Resuelta la crisis de Gobierno. 
 El Vicepresidente Abril asume la cartera de Economía     
 
 ABC.    25/02/1978.  Página: 1, 4. Páginas: 2. Párrafos: 13. 

RESUELTA LA CRISIS DE GOBIERNO

EL VICEPRESIDENTE ABRIL ASUME LA CARTERA DE ECONOMÍA

Se incorporan af Gabinete Agustín Rodríguez Sahagún (Industria), Rafael Calvo Ortega (Trabajo),

Salvador Sánchez Terán (Transportes) y Jaime Lamo de Espinosa (Agricultura)

FERNANDO Abril Martorell ha sido designado nuevo vicepresidente segundo del Gobierno y ministro

de Economía, en sustitución dei profesor Fuentes Quintana. Por otra parte, /a crisis ministerial se

completa con el relevo de los titulares de cuatro Departamentos. Agustín Rodríguez Sahagún sustituye a

Alberto Oliart en Industria, Rafael Calvo Ortega a Manuel Jiménez de Parga en Trabajo, Salvador

Sánchez Terán a José Lladó en Transportes y Jaime Lamo de Espinosa a José Enrique Martínez de

Genique en Agricultura.

Mientras que los nombres de los cuatro nuevos ministros fueron conocidos desde primera hora de la

mañane de ayer, la incógnita de la fórmula de sustitución de Fuentes Quintana —quien actuará como

asesor económico del presidente—, persistió a lo largo de toda la jornada. Sólo a última hora de ¡a noche

se confirmó la nueva función de Fernando Abril, quien a partir de ahora presidirá la Comisión Delegada

de Asuntos Económicos.

El presidente Suárez ha suspendido, por otra parte, su visita oficial a Polonia y Yugoslavia, sustituyéndole

en dicho compromiso el ministro de Exteriores, Marcelino Oreja. Los nuevos ministros tomarán posesión

el próximo lunes y probablemente participarán ese mismo día en su primera reunión del Gabinete.

A lo largo del día de ayer circularon todo tipo de especulaciones, tanto sobre nombres alternativos —

Garrigues y Ordóñez para la vicepresidencia económica, Luis Gamir para Agricultura, José María

Castañé para Industria— como sobre una posible ampliación de la crisis a los departamentos políticos.

ESCASAS CONSULTAS.—La crisis se ha resuelto en cualquier caso con mucha rnás celeridad de lo

esperado. El presidente Suárez ha decidido por sí mismo, aconsejándose de muy pocas personas. Ha

contado, por supuesto, con la opinión del Bey. También con la de los vicepresidentes Gutiérrez Mellado y

Abril Martorell. Entre los ministros consultados estuvieron de forma destacada, desde el primer momento,

los titulares de Hacienda y Obras Públicas, señores Garrl-gues Walker y Fernández Ordóñez.

Especial significación, aun siendo posterior, revistió también la reunión del presidente con los miembros

de la Ejecutiva del partido, celebrada a primera hora de la tarde. Suárez había prometido consultar con

dicho órgano antes de hacer efectiva cualquier decisión y así lo ha hecho.

En medios de la U. C. D. existía ayer amplia satisfacción por el desenlace de la crisis. En principio se

considera que se trata de una solución equilibrada que no alterará d« forma sensible la línea política del

Gobierno, pero sí dará mas consistencia al equipo económico. El gran acierto del presidente ha sido,

según tales medios, el de sustituir cuatro piezas evidentemente desgastadas por otras cuatro que,

examinando su trayectoria anterior, ´se apuntan como importantes refuerzos para el Gabinete.

RODRÍGUEZ SAHAGÚN.—El menos esperado de los cuatro nombramientos ha sido quizá el de

Agustín Rodríguez Sahagún, hasta ahora presidente de ?a Confederación Española de la Pequeña y

Mediana Empresa (CEPYME). Este es un dalo muy a tener en cuenta: un pequeño empresario sustituye a

un gran banquero —Oliart— al frente de la cartera de Industria. Rodríguez

RESUELTA LA CRISIS DE GOBIERNO

Sahagún proyecta una Imagen empresarial, pero no una Imagen oligárquica.

Vinculado hace algún tiempo a la Federación de Partidos Demócratas y Liberales «ue presidía Joaquín

Garrígues, Rodríguez Sahagún vendrá a reforzar el ala liberal del gabinete. Firme defensor de la

economía de mercado, el presidente de la CEPYME ha Tenido criticando durante los últimos meses

algunos aspectos de la política gubernamental. Su nombramiento como ministro tranquilizará sin duda al

mundo de la empresa.

CALVO ORTEGA.—La tendencia más socializante de la U- C. D. y del Gobierno puede apuntarse de

alguna manera como contrapartida el nombramiento de Rafael Cairo Ortega como ministro de Trabajo.

Calvo Ortega acepta para sí e] calificativo de «hombre en la izquierda del partido» y afirma que la justicia

debe ser el supremo valor de toda acción de Gobierno. Como portavoz de la U. C. D. en el Senado, sus

relaciones fon los grupos parlamentarios progresista y socialistas pueden considerarse como francamente

buenas.

No obstante este definición política, Cairo Ortega -es hombre también aceptado por los sectores más

conservadores del partido. Prueba de ello era el rumor que recientemente 1« asignaba el cargo de

secretario general o de secretarlo de coordinación. Catedrático de Derecho Financiero y Tributario, Calvo

Ortega no tuvo protagonismo político alguno antes del cambio de régimen. Se le considera persona

cercana al presidente Suárez y al vicepresidente Abril, con quien le unen vínculos de paisanaje.

LAMO DE ESPINOSA.— La trayectoria política de Jaime Lamo de Espinosa pasa en cambio por los

entresijos de la última decada del franquismo. Hijo del que fuera subsecretario de Agricultura Emilio

Lamo de Espinosa, llegó a ese mismo cargo siendo ministro Fernando Abril. Tras las elecciones del 15 de

junio fue propuesto como titular del departamento de Agricultura, siendo sin embargo vetado por el

profesor Fuentes Quintana. Fernando Abril se lo llevó entonces como «número dos» a la vicepresidencia

política. En medios gubernamentales se valora de forma especial el profundo conocimiento que tiene

Jaime Lamo de la problemática de su departamento.

SÁNCHEZ TERAN. — Salvador Sánchez Terán también tiene una dilatada experiencia en la

Administración como subsecretario de Obras Públicas y gobernador civil de Barcelona. Diputado por

Salamanca, era hasta este momento secretarlo de organización de U. C. D. Sánchez Terán está

considerado como uno de los cerebros del partido, capaz de desempeñar funciones muy variadas. Aunque

en alguna ocasión se ha autodefinido como socialdemócrata, Ideológicamente resulta difícil de clasificar,

pues no deben olvidarse sus orígenes democristianos. Pedro J. RAMÍREZ.

 

< Volver