Hoy, pleno del Congreso. 
 El acuerdo pesquero con Marruecos puede suscitar nuevas tensiones     
 
 ABC.    15/02/1978.  Página: 1, 5. Páginas: 2. Párrafos: 18. 

HOY, PLENO DEL CONGRESO

EL ACUERDO PESQUERO CON MARRUECOS PUEDE SUSCITAR NUEVAS TENSIONES

Los armadores consideran vital su ratificación

Madrid. (De nuestra Redacción.) El Pleno que hoy celebrará el Congreso de loa Diputados ha despertado

una expectación extraordinaria. Más de 400 invitaciones han sido solicitadas para seguir desde la tribuna

el desarrollo de la sesión. El primer tema del orden del día está rodeado de enigmas y de posibles

tensiones: ¿qué va a pasar en la discusión sobre si se ratifica o no el Convenio pesquero entre España y

Marruecos?

El primer problema estriba en el tono en qw van a desarrollarse los debates. El portavoz socialista, señor

Marín, lanzó la semana pasada, en la Comisión de Asunto» Exteriores, al debatirse este convenio,

acusaciones muy graves contra el ex ministro de Comercio señor Calvo-Sotelo y contra el ex director

general de Pesca señor Moro, ambos diputados de U. C. D. Vino a decir, en pocas palabras, que el señor

Moro, por sus vinculaciones con una grao empresa pesquera gallega, había aprovechado sus

conocimientos —adquiridos en razón de su cargo de director general— sobre las negociaciones con

Marruecos, para favorecer a los grandes armadores. Los socialistas afirmaron que en este Convenio con

Marruecos no se ha tenida en cuenta, para nada, los intereses d* los trabajadores del mar.

Las intervenciones del señor Marín levantaron ampollas. Cuando un portavoz de U. C. D. afirmó que

estaba haciendo acusaciones graves basándose en rumores, el señor Marín desafió a tos políticos que

había citado con nombres y apellidos a un debate público sobre el tema, afirmando de antemano que no

creía que aceptaran, «porque tengo pruebas irrefutables d* que cuanto he dicho es cierto», aseguró.

Las acusaciones del señor Marín tuvieron réplicas contundentes —al día siguiente— de los señores

Calvo-Sotelo y Moro, y existía el temor, muy justificado, de que ayer martes, en una sesión de la

Comisión de Asuntos Exteriores que quedó pendiente de la semana pasada, pudieran reproducirse las

intervenciones tensas. Se supone que por esa ratón, la reunión de esta Comisión ha sido aplazada para

mañana jueves, en espera de que el Pleno de hoy deje la cuestión zanjada. Pero la alteración de esta

convocatoria ha desagradado a los socialistas, que se muestran, al parecer, a pedir que el señor Camuñas

abandone la presidencia de la Comisión de Asuntos Exteriores.

UN COMUNICADO IMPORTANTE.—Por si la expectación en torno a la sesión plenaria de hoy en el

Congreso no estuviera ya bastante justificada, ayer a última hora, los armadores afectados por el Acuerdo

con Marruecos divulgaron un comunicado que viene a probar dos cosas: por un lado, su participación más

o menos directa en la» negociaciones con Marruecos, que hicieron innecesaria cualquier supuesta

información que el señor Moro hubiera podido facilitarles entonces. Por otra parte, las graves con*

secuencias económicas y sociales que tendrían para ef sector la no ratificación del Acuerdo con

Marruecos: paralización de las flotas de Ceuta, Melilla, la artesanal y sardinera de Canarias y la totalidad

de la do fresco desde Ayamonte a Alicante; 50.000 parados en la industria conservera; 15.000 tripulantes

sin trabajo; 72.000 afectados de la industria auxiliar de tierra, que unidos a sus familiares alcanzan el

medio millón de personas involucradas. Y todo eso unido al inevitable desabastecimiento que se

originaría tanto en mercados en fresco como en las factorías de conservas.

El comunicado es trascendente, sobre todo por el momento en que se produce, porque ha de constituir un

argumento más que, en un sentido y en otro, podrá ser esgrimido hoy en el desarrollo de los debates.

En los medios parlamentarios hay dadas sobre el tono y la estrategia que van a adoptar tanto el Grupo de

U. C. D. como el del P. S. O. E. y el P. C. en sus actitudes antagónicas.

Si los diputados del P. S. O. E. y del P. C., al defender sus enmiendas a la totalidad del Convenio,

mantuvieran sus argumentaciones dentro de tos estrictos límites políticos del tema, las tensiones que se

esperan podrían suavizarse considerablemente. Claro que luego han de contestar los portavoces de U. C.

D. en la defensa de su postura y hasta podría haber un turno de alusiones a cargo de los señores Calvo-

Sotelo y Moro. ¿Qué pasaría entonces? El interrogante basta para justificar la expectación despertada por

esta sesión píen aria.

HOY, PLENO DEL CONGRESO

EL DESARROLLO DEL DEBATE. — El presidente del Congreso, señor Álvarez d« Miranda, después

de escuchar a los portavoces de tos distintos grupos parlamenta* ríos, ha decidido aplicar, estrictamente

—dice Logos— lo que prevé el artículo 98 del Reglamento de la Cámara, en lo que Me refiere al debate

de totalidad sobre las enmiendas socialista y comunista, que proponen la no ratificación del Acuerdo

pesquero con Marruecos.

Es decir, habrá dos turnos a favor de cada una de las citadas enmiendas de totalidad (aunque

estrictamente, el Partido Comunista no la presentó como ta], en tiempo y forma, aunque si la defendió con

carácter general en la Comisión y, una vez que se voten, intervendrá un representante de V. C. D. en

defensa del proyectó y, acaso, el ministro de Asuntos Exteriores, señor Oreja.

Por parte socialista hoy se determinará por el Grupo quién hablará, aunque es probable que lo haga el

diputado señor Marín y, posiblemente, el señor Yáñez. Por parte; de U. C. D., el señor Muñoz Peirats y.

los señores Bravo de Laguna o algún otro diputado canario.

Los demás Grupos parlamentarios acaso se limiten a explicar su voto, una vez ratificada el Acuerdo.

Aunque el artículo 98 del Reglamento establece que cada Grupo parlamentario no podrá estar

representado en la discusión de totalidad por más de un diputado, es probable que, por alusiones,.

repliquen los señores Moro y Calvo Sotelo, diputados de U. C. D., si´ el alegato socialista mantiene las

imputaciones, que hicieron a dichos diputados centristas.

SILENCIO MARROQUÍ.—En medios diplomáticos no se,ha detectado ningún tipo de reacción marroquí

a la situación legislativa planteada en España, porque no desean presionar con ninguna actitud. Marruecos

espena el desenlace del proceso legislativo, va que el proyecto aún debe pasar por el Senado.

IMPRESIÓN EN CANARIAS.—En Canallas se tiene la. impresión de que el teína se está convirtiendo

en una confrontación más de la lucha de clases que polariza a la opinión pública de las islas, en torno a

los que favorecen el Acuerdo —se les tacha de ir a favor de los intereses de los armadores—y los que se

oponen, a quienes se les identifica con los intereses de ios pescadores o tripulantes de los 3.800 barcos de

la flota artesanal de Canarias que, es probable, se quedarán sin trabajo, si el Acuerdo no fuera ratificado y

Marruecos decidiera impedir, por la fuerza, que se pescará en las aguas propias y bajo su jurisdicción,

LOS SOCIALISTAS, CONTRA CAMUÑAS

La continuidad en 1.a presidencia de la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso de su actual titular,

don Ignacio Camuñas, puede ser cuestionada en la próxima reunión dé la Comisión, que se celebrará

mañana, Jueves.

El secretario segundo de la Comisión, don Miguel Ángel Martínez, del Grupo Socialista, ha señalado que

podría solicitarse la dimisión del presidente de la Comisión, aduciendo como motivo el haber

desconvocado la reunión prevista para ayer y que, según el señor Martínez, fue decidida de modo

unilateral por el señor Camuñas, sin consultar a la mesa de la Comisión.

En medios parlamentarios —dice Efe—se señala que la causa del retraso de dos días, en la convocatoria

de la Comisión, se debe al temor de que, de celebrarse esta reunión antes del Pleno de hoy -—en el que se

debatirá la ratificación del Acuerdo pesquero con Marruecos— podrían producirse, en el seno de la

Comisión nuevas intervenciones sobre el tema pesquero, después de las acusaciones realizadas por él

diputado socialista don Manuel Marín, en la pagada, reunión de te Comisión.

 

< Volver