Autor: Urbano, Pilar. 
 El segundo portazo político de Areilza. 
 La decisión de Areilza ha sido tomada personalmente por él, sin sugerencias de presidencia del gobierno.  :   
 Partido Popular. 
 ABC.    26/03/1977.  Página: 6. Páginas: 1. Párrafos: 19. 

ABC. SABADO 16 DE MARZO DE 1977. PAG. 6.

EL SEGUNDO «PORTAZO» POLÍTICO DE AREILZA

«LA DECISION DE AREILZA HA SIDO TOMADAPERSONALMENTE POR EL, SIN

SUGERENCIAS DE PRESIDENCIA DEL GOBIERNO» (Partido Popular)

La «retirada» de don José María de Areílza de la cancha política electoral ha sido más espectacular, por

inesperada, que la de «el otro José María» el líder democristiano Gil-Robles.

La noticia y sus interpretaciones pusieren al rojo vivo la atención de los círculos políticos, durante el día

de ayer. El trasiego de rumores y cábalas fue incesante, Y entre tanto, el protagonista sé había eclipsado,

sin dejar rastro para su posible localización en su residencia de Aravaca ni en su despacho de la plaza de

la Lealtad, ni en su finca guipuzcoana de Motrico, ni en el Hotel Cristina, donde suele alojarse cuando va

a San Sebastián, supieron o quisieron dar noticias de Areílza.

La hipótesis de una injerencia por parte del presidente, forzando la dimisión del conde de Motrico,

erizaba el panorama y crispaba ánimos en el intramundo de los partidos. Por su parte, tengo entendido que

cuando al presidente Suárez se le sugirió la posibilidad de dar un mentís tajante a cierto vespertino

madrileño, respondió: «¡Ni caso!»

Por su parte, los secretarios generales del «Partido Popular» se reunieron ayer tarde largo tiempo.

Portavoces autorizados del «P. P.», José Pedro Pérez Llorca y José Luis Ruiz Navarro, contestaron a

nuestras preguntas:

—¿Ha habido alguna presión, alguna «fuerza mayor» desde la Presidencia del Gobierno que motivase la

salida de don José María de Areílza del «Partido Popular»?

«Ni en esta ocasión ni en ninguna otra, Presidencia del Gobierno, directa o indirectamente, ni ninguno de

sus posibles canales de actuación, se ha dirigido oficial u oficiosamente al "Partido Popular" o a

cualquiera de sus miembros, para intervenir o sugerir nada en relación con los asuntos internos del

partido.

La decisión, pues, de don José María de Areílza ha sido tomada por él personalmente, sin que haya

mediado previa consulta al Comité político del "Partido Popular".

Dentro de un ámbito estrictamente personal; han existido las lógicas conversaciones entre personas

integrantes del Gobierno y del "Partido Popular", a través de las cuales se han intercambiado ideas, dentro

de un ambiente de absoluto respeto a las distintas posiciones y en un marco de gran comprensión, como

sucedió, la Prensa se ha hecho eco de ello, en la entrevista celebrada el pasado miércoles en Presidencia

del Gobierno.

—¿Qué ha originado, pues, la salida de Areílza?

«Se ha tratado de una decisión personalísima, basada, según creemos, en consideraciones de política

general y al margen por completo de cualquier cuestión relativa a su situación en el "Partido Popular" o

sus relaciones con el mismo, cuestiones éstas en las que nunca ha existido ni el más leve asomo de

problema.

El señor Areílza entiende, al parecer, que él mejor servició que puede prestar al país en este momento

estriba en su no participación directa en el juego electoral o en militancias de partido, con posibilidad, por

tanto, de mantener una independencia de cara al futuro.

El "Partido Popular" lamenta la pérdida de esta personalidad entre sus filas y respeta sus razones, que por

tratarse de él, sabemos que son desinteresadas y patrióticas.»

—¿De qué modo afecta este suceso al Centro Democrático?

—El Centro Democrático está llamado a jugar un papel fundamental en las elecciones y en la

configuración del futuro político inmediato. Estamos seguros que todos los integrantes del Centro

Democrático lamentan la pérdida, para la coalición, de esta personalidad, pero estarán dispuestos a

incrementar su unidad y su cohesión internas y a perseverar en su tarea que es la estabilización

democrática de España.

—La dimisión de Areilza hace pensar en una posible crisis interna del «P. P.». ¿Habrá otros

«abandonos»?

—No ha existido ni existirá crisis en el «Partido Popular». La decisión del señor Areilza es personal y se

basa en consideraciones políticas globales y no de partido.

—¿Quién sustituirá a Areilza?

—José María de Areilza es, como hombre y como político, singular y excepcional y no se encuentran, en

ninguna formación partidista, muchas personas que reúnan todas sus cualidades. En este sentido no lo

podrá sustituir nadie.

Al miembro de la Comisión Política y vicepresidente del partido lo sustituirá, en su caso, quien

determine, de acuerdo con los estatutos, el órgano competente del partido.

Las respuestas, evidentemente respetuosas hasta el versallismo, no transparentan el fondo de la cuestión,

Quizá el veterano líder político nato y como tal ambicioso haya vislumbrado —hombre de costa, avezado

a otear horizontes— que al final de la contienda electoral podría no haber un sillón a la altura institucional

que él desea. Y entonces... «o César o nada». Portazo a la política con el consolador escaño del Senado

por designación real.—Pilar URBANO.

 

< Volver