Autor: Massip Izábal, José María. 
   Una Misión del Banco Mundial estudiará los problemas de la economía española  :   
 Determinará las posibilidades de un plan quinquenal de fomento y desarrollo. 
 ABC.    30/11/1960.  Página: 55. Páginas: 1. Párrafos: 10. 

A B C. MIÉRCOLES 30 DE NOVIEMBRE DE 1960. EDICIÓN DE LA MAÑANA, PAG.55

UNA MISIÓN DEL BANCO MUNDIAL ESTUDIARA LOS PROBLEMAS DE LA ECONOMIA

ESPAÑOLA DETERMINARA LAS POSIBILIDADES DE UN PLAN QUINQUENAL DE FOMENTO

Y DESARROLLO

Especial atención a los transportes, carreteras y energía eléctrica

Washington 39. (Crónica telefónica de nuestro corresponsal.) Las necesidades y los problemas culturales

de la economía española, en su conjunto, serán estudiados en breve por una Misión técnica del Banco

Mundial. Dicha Misión trabajará durante un período aproximado de tres meses en España, en

colaboración con un grupo de especialistas españoles, y someterá al Gobierno de Madrid y a la Dirección

del Banco Mundial un informe sobre las posibilidades de un plan quinquenal de fomento y desarrollo

económico.

El alcance de los trabajos de dicha Misión puede compararse con el del grupo técnico enviado a España

por, el Fondo Monetario Internacional para el estudio de los problemas de la estabilización monetaria y

fiscal durante la primavera de 1959; las conclusiones, de aquel informe constituyeron la base sobre la cual

el Fondo, el Gobierno norteamericano, la O. E. C. E. y la Banca de Nueva York establecieron la masa de

créditos indispensable a la estabilización de la divisa española y a las reformas fiscales subsiguientes.

Los antecedentes del envío de la próxima Misión del Banco Mundial hay que buscarlos en las gestiones

realizadas en esta capital en septiembre pasado, durante la Asamblea de Gobernadores de las instituciones

financieras internacionales. A dicha Asamblea asistieron, como se recordará, los ministros de Hacienda y

Comercio, señores Navarro Rubio y Ullastres; el vicegobernador del Banco de España, Sr. Ridruejo, y un

grupo asesor de expertos españoles. Las gestiones se llevaron a cabo como consecuencia de una carta

enviada por el presidente del Banco Mundial, Mr. Black—posible secretario del Tesoro en la

Administración Kennedy— al ministro de Hacienda, Sr. Navarro Rubio. En la carta se recogían las

conclusiones establecidas por la primera Misión que el Banco envió a España en la primavera del

presente año, y se fijaba el punto de vista del Banco en cuanto a un plan eventual de asistencia financiera

destinado a modernizar la estructura económica española.

Las conversaciones de Washington entre los ministros españoles y los dirigentes del Banco sobre el plan

de modernización fueron varias y eficaces. El resultado de las mismas fue el envío de un segundo grupo

técnico a Madrid, a mediados de este mes de noviembre.Dicho grupo, formado por tres expertos, el jefe

del Departamento de Enlace del Banco, el jefe de la primera Misión que recorrió España en mayo y un

experto del Departamento de Transportes, regresó a Washington hace unos días, y, a su recomendación,

ha sido decidido el envío de un grupo de expertos con una misión concreta: estudiar y determinar las

posibilidades de un plan quinquenal de desarrollo estructural para España, con atención especial a sus

transportes, carreteras y energía eléctrica. El grupo, según informes particulares, estará formado por

varios especialistas del propio Banco y por algunos expertos e ingenieros que la Institución contratará, en

calidad dé asesores y consultores, para estudiar el plan español sobre el terreno, Dicho plan no será la

obra exclusiva de los expertos extranjeros, sino que se establecerá en estrecha colaboración con los

expertos y economistas españoles. Según mis informes, el grupo del Banco quedará definitivamente

constituido a primeros de enero, y, más o menos, irá a España a fines de aquel mes o a primeros de

febrero del año próximo para una estancia aproximada de tres meses.

Sería todavía prematuro en este momento precisar los objetivos de la Misión y, sobre todo, los detalles de

su estudió; pero sí puede adelantarse que éste se referirá especialmente a transportes, carreteras y, energía

eléctrica en su relación con la modernización do todo el conjunto estructural de la economía española;

sobre una perspectiva aproximada de cinco años, y tomando como punto de referencia un porcentaje

determinado de incremento eco-nómico anual que podría ser entre el 4 y el 5 por 100.

Es sabido que toda la política de prestación del Banco Mundial a sus países miembros se basa sobre el

supuesto no de una actividad o empresa económica individual, sino de un desarrollo general y nacional

basado en la modernización y eficacia de los medios de transporte, energía y producción del país. Toda la

prestación financiera del Banco en la última década se ha efectuado sobre dicho criterio y se ha

proyectado mayormente sobre países de desarrollo industrial deficiente o incompleto.

Este será el objetivo central de la Misión del Banco en España. Su trabajo, como digo, se efectuará en

estrecha colaboración con las autoridades económicas españolas y los expertos y especialistas de los

Ministerios, correspondientes y el Banco de España. Sus conclusiones serán sometidas conjuntamente al

Gobierno español y a la Dirección del Banco Mundial; y éstos llegarán, si ha lugar, a las decisiones que

habrán de establecer, además del plan de modernización como tal, el volumen y las condiciones de su

financiamiento y las perspectivas del mismo dentro del cuadro-general de la economía española.

En materias económicas financieras de tanto importe hay un factor esencial a considerar, que es el grado

de confianza que el futuro de un sistema económico determinado pueda inspirar. Cuanto más

independiente y directo sea el sistema, mayor confianza encontrará en las instituciones financieras

internacionales, las cuales, por otra parte, no pueden ignorar las características peculiares de cada realidad

nacional. La operación de estabilización monetaria y fiscal llevada a cabo en 1959 en España, demostró al

Fondo Monetario y al conjunto de las instituciones internacionales que intervinieron en la misma la

relativa capacidad española de recuperación inestabilidad. Sobre aquel punto de partida actuará, en el pró-

ximo futuro, la Misión técnica del Banco Mundial, con el criterio de reactivar el sistema, darle facilidades

e impulso y consolidar la estructura económica española, modernizando sus medios.

En principio—y con todas las salvedades inevitables en estudios de este alcance—, la base de cálculo de

los expertos se proyectará, como digo, sobre un plazo de cinco años.—José María MASSIP.

 

< Volver