VII Asamblea de la Hermandad de Inspectores de Enseñanza Primaria  :   
 Presidieron los actos iniciales el obispo de Solsona y el Sr. Tena Artigas. 
 ABC.    03/04/1959.  Páginas: 1. Párrafos: 15. 

VII ASAMBLEA DE LA HERMANDAD DE INSPECTORES DE ENSEÑANZA PRIMARIA

Presidieron los actos iniciales el obispo de Solsona y el Sr. Tena Artigas

En la mañana de ayer se celebró el acto inagural de la VII Asamblea General de la Hermandad de Inspectores de Enseñanza ´Primaria, que ha sido precedida de una tanda nacional de ejercicios espirituales y de la II Reunión de Grupos Técnicos de Especialización.

Previamente, en la capilla del Instituto de Cultura Religiosa Superior se celebró la misa del Espíritu Santo, y el consiliario nacional de la Hermandad, doctor "Esteban Romero, señaló las directrices de la Asamblea.

El acto tuvo lugar en dicho Instituto, y fue presidido por el obispo de Solsona, doctor Vicente Enrique Tarancón, el presidente de la Asociación Nacional i de Inspectores, don Francisco Argos; el teniente alcalde delegado de Enseñanza de Madrid, don José María Gutiérrez del Castillo, y directivos de la Hermandad.

En primer término, en nombre de los asambleístas, intervino el delegado de la Hermandad en Málaga, don José Luis Rubio Alarcón, y después el vicepresidente, don Alfonso Iniesta Corredor.

Luego, el obispo de Solsona desarrolló el tema de la Asamblea "Sinceridad, unidad, colaboración".

Empezó diciendo qué la unidad es el objetivo más cristiano que puede alcanzarse, pero que no se conseguirá mientras no exista colaboración sincera.

Esta colaboración-añadió-no sólo ha de practicarse entre iguales, sino hacia el superior y el inferior; la primera es la obediencia, que es la que se encuentra más en Crisis. Tal vez esta crisis no sea achacable a nosotros, sino a los criterios sobre la obediencia ciega.En obediencia ha de ser leal y de sincera colaboración; colaborar es compenetrarse con el superior, incluso disentir y criticarle, pero nunca murmurar. Ciertamente hay un gran fallo sobre esta colaboración.

Sobre la sinceridad, dijo que es una palabra muy divulgada por la juventud, hasta llegar a ser un tópico, porque hablar de sinceridad es reconocer que antes no ha existido. Para que exista no ha de empezar por negarse, en los demás, sino por reconocerla cada uno en sí mismo. No estamos unidos porque no hay colaboración efectiva, y ésta no existe porque falla la sinceridad.

. La realidad de hoy es muy favorable para esa unidad; los- acontecimientos nos están llevando a ella no sólo en el Campo civil, sino también en el de la cristiandad.La Providencia nos está ayudando de una manera descarada, nos está preparando la gran etapa de renovación y ciertamente hoy la Iglesia ofrece una cohesión que no existía hace cien años.

LA SESIÓN DE LA TARDE

La sesión de la tarde fué presidida por don Joaquín Tena Artigas, director general de Enseñanza Primaria.

Don Alfonso Iniesta expuso los problemas fundamentales que tiene planteados la Inspeccion de Enseñanza Primaria, y después, diversos asambleístas explicaron sus puntos de vista sobre, las cuestiones debatidas.

El director general de Enseñanza Primaria contestó a distintas preguntas, y expuso algunos,de sus proyectos en relación con trascendentales aspectos de la escuela.

Manifestó que, aunque es preocupación esencialísima del Ministerio de Educación Nacional la construcción de. escuelas; son los maestros y su debida preparación, las cuestiones que más hondamente preocupan al Departamento.

Afirmó que la enseñanza obligatoria debe ampliarse a la edad máxima posible, no inferior a los catorce años,objetivo que espera alcanzar cuando, las circunstancias lo permitan.Con ello, puede quedar configurado debidamente el período superior de la Enseñanza Primaria, reglamentándose la expedición de los correspondientes diplomas acreditativos.

Terminó su intervención con unas palabras de agradecimiento a la Hermandad.

 

< Volver