Autor: Urbano, Pilar. 
 Pleno de las Cortes. Los procuradores opinan. 
 Un discurso crudo, valiente y realista  :   
 Llamada a la responsabilidad económica del pueblo español. 
 ABC.    30/12/1975.  Página: 9-10. Páginas: 2. Párrafos: 42. 

PLENO DE LAS CORTES

LOS PROCURADORES OPINAN

UN DISCURSO CRUDO, VALIENTE, REALISTA

Llamada a la responsabilidad económica del pueblo español

• Durante los setenta minutos que utilizó el ministro de Hacienda para su alocución en defensa del

Presupuesto del Estado para 1976, ningún procurador abandonó el hemiciclo. Los ministros, desde el

banco azul, y la mesa de las Cortes escuchaban con atención concentrada. Sus señorías, desde los estrados

de cuero granate, seguían el hilo del discurso sin perder palabra. Desde el palco central, a la derecha del

reloj, la esposa del titular de Hacienda observaba cómo el ministro ponía fuertes Inflexiones sonoras en

las frases de mas envergadura en el texto —37 folios, en su versión íntegra.

A las 12,45 se levantaba la sesión. En pasillos entrevisto —esta vez se entremezcla el saludo, la pregunta,

la respuesta y el parabién por el nuevo año en capilla— a algunos destacados procuradores. Opinión

unánime: «Discurso valiente, realista.» Pregunta única que solicita opinión a «bote pronto»: «La situación

económica española, según la exposición del ministro de Hacienda.»

• PITA DA VEIGA: «El Ministerio de Hacienda, solo, no puede hacer nada.»

«Siento la satisfacción de haber presenciado que un ministro del Gobierno hable con tal realismo. Ahora

es preciso que todos los españoles se solidaricen, porque este planteamiento político-económico que nos

ha ofrecido Villar Mir es tarea para todos. El Ministerio de Hacienda, solo, no puede hacer nada.»

• CREMADES ROYO: «Aprestarnos todos a colaborar.»

«Ha sido una exposición ajustada a la realidad económica del país. Las cosas son y están asi... Pero hay

que ver, ahora, cómo lodos nos aprestamos a colaborar.»

• GIAS JOVE: «Tener en cuenta el pleno empleo.»

«Discurso realista y oportuno. Pienso que hay que tener en cuenta, como ha reiterado el ministro de

Hacienda, el objetivo social da nuestra actual política económica: el pleno empleo por encima de todo. Si

no es posible a corto plazo, si a plazo medio.»

• .FERNANDEZ SORDO: • Nos compete y responsabiliza a todos.»

«Ha sido una información sincera y realista, y pienso que una Información clara es fundamental. Hoy el

ministro de Hacienda ha suministrado a los españoles, representados aquí en las Cortes, una información

que a todos nos compete y responsabiliza. Esta transparencia ya nos pone en buen camino. En cuanto al

Presupuesto del Estado para 1976... no debo opinar ya que se elaboró y presentó en esta Cámara siendo

yo miembro del Gobierno, pero es evidente que acusa en sus limitaciones la actual coyuntura

económica.»

• GIRÓN DE VELASCO: «Voluntad de vencer.»

«En la formulación he apreciado una pro* tunda honestidad y una voluntad firme de vencer. Concreto:

sinceridad y deseo de victoria.»

• LUCA DE TENA: «El más duro y realista de los discursos oídos en las Cortes.»

«Parecía un discurso de oposición: no un discurso gubernamental. Me ha gustado precisamente por eso,

por la enorme crudeza y sinceridad del orador con Independencia total de motivaciones políticas

presentes o pasadas. Nos ha dicho la verdad con crudeza y realidad desconocidas hasta ahora. Hasta

aquí mi alabanza.

Mi critica es ésta: El Presupuesto del Estado que ha defendido, y que procedía del Gobierno anterior, está

en abierta contradicción con el "espíritu" y, a veces, con "las palabras" del orador, que ha demostrado ser

—como deseamos— un buen economista, y que no ha demostrado todavía ser —también como

deseamos— un político eficaz, para poder ser —desde el Gobierno— un buen economista.»

• ROBLES PIQUER: ..Un discurso realista e inteligente.»

Ha sido un discurso extremadamente realista y extremadamente inteligente que el pais acogerá no con

alegría, pero si con responsabilidad. Esta declaración de la situación y política económica a seguir era

necesaria por tratarse de intereses de todos con los que no se puede jugar.

Para mi, como ministro de Educación y Ciencia, es importante subrayar la atención presupuestaria que,

con esta ley, recibe la tarea educativa española, aun cuando esa dotación del Presupuesto recién aprobado

sea inferior a las necesidades reales de esa importante labor.

Gastemos ese dinero también con responsabilidad.»

MARGUES DE VALDEIGLESIAS: «Hay fuerzas empeñadas en impedir el relanzamiento económico.»

«El ministro de Hacienda no ha escondido absolutamente nada de la realidad socio-economia que

atravesamos. Un discurso rea-lista. Me parece que para afrontar y resolver cualquier problema es

necesario conocerlo.. Ahora bien, pedir a los españoles austeridad espontánea es como cuando un

predicador pide desde el pulpito que seamos buenos... Será necesario arbitrar unas medidas concretas, un

programa en el que ha de concederse especial atención a las medidas políticas. Porque si empezamos con

huelgas en tal o cual empresa, en tal o cual sector de producción o de servicios.. , ¿de qué sirven los más

inteligentes programas económicos de ´austeridad"? Un hecho es cierto; hay fuerzas hostilmente

interesadas en que nuestra economia nacional no alcance ese relanzamiento necesario.»

• OLÍ VER QUIRANT. «Se ha olvidado de recriminar a los ricos.»

«En la descripción del cuadro familiar que ha trazado el ministro de Hacienda, faltaba el pariente rico —y

en España es un factor que existe y con pujanza—, que vive del trabajo de los demás y de sus propias

rentas. Yo me pregunto, ¿por qué en vez de arremeter contra el trabajador (alza de salarios, baja de

producción, elevación de consumo...), no ha recriminado al rico que aún trabaja menos y consume más?»

JOSEP MELIA: «El gran problema: la injusta distribución.»

«Me ha parecido acertada la descripción del panorama económico, pero creo que el ministro Villar Mir se

ha equivocado al señalar a los culpables. Los salarios no son la causa de lo que sucede hoy en e! país,

puesto que los trabajadores al recabar aumentos de salarios lo que pretenden es afrontar los incrementos

del coste de vida y mantener su capacidad adquisitiva en continúa amenaza y deterioro. El gran problema

es la injusta distribución de la renta, y el gran culpable... una clase poseedora que no sólo no quiere ceder

nada, sino que siempre consigue desplazar los sacrificios a cargo de los más humildes.

El programa de austeridad preanunciado es posible, si; pero que se sacrifiquen más quienes pueden

más.»

SOLIS RUIZ: «Ha expuesto la consigna del Rey.:

«Me ha parecido una exposición muy realista, en la que ahora todos debemos profundizar. Ha expuesto,

al referirse al objetivo social del pleno empleo, la consigna del Rey. Todos tenemos que trabajar en este

esfuerzo común para salir de una dificultad que nos incumbe por igual. Pero yo soy optimista; saldremos

adelante. Mantener el pleno empleo, y toda la política laboral que 3el ministro de Hacienda ha esbozado

en su discurso, será primordial tarea de mi Departamento.»

• SERRATS Y URQUIZA: «Comparto su preocupación.»

«No es de ahora el panorama económico que ha retratado al ministro de Hacienda. Y su alocución

coincide en mucho con lo que hizo esta primavera en el Club Siglo XXI. Pero alguna cifra de la que ha

utilizado no es exacta; por ejemplo, la participación salarial en el Producto Nacional Bruto, es superior a

lo que Villar Mir ha Indicado.

Lo que si creo, absolutamente, es que con este Presupuesto General del Estado recien aprobado no podrá

cumplir los objetivos señalados hoy en cuanto a la reactivación, y esto ya lo manifesté asi en mi

intervención,, en esta Cámara, al debatirse mi enmienda a la totalidad del entonces proyecto

presupuestario.

Queda bien claro que comparto su preocupación y deseo que todos tengamos imaginación en la

promoción de las nuevas medidas complementarias al Presupuesto del 76. Estas medidas de complemento

son absolutamente indispensables para lograr el equilibrio entre los imperativos sociales y los económicos

también implacables.»

• ALLENDE Y GARCIA-BAXTER: «En 1980, quinientas mil hectáreas más de regadío.»

«Un planteamiento muy valiente. Como es lógico, por mi vinculación al sector agrario, me ha satisfecho

el reconocimiento público de la inferioridad de condiciones en que se encuentran los agricultores

españoles. .Esto me hace suponer que el Gobierno, en general, y el Ministerio de Hacienda en particular,

tendrán comprensión, a la hora de la verdad,para arbitrar los medios suficientes en pro de la mejora del

sector agrario.

El Presupuesto del 76, desde el punto de vista de los Intereses campesinos, ¿qué quiere que le diga?

Siempre parece pobre, pues los recursos son limitados y las necesidades prácticamente ilimitadas. Yo

creo, por ejemplo, que habrá que hacer un esfuerzo adicional en los años próximos, para dotar más

generosamente la puesta en riego de nuevas zonas: unas quinientas mil hectáreas de terreno deberán ser

de regadío en 1980 si se quiere obtener un rápido aumento de producción básica, siguiendo la línea

realista, trazada hoy por el ministro de Hacienda: producir más, para llegar a un equilibrio con el

consumo.»

• CABELLO DE ALBA: «Agradezco la referencia.»

El ex ministro de Hacienda, que presentó hace diecinueve días este Presupuesto General del Estado para

1976, ante esta misma Cámara, escuchaba desde su escaño tercero en el hemiciclo la defensa del actual

titular de Hacienda, quien en la introducción de su discurso hizo una extensa referencia a la Inteligencia y

buen conocimiento de causa de Cabello de Alba, solicitando para él el refrendo de un aplauso. Cabello de

Alba no quiere darme una opinión —y es lógico-—, sobre esta política económica anunciada hoy por el

señor Villar Mir.

Traigo a memoria, de su discurso ante este mismo Pleno, en otra ocasión los tres objetivos —intento de la

política económica española «a lo largo de la crisis»; evitar una recesión prolongada y profunda de la

economía; impedir una intensa inflación; reducir gradualmente el déficit de la balanza de pagos por

cuenta de renta.

Cuando le saludo, ya en la puerta del palacio de las Cortes, después de desearme un próspero 76, me

indica agradezca, en su nombre, desde estas páginas «las referencias de elogio que el ministro de

Hacienda me ha hecho. Y los aplausos. Estoy muy agradecida... (Va con prisas.) Del Presupuesto y de la

política económica,, por favor. .. pregunte al nuevo ministro.» Y le prometo que lo haré... cuando el

ministro quiera.

• CHOZAS BERMUDEZ: «Política social.» «Se nos ha ofrecido un análisis objetivo del actual

momento económico español, valiente, crudamente crítico criticamente crudo. Hay que alabar que se

haya puesto el acento prioritario en los objetivos sociales del pleno empleo. En fin de cuentas, tiene

prioridad no sólo política y socialmente sino también humanamente.

Es de esperar que se saquen las adecuadas consecuencias; y estoy pensando ahora en las reformas que

sean precises, por ejemplo, la reforma fiscal, para servir a esos sustanciales objetivos trazados. La política

social en modo alguno puede seguir siendo un subproducto de planteamiento falsamente economicistas.»

• ESPERABE DE ARTEAGA: «Podía ser el discurso de! presidente de un Consejo de

Administración.»

«Estoy sorprendido. Se ha utilizado, con este discurso, un lenguaje diferente de los hasta ahora

escuchados aquí, realista y no triunfalista, aun dentro de las lineas capitalistas en que se ha

desenvuelto.Podia ser el discurso de un presidente de Consejo de Administración de empresa; bien, pero

ya hemos roto a decir las verdades "al pan, pan..." No se ha fijado tanto en los cinco mil millones que

tenemos, como en los tres mil millones que debemos.»—Pilar URBANO.

 

< Volver