de la situación, que llegó

a un momento límite, con agresión personal al propio rector de la Universidad y un desorden

generalizado. En una encuesta publicada por «Diario Regional» el 31 de enero, y en la que figuraban

diversos delegados y subdelegados,de las Facultades, se ponía de relieve que «lo académico y lo político

se confunden en el actual conflicto». La creciente escalada de subversión obligó a tomar «la grave

decisión académicas!

PRIMERA SUSPENSIÓN

El 17 de enero, la Junta de Gobierno publicaba una nota en la Prensa decidiendo la suspensión de las

enseñanzas en todos los centros universitarios de Valladolid. En ella se denunciaba la proliferación de

asambleas no permitidas, la invasión de locales docentes con injerencia de elementos extraños, la difusión

de propaganda incitando al desorden y la progresiva inasistencia a clase.

El 24 del mismo mes, el Rectorado hacia pública una nota en relación con el encierro dé estudiantes en

la capilla del Hospital Provincial. En ella se recordaba que, tanto el Rectorado como los decanos y

directores, habían estado siempre dispuestos a dialogar con los representantes estudiantiles y, de hecho,

estos diálogos sé habían producido en dichos días. No obstante, se produjo una reunión no autorizada en

la Facultad de Medicina: la autoridad académica no logró ningún resultado positivo en sus intentos de

conseguir un abandono voluntario.

El «Diario Regional» de 28 de enero publicaba una amplia entrevista con el rector, en la cine éste advertía

que un nuevo paro académico podría tener muy graves consecuencias, añadiendo que lo que no podía

tolerarse era que se hiciera todo menos docencia, y se pasara dé la actividad académica a un día de no

asistencia, otro de paro activo, seguido de otro de asambleas... «Tener abierta la Universidad para esto es

un absoluto engaños, afirmaba, pues desde el punto de vista académico equivalía a tenerla cerrada.

AGRESIÓN AL RECTOE

El 29 de enero la Asociación Provincial de Familias Numerosas de Valladolid hizo público un documento

haciendo constar su clara repulsa de que cuestiones eminentemente extrañas y ajenas a la problemática

universitaria se estuvieran planteando en la órbita universitaria, con grave quebranto del orden académico,

lo que creaba una atmósfera de indisciplina tendente necesa´riamente a la frustración del curso.

Tras "producirse la violenta agresión física al rector de la Universidad, la Junta técnica (catedráticos

numerarios) hizo pública una nota acordando cerrar la Facultad de Medicina, lo .que no podía llevarse a

cabo legalmente, pero demostraba palmariamente hasta qué punto la justa indignación del profesorado

había llegado a extremos límites.

El 30 de enero la Junta de gobierno facilitaba un comunicado en. el que advertía a los alumnos

universitarios de la necesidad de restaurar la normalidad académica, ya que, en caso contrario, no cabria

otro remedio que el .cierre indefinido de los centros afectados por las anomalías, «lo que irrogaría

consecuencias tan graves como inevitables». A pesar de esta tajante advertencia, las asambleas y

desórdenes en todas las Facultades fueron continuas, lo que demostraba un firme propósito de subversión.

En la Facultad de Medicina aparecieron numerosos letreros groseramente insultantes, alusivos al rector.

En otros lugares surgieron igualmente letreros, y numerosas octavillas, redactadas en idéntico tono, se

repartieron profusamente por toda la ciudad.

CONSEJO DE ESTUDIANTES

El Consejo estudiantil de la Facultad de Derecho se reunió para estudiar las posturas a adoptar y acordó

«no condenar ni criticar» la violenta agresión al rector. Este acuerdo fue comunicado en sus propios

términos al rector por seis representantes estudiantiles en la visita que le hicieron el 31 de enero,

Dentro del clima de subversión que animaba estos actos, junto a letreros y carteles, aparecieron pinta das

en las Facultades con leyendas irrepetibles, en grandes caracteres, insultantes a las instituciones del

Estado. - La Junta de gobierno hizo pública una nota -advirtiendo la posibilidad de la cancelación, a todos

los efectos del curso 1974-75 .ea los centros en los que no se restableciera la normalidad. Esta nota fue

expuesta en los. tablones´ de anuncios de todos los centros el mediodía del 6 de febrero; al mismo tiempo

se difundía por las emisoras-locales.

Está rióta ~ era claramente conminatoria, pues no solamente exigía el restablecimiento del orden

académico, sino que advertía que «si a partir del día de hoy no se restablece la absoluta normalidad

académica, eliminando todo incidente o actitud de cualquier índole que impida el desenvolvimiento de la

docencia sin restricciones de ningún. tipo, se verá obligada a poner esta situación en conocimiento de la

superioridad, lo que traerá como consecuencia la cancelación, a todos los efectos, del curso 1974-75 en

los centros en los que no sé restablezca la normalidad».

El mismo día —6 de febrero—, miembros del Patronato Universitario, presididos por don Mariano

Jaquotot, recibieron sucesivamente, entre cuatro y nueve y media de la noche, a delegados y subdelegados

estudiantiles de todos los centros (a excepción de Ciencias, por estar aquellos en Junta de Facultad). En

estas conversaciones,. el presidente pone de relieve a todos los representantes que la advertencia va:

completamente en serio, y aclara que por «actitud» se entiende también la no asistencia a clase. : Después

de ser difundida la nota por radio, colocada en los tablones de anuncio y entradas de los centros, y

publicada en´el diario vespertino de Valladolid —«Libertad»—, un gran número de alumnos ocuparon la

totalidad del Paraninfo de la Facultad de Medicina y obligaron a marcharse ai profesor Igea, que había

acudido a su clase de Fisiología. El resto de los profesores no pudieron tampoco dar clase por la misma

causa.

En dicha circunstancia, se celebró un mitin, en el que se insistió en los mismos temas políticos de

reuniones anteriores. Los asistentes se jactaron de que «nadie se atrevería a cerrar la Universidad».

CIERRE INEVITABLE

En prueba de su decidida actitud, los estudiantes pegaron, junto a la nota de la Junta de gobierno, otra

convocando nueva asamblea de Facultad para el día 10. AI mismo tiempo se realizó una pintada masiva

en el hall. El decano acudió inmediatamente al Rectorado y pidió el cierre definitivo del centro.

En los demás centros, sin llegarse a los extremos límites de la Facultad de Medicina, tampoco se produjo

la normalidad requerida. A lo largo de cerca de un mes se habían producido situaciones de aparente

descenso de tensión, seguidos de una reactivación inmediata.

El día 5, la Junta técnica de la Facultad de Medicina había redactado una nota para llevarla a la Junta de la

Facultad. En ella se advertía que si el lunes no se restablecía la absoluta normalidad académica, sin

restricciones de ningún tipo, se vería obligada a solicitar de la autoridad competente la cancelación

definitiva del curso académico. La normalidad no se restableció y así él cierre de las Facultades fue

inevitable.

La Oficina de Información del Gobierno Civil de Valladolid facilita la siguiente nota: «Ante las

referencias inexactas aparecidas en algunos periódicos de las visitas hechas al gobernador civil por

comisiones de padres de familia. y representantes estudiantiles, con motivo del acuerdo de clausura de las

Facultades de esta Universidad, y a fin de puntualizar debidamente dichos extremos, este Gobierno Civil

hace público lo siguiente:

Primero.—En tales audiencias; el gobernador civil hizo presente la necesidad del apoyo que la sociedad

debe prestar siempre para él. normal desenvolvimiento de las actividades docentes, entendiendo que si esa

colaboración social. se hubiera ´prestado oportunamente, es muy posible no hubiesen prevalecido las

acciones perturbadoras del orden académico y actos de violencia que han obligado a la decisión que ahora

lamentamos. ´También expuso a los .visitantes las gestiones que había realizado antes del cierre, para

intentar que la Universidad recobrara la normalidad académica.

Asimismo manifestó:-a los señores representantes que 10 visitaron que IE serenidad en estos momentos y

la total normalidad eran la actitud má8 conveniente para los intereses de la sociedad en general, y

particularmente: por la pro-pía Universidad.

Segundo.—El gobernador civil hizo saber en toda ocasión, a dichas comisiones; que como representante

del Gobierno le corresponde velar por la efectividad y público acatamiento de la resolución de clausura

adoptada por el Ministerio de Educación y Ciencia, cuya necesidad y justicia son reconocidas y con las

que está identificado. Y que, por tanto, el gobernador civil no haría ninguna gestión oficial en el sentido

que se le solicitaba de modificar la orden de clausura.»

CAPITANÍA GENERAL: «AMABILIDAD Y COMPRENSIÓN»:

La Oficina de Prensa del Estado Mayor de la Capitanía General de la VII Región Militar ha hecho pública

la siguiente nota:

«Ante referencias inexactas aparecidas con grandes titulares en la Prensa de Zaragoza, con. motivo de la

visita de una comisión de estudiantes delegados de distintas Facultades de Ig, Universidad de Valladolid

al capitán general en la mañana del día 12 del actual, y con el fin de puntualizar los extremos referentes a

dicha visita, se hace público que en la citada audiencia capitán general les acogió con amabilidad y

comprensión, como recoge la Prensa local, y les manifestó que era un problema ajeno al Ejército, si bien

personalmente, por afectar a buen número de jefes, oficiales y suboficiales que tienen hijos universitarios,

sentía el problema.»

Manifestó también S. E. que, si por su mandos -superiores era requerido sobre la cuestión, informaría de

los distintos aspectos del problema.

 

< Volver