Autor: Massip Izábal, José María. 
   El señor Yturralde expone en Washington la favorable situación de las finanzas en España  :   
 Las reservas en divisas pasan de seiscientos millones de dólares. 
 ABC.    24/03/1961.  Página: 39. Páginas: 1. Párrafos: 11. 

A B C. VIERNES 24 DE MARZO DE 1961. EDICIÓN DE LA MAÑANA, PAG. 39

EL SEÑOR YTURRALDE EXPONE EN WASHINGTON LA FAVORABLE SITUACIÓN DE LAS

FINANZAS EN ESPAÑA

LAS RESERVAS EN DIVISAS PASAN DE SEISCIENTOS MILLONES DE DOLARES

El Gobierno se dispone a una amplia liberalización del comercio exterior

Washington 23. (Crónica telefónica de nuestro corresponsal.) En el banquete celebrado a mediodía por la

Cámara de Comercio Hispano-norteamericana de Nueva York, el embajador de España en esta capital,

don Mariano de Yturralde, después de referirse a las reservas de divisas de que dispone el Tesoro en este

momento, ha declarado que España canceló hace dos meses el crédito de 71 millones de dólares puesto a

su disposición por trece Bancos neoyorquinos como respaldo a ¡a operación de estabilización monetaria

realizada en el verano de 1959. El embajador añadió que han sido ya devueltos 24 millones de dólares,

adelantados por el Acuerdo Europeo de Fagos, y que se van a devolver 50 millones más, situados al

mismo objeto por el Fondo Monetario Internacional.

Refiriéndose a las reservas en divisas extranjeras, el señor Yturralde ha declarado que el 20 de febrero de

este año su total eran de 610 millones de dólares, distribuidos en la siguiente forma: 205 millones en oro,

360 en divisas convertibles y el resto, 45 millones, en divisas no convertibles.

En cuanto a las obligaciones, hay una deuda a corto plazo de unos 30 millones de dólares;. otra a plazo

medio y largo, derivada de compras de equipos de primera instalación en Estados Unidos, Inglaterra,

Alemania y Francia, de un total aproximado de 300 millones, que se amortizan a razón de unos 40

millones anuales, capital e intereses. La deuda resultante de la adquisición de productos agrícolas

sobrantes en Estados Unidos, además de varios créditos del Development Loan Fund, a largo plazo,

equivalen a unos 240 millones de dólares más a amortizar en pesetas.

"Hay la deuda con Argentina—añadió el embajador—, que está siendo liquidada ahora en productos, y,

queda,, en fin, la deuda con Italia, equivalente a unos 4.200.000 dólares, más la deuda permanente

interna, equivalente a 11.300,000 dólares." El resultado es que, en el momento presente, las obligaciones

españolas a largo plazo, pagaderas en moneda extranjera, equivalen a unos 350 millones de dólares.

"España, pues —dijo el embajador—, no tiene prácticamente deuda extranjera, y la posición actual de su

balanza internacional de pagos es una de las más satisfactorias del mundo."

Después de examinar las cifras de exportación e importación, que en 1960 presentan, por primera vez en

largos años, un superávit de más de 40 millones de dólares, el embajador español, aun admitiendo que las

importaciones de 1961 serán bastante más altos, declaró que el Gobierno se dispone a una amplia

liberalización del comercio exterior, equivalente al 70 por 100 de las importaciones.

En 1960, los ingresos exclusivos procedentes de turismo importaron 290 millones de dólares. "Para

1961—declaró—puede esperarse una cifra mucho más alta; por lo menos 350 millones de dólares."

Refiriéndose al intercambio comercial entre Estados Unidos v España, el señor Ytu-iralde declaró que las

exportaciones espa-ñolas a este país en 1960. superaron en 10 millones de dólares las de 1959, y en 30

millones las de 1958. Las cifras totales de exportaciones americanas a España Hasta noviembre pasado,

sumaron 178 millones de dólares. "Hay que subrayar—declaró el embajador—que el saldo comercial,

muy favorable a Estados Unidos, fue financiado por la I. C. A., la Ley Pública 480 y el Banco de

Exportación e Importación."

Después de" pedir la cooperación de la Cámara de Comercio en el estímulo de las exportaciones a

Estados Unidos, afirmando que el exportador español está adaptándose- rápidamente al mercado mundial,

el señor Yturralde dijo: "Por lo que se refiere a las exportaciones americanas a España, nos enfrentamos

con dos hechos que creo se compensan uno a otro: el primero consiste en una posible reducción de

exportaciones financiadas por los programas de Asistencia del Gobierno, aun cuando crea posible el

mantener ciertas operaciones mutuamente beneficiosas, cómoda venta de sobrantes agrícolas y los

créditos del Banco de Exportación e Importación; el segundo es la liberalización de las importaciones a

España."

"Si el productor americano puede ofrecer precios de competencia, las cifras de exportación aumentarán.

Mencionaré que recientemente Estados Unidos ha vendido trigo y otros granos a España en operaciones

libres; sin embargo, tengo que añadir que la competencia es fuerte. En tos últimos meses, varios países

europeos han trabajado ;para conquistar el, mercado español. Hace muy poco, una importante Misión

comercial inglesa estuvo en España; Bélgica envía otra, y los alemanes se muestran, asimismo, ,muy

activos. La verdad es que, en este momento, no encontramos gran interés en instalaciones de material

americano a plazo medio."

El embalador terminó´su declaración afirmando que España está extremadamente interesada en

inversiones de capital extranjero, las cuales reciben—dijo—desparte de los organismos gubernamentales

una clasificación preferencial. "La estabilidad y la fuerza demostrada en febrero por las Bolsas

españolas—terminó diciendo el señor Yturralde—se atribuye en buena parte a las compras

extranjeras."—J. M. M.

 

< Volver