Autor: Granell Pérez, Luis. 
 Enseñanza. 
 Graves incidentes en Zaragoza     
 
 Informaciones.    06/11/1975.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

8 de noviembre de 1975

SE PRODUJERON NUMEROSOS DESALOJOS Y DETENCIONES GRAVES INCIDIENTES EN

ZARAGOZA

ZARAGOZA, 6. (INFORMACIONES, por Luis GRANELL.) — La Universidad zaragozana fue

escenario ayer de los primeros incidentes graves del presente curso, a causa de la actuación de un grupo

de Guerrilleros de Cristo Rey, que irrumpieron a media mañana en Filosofía y Letras. Aproximadamente

a las once y media, una veintena de «guerrilleros» —alumnos todos ellos de diferentes Facultades

penetraron en el vestíbulo de la mencionada Facultad armados con porras, cadenas metálicas y navajas.

La mayoría llevaban puestos asimismo guantes negros. Una vez en el interior se dedicaron a arrancar los

carteles firmados por diferentes organizaciones estudiantiles ilegales que estaban colocados en las

paredes, a la vez que golpeaban -las puertas de acceso con sus cadenas, al parecer en un Intento de llamar

la atención, ya que a aquella, hora la mayoría de los alumnos estaban en sus clases. No obstante se

produjeron algunas carreras y gritos de «Viva Cristo Rey» y «España, España». Un alumno y una alumna

que se encontraban en el vestíbulo fueron golpeados por los asaltantes, y tuvieron que ser asistidos de

lesiones leves en el botiquín de la Facultad.

Conforme se fue conociendo la noticia los estudiantes fueron desalojando voluntariamente los centros,

interrumpiéndose muchas de las clases que se estaban impartiendo en esos momentos. Un grupo muy

numeroso, sospechando que alguno de los componentes del comando pudiera encontrarse en un aula del

edificio interfacultades, se dirigió la misma, localizando, en efecto, a dos de ellos, que todavía llevaban

puestos sus guantes negros. En medio de un. gran tumulto, los «guerrilleros» tuvieron que huir,

perseguidos por los universitarios, algunos de los cuales iban provistos de palos o tablas arrancadas

de.algunos bancos. En ese momento fuerzas de la Policía Armada penetraron en el edificio disolviendo a

los perseguidores, entre los que practicaron dos detenciones.

INTERVINO EL RECTOR

Más de dos mil estudiantes se congregaron poco después en las inmediaciones del rectorado, ante el cual

permanecían varios vehículos policiales, en uno de los cuales se encontraban los dos detenidos. El propio

rector de la Universidad, don Narciso Murillo, acudió al lugar para intentar dialogar con los estudiantes y

ía fuerza pública. Cuando todavía se encontraba en esta situación aparecieron en el recinto universitario

nuevos vehículos de la Policía Armada, cuyas dotaciones cargaron sobre la multitud, que se disolvió en

medio de una gran confusión. Numerosos zapatos y objetos de los estudiantes quedaron abandonados en

el «campus» tras la huida masiva. En esos momentos parece que se produjo, al menos, otra detención. Los

dos detenidos en el edificio interfacultades, sin embargo, fueron puestos poco después en libertad, tras las

gestiones del rector.

Durante la mañana se interrumpieron por esta causa las clases en numerosos cursos de las Facultades de

Filosofía, Ciencias, Derecho y Medicina, así como de las escuelas de Magisterio e Ingenieros Técnicos.

Poco antes del mediodía se produjeron también dos pequeñas manifestaciones, con interrupción del

tráfico durante algunos minutos, en el paseo de Fernando el Católico y la avenida del Tenor Fleta.

 

< Volver