Ha sido inaugurado el XXVI Congreso Internacional de Fundición  :   
 El Sr. Planell habla en términos optimistas del desarrollo industrial de España. 
 ABC.    07/10/1959.  Página: 45. Páginas: 1. Párrafos: 18. 

HA SIDO INAUGURADO EL XXVI CONGRESO INTERNACIONAL DE FUNDICIÓN

El Sr. Planell habla en términos optimistas del desarrollo industrial de España

El ministro de Industria, D. Joaquín Planell, ha presidido ayer por la mañana en la sede de la Casa

Sindical el XXVI Congreso Internacional de Fundición y la IV Asamblea General del Instituto de fierro y

del Acero.

Asisten 1.200 congresistas de 40 países, y en la. presidencia figuraban las correspondientes banderas.

Abierta la sesión, M. Daccó pronunció unas palabras de saludo a los congresistas y personalidades

congregados, y después de exaltar la hospitalidad española hizo votos por el éxito de las tareas que se

iniciaban.

Habló después el subsecretario de Obras Públicas y presidente del Congreso, Sr. Plana. Saludó a los

congresistas, y dio las gracias al ministro por su presencia. Agradeció que el Jefe del Estado haya

aceptado la presidencia de honor del Congreso. Refiere los vicisitudes del Instituto del Hierro hasta llegar

a las instalaciones de la Ciudad Universitaria, obra en la que puso todo su empeño y entusiasmo con un

equipo de colaboradores excelentes. Esta tarde lo visitaréis—dijo—y podréis comprobar lo que os digo.

Ensalzó la labor de la ciencia española que trabaja por la paz del mundo, y expresó su confianza en el

éxito del Congreso.

Después impuso, entre grandes aplausos, las insignias del Congreso al Sr. Planell, y éste las impuso, a su

vez, al presidente del Comité Internacional, Sr. Daccó.

Por último, el Sr. Plana rogó al ministro que transmitiera al Jefe del Estado la gratitud de los congresistas

al aceptar la presidencia de honor.

DISCURSO DEL SEÑOR PLANELL

Cerró el acto el ministro de Industria, que empezó por señalar la oportunidad de esta reunión por coincidir

con la etapa del resurgimiento siderúrgico español, después del período, de atonía durante el régimen

republicano acentuado en la Cruzada. Durante la guerra mundial se inició el proyecto de construcción de

la Siderúrgica de Aviles con capital estatal y ahora con dinero particular. La industria privada ha

cooperado también al resurgimiento. En este momento nuestra capacidad de producción de acero es

superior al doble de la que existia antes de nuestra guerra; y la producción real del corriente año excederá

del triple de la que se alcanzó en 1936. En 1962 ó 1963 nuestra capacidad de producción de acero será del

orden de. tres millones de toneladas correspondiente a un consumo específico de cien kilogramos por

habitante y año.

El señor Planell dio diversos detalles sobre la producción de materias primas y elementos auxiliares,

importación de hulla y exportaciones de mineral de hierro, y dijo que las reservas de piritas ascienden hoy

en España a más de trescientos millones de toneladas.

Refiriéndose al costo de producción de la siderurgia española, dijo que es satisfactorio y que mejorará en

lo sucesivo, constituyendo una buena base económica para el desarrollo de nuestras industrias

transformadoras y contribuir al equilibrio de la balanza comercial, evitando importaciones de una parte e

incrementando nuestras exportaciones de productos manufacturados.

El progreso de nuestra siderurgia, prosiguió, junto con el de otras industrias básicas, como son las de

producción de energía eléctrica, carbón, cemento y aluminio, y otras que se producen a precios de

competencia, contribuyen sustancialmente al desarrollo favorable del programa de estabilización

económica que llevamos a cabo, pues conviene no olvidar que si las medidas de carácter monetario y

comercial son esenciales, no es menos importante el fomento de los factores reales de la economía. Es

decir, los aumentos de producción que permitan equilibrar los mercados interiores de productos

industriales y agrícolas, y también la balanza comercial a precios de competencia.

Terminó diciendo que deseaba el éxito de este Congreso y que los congresistas lleven una visión exacta

de la vida y costumbres de este país. Declaró inauguradas las tareas en nombre del Jefe del Estado.

Fue largamente aplaudido, como lo fueron también los oradores que, le precedieron en el uso de la

palabra.

LOS CONGRESISTAS RECORREN MADRID

Por la tarde, los congresistas recorrieron en autocares las principales vías de la capital, y a última hora se

dirigieron al Instituto del Hierro, enclavado en la Ciudad Universitaria, cuyas instalaciones visitaron con

todo detenimiento y de las que hicieron grandes elogios.

El señor Plana Sancho les obsequió con una merienda.

 

< Volver