El 6 de abril, pleno     
 
 Informaciones.    23/03/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 11. 

EL 6 DE ABRIL, PLENO

MADRID, 23. (INFORMACIONES.)

PARA el día 6 de abril ha sido convocado Pleno de las Cortes. A esta sesión se llevará el proyecto de

Relaciones Laborales, que ha sufrido diversos matares tras haber sido dictaminado, y el .proyecto de ley

presupuestaria.

Los puntos delicados del proyecto de Relaciones Laborales son el de la supresión del despido ubre, la

revisión de Salarios cada seis meses y el trabajo en practicas. El Gobierno decidió, por esto, retener el

proyecto dictaminado y no llevarlo al pasado Pleno, lo que provocó no pocas reacciones airadas, sobre

todo en el área del sindicalismo oficial. En el Pleno de las Cortes del pasado día 9, medio centenar de

procuradores sindícales abandonaron ostensiblemente el salón de sesiones en señal de protesta.

LAS MEDIDAS ECONÓMICAS

Ayer se reunió por primera vez, como ya adelantamos, la ponencia encargada del proyecto dé medidas

económicas. Dado el cúmulo de enmiendas presentadas, varias de ellas a la totalidad, se confirma la

impresión de que el informe no estará listo en varias semanas, por lo que las medidas económicas

complementarias de la devaluación de la peseta se van a retrasar mas de la cuenta.

LAS COMISIONES Y EL RITMO

Los presidentes de las Comisiones legislativas se reunieron también ayer con el titular de la Cámara,

señor Fernández-Miranda, para tratar del siguiente orden del día: La presidencia de las ponencias,

actuación de éstas en relación con los criterios del Gobierno, duración y días en que debe celebrarse

sesión, calendario de comisiones, absentismo de los procuradores y procedimientos de urgencia,

Según nuestras noticias —informa López de Pablo, de Lagos—, en la hora y media que duró la reunión,

la ma-dedicada al procedimiento con ddieada al procedimiento con que las Cortes tiene que tratar las

leyes políticas que el Gobierno está enviando a la Cámara. Se puso de relieve, según fuentes informadas,

que ayer lunes el Gobierno seguía sin contestar a las Cortes respecto de la propuesta hecha por el

presidente de las mismas, con el previo acuerdo de la Comisión de Reglamento, para establecer un debate

en el Pleno de las enmiendas a la totalidad.

Si el Gobierno aceptara este procedimiento ,—han comentado esta mañana en la Cámara—, los

procuradores podrían colaborar con el Ga-binete para evitar la «ruptura». Con el Reglamento actual, cuya

reforma supondría una mayor demora —nos comentan varios presidentes de Comisión—, es imposible

que la Cámara saqué adelante, con la celeridad deseada, el paquete de proyectos de ley. que el Gobierno

está enviando.

Un debate en el Pleno, en el que el ministro competente de cada proyecto dialosara con los enmendantes,

no sólo aligeraría los debates, sino que permitiría una-mejor defensa de los proyectos- por parte de los

procuradores que estuvieran de acuerdo con ellos. Incluso se podría llegar —nos comentan— a un

pronunciamiento definitivo en el Pleno, sin necesidad de que los proyectos volvieran a la Comisión

legislativa. En todo caso, podrían volver; a una comisión de estudio que, podría ultimar su redacción,

pero sin apartarse del acuerdo fundamental adoptado por el Pleno.

De no aceptarse este planteamiento —añade Logos—, por entender que la Comisión de Reglamento hizo

una propuesta limitada a las enmiendas a la totalidad, habría da irse a una reforma reglamentaria, lo que

también daría lugar a una demora del proceso legislativo del paquete de reformas del Gobierno, con el

inevitable deterioro de su credibilidad.

En cualquier caso, no podría imputarse a las Cortes las consecuencias de esta demora, sino a la falta de

lógica del Gabinete, que pretende uñas reformas urgentes por vía legislativa y no facilita a la. Cámara —

ya que cualquier variación del Reglamento o del procedimiento debe ser hecha «de acuerdo con el

Gobierno»— un procedimiento más ágil para evitar que los debates se alarguen en las Comisiones

El Gobierno podría contestar a las Cortes planteando una. reforma reglamentaria, en la que se incluyera

un procedimiento de debate en el Pleno, aunque fuera distinto del presupuesto por la Cámara, como

interpretación de su presidente, pero lo que no puede es dar la callada por respuesta, nos comentan varios

procuradores. En los mismos medios legislativos se comenta que la demora en la respuesta del Gobierno

se debe a que el proyecto de ley de actuación económica se quiere que vaya por la vía de la Comisión de

Hacienda, ya que sería un riesgo difícil para el Gabinete que el vicepresidente para Asuntos Económicos,

señor Villar Mir, estrenara por primera vez los debates de totalidad en el Pleno.

Sin embarga, el señor Villar Mir ha dicho que está dispuesto a ir a presentar el proyecto de ley de

actuación económica ante la Comisión de Hacienda, pero sólo para explicar su alcance, no para debatir.

Quizá el Gobierno responda a las Cortes sobre la cuestión del debate a la totalidad en los Plenos, cuando

los debates en la Comisión da Hacienda se hayan iniciada

 

< Volver