Autor: ;Nieto González, Miguel Angel. 
 Pleno del Congreso. 
 Seguiran convocandose oposiciones  :   
 La moción socialista sobre los P.N.V. de E.G.B. y Bachirerato, derrotada: 136 votos a favor y 163 en contra. Enérgica respuesta de U.C.D. a las sacusaciones del P.S.O.E. sobre el tratado de pesca. 
 ABC.    09/02/1978.  Página: 1, 5. Páginas: 2. Párrafos: 17. 

MADRID, JUEVES 9 DE FEBRERO DE 1978 .

NÚM. 22.414 QUINCE PESETAS

EDICIONES URGENTES: 16 PESETAS

ABC

DOMICILIO SOCIAL; SERRANO, 61 • MADRID DEPÓSITO LEGAL: M . 13 - 1958 - 96 PÁGS.

PLENO DEL CONGRESO

SEGUIRÁN CONVOCÁNDOSE OPOSICIONES

La moción socialista sobre los P.N.N. de E.G.B. y Bachillerato, derrotada: 136 votos a favor y 163 en

contra

ENÉRGICA RESPUESTA DE U, C. D. A LAS ACUSACIONES DEL P. S. 0. E. SOBRE EL

TRATADO DE PESCA CON MARRUECOS

MADRID. (De nuestros redactores en las Cortes, Herminio Pérez Fernández y Migue! Ángel Nieto.)

«La cortesía parlamenlaria, por parte de U. C. D., tiene un límite, y ese limite ha llegado ya.»

Lo afirmó ayer don Leopoldo Calvo Sotelo, en ias Cortes, en el curso do una rueda de Prensa, y como

réplica a las acusaciones socialistas hechas el día anterior en la Comisión de Asuntos Exteriores.

La sesión fue maratoniana, una vez más. En ella destacó, de modo especial, el tema de la moción

presentada por el Grupo Parlamentario Socialista del Congreso sobre acceso a la docencia y al problema

de estabilidad en el empleo que se plantea a los profesores no numerarlos (P. N. N.) de E. G. B. y

Bachillerato, moción que fue derrotada con 136 votos favorables, 163 en contra, tres abstenciones y dos

votos nulos.

TRES INTERPELACIONES AL GOBIERNO.—Tres temas, tres interpelaciones, ocuparon la primera

parte de la sesión ple-noria de ayer: la situación en Industrias Textiles Guadalhorce, de Málaga; el destino

del patrimonio sindical y la flexibilización de plantillas.

FLEXIB1LIZACION DE PLANTILLAS.— Abordó este tema el diputado del Partido Comunista don

Marcelino Camacho, que, ya de entrada, acusó una vez más al Gobierno de practicar una política

contraria a los intereses de los trabajadores. «Pasar de contrabando una política antiobrera —afirmó— no

tiene precedentes ni siquiera durante el franquismo.» La ley de Relaciones Laborales, sobre todo con la

supresión del articulo 35, permite ya el despido. Con un millón de parados, una ley que permita eliminar

los pocos obstáculos que aún existen para el despido, es como mentar la soga en casa del ahorcado.

«La situación es difícil —continuó el señor Camacho—, pero tenemos que tratar de resolverla entre todos

y no cargando el peso solamente sobre los trabajadores, que son la clave fundamental del "milagro

español".» Terminó asegurando que un país que se encuentra en una crisis gravísima no se puede

gobernar sin los trabajadores, y mucho menos contra los trabajadores.

RESPUESTA DEL MINISTRO DE TRABAJO.—El ministro de Trabajo, don Manuel Jiménez de Parga,

respondió que el tema de la flexibilización de plantillas puede enfocarse desde dos puntos de vista: el de

las razones emocionales y el de los criterios racionales.

Frente al problema del paro, el Gobierno no se puede quedar sin hacer nada; hay que intentar soluciones

teniendo en cuenta lo que se hace en Europa. Recordó que la Recomendación 119 de la O.I.T. no cierra la

posibilidad de establecer una flexibiliza-ción de plantillas. Citó ejemplos de varios países europeos, para

probar que en todos los regímenes democráticos existen fórmulas de flexibilización, con las debidas

garantías y la intervención de los representantes de los trabajadores, para llegar a un despido justo, con

arreglo a derecho, que se practica hoy en todos los países. Enumeró los requisitos que se exigirán para

llegar a esta solución de manera que no resulten perjudicados aquellos trabajadores que no deben serlo.

Aseguró el ministro de Trabajo que la flexibilización de plantillas permitirá ana mayor creación de

puestos de trabajo. Son las Cortes —dijo— las que han de decir la última palabra, cuando el Gobierno

tome la iniciativa, que será en el momento oportuno, es decir, cuando las elecciones sindicales que se

están desarrollando garanticen la plena cobertura de la representación de los trabajadores.

CAMACHO INSATISFECHO.—El señor Camacho intervino de nuevo para afirmar —como ocurre casi

siempre en las interpelaciones— que la respuesta del ministro no sólo no le había tranquilizado, sino que

le había preocupado mucho más: «Ahora ya sabemos que hay una ley de flexibilidad de plantillas en

preparación. El Congreso va a tener que pronunciarse sobre el tema. Los trabajadores se han pronunciado

ya. Y las razones de los trabajadores que no comen no son razones emocionales. El paro no se puede

reducir, despidiendo a más trabajadores.»

«Queremos —dijo— que las empresas no naufraguen, pero también que las reconversiones tengan en

cuenta las necesidades de tos trabajadores, dialogando con ellos.» Anunció la presentación de una moción

sobre el tema.

EL PATRIMONIO SINDICAL.—El diputado del P. S. O. E. don Nicolás Redondo interpeló al Gobierno

sobre el destino d«l conjunto de bienes que, en su día, pertenecieron a la Organizadora Sindical y

actualmente componen el patrimonio de la Administración Institucional de Servicios Socio

profesionales españoles.

Afirmó que, «con diversas excusas», el Gobierno viene retrasando su respuesta a la devolución del

patrimonio sindical. Distinguió dos partes en este patrimonio; la que se ha venido acumulando a partir de

1939 «mediante la aplicación de la- cuota sindical extraída obligatoriamente de la remuneración salarial

de los trabajadores» y los bienes pertenecientes a organizaciones políticas y sindicales existentes con

anterioridad a 1939 y que fueron Incautados y confiscados.

Sobre los primeros puntualizó que deben quedar afectados al servicio de los trabajadores afiliados o no

sindicalmente, con la garantía de las centrales sindicales más representativas. En cuanto al segundo grupo

de bienes afirmó que deben ser restituidos a sus legítimos propietarios. Detalló lo» que pertenecieron a la

U. G. T., valorándolos entre 6.240 y 8.000 millones de peseta».

«La opinión pública y los trabajadores —terminó— tienen derecho a conocer exactamente qué está

pasando con los bienes sindicales, para evitar que se le presenten hechos consumados.»

El PLENO DEL CONGRESO HABRÁ PROYECTO LEY SOBRE FLEXIBILIDAD DE PLANTILLAS

RESPUESTA DEL SEÑOR JIMÉNEZ DE PARGA.—El ministro de Trabajo replica, en síntesis, que el

tema es complejo y no permite tratamientos precipitados. La cuestión será resuelta por las. Cámaras

Legislativas. Afirmó que el patrimonio de la extinguida organización sindical procede de la «nota

sindical, que nada tiene que ver eon la cotización de los Sindicatos libres, sino aue fue una aportación

coactiva afín a tea exacciones públicas y por tanto se trata de un patrimonio de .todos los españoles.

Señaló que en Italia un proceso semejante, que se inicié en 1944, ha terminado en 1977. Añadió «toe el

ejemplo no va a ser trasplantado aquí, pero concretó: Muí, ahora, la calificación jurídica es bien clara:

patrimonio público, bienes del pueblo que deben servir al pueblo, dando a cada una de las necesidades

públicas —Administración, sindicatos, organizaciones profesionales, partidos políticos— lo «ue

corresponda a sus exigencias y necesidades.

El señor Redondo tampoco se consideró satisfecho con la respuesta del ministro de Trabajo y anunció que

en el plan» de tres días presentará una moción sobre el tema, y anunció cine elevará una queja a la O. I. T.

(Estas palabras fuerón acogidas con fuertes aplausos, incluso en la tribuna del público, anunciando el

presidente que si se repetían estas exteriorizaciones, mandaría desalojar 1» tribuna.)

LA SITUACIÓN DE INTELHORCE.—La primera Interpelación de la tarde corrió a cargo del diputado

comunista don Tomás García, que, durante cerca de una hora —pese a haberle indicado el presidente que

disponía de quince minutos— expuso minuciosamente el largo «vía eructe» sufrido por la empresa

Industrias Textiles Guadalhor-ce, de Málaga, y el calvario que, desde hace años, vienen padeciendo sus

trabajadores, bajo la amenaza de traslado de secciones de esta industria a Barcelona, cierres,

desmantelamientos, expedientes de reducción de jornada, posibilidad de despidos, etc. Pidió la

intervención del Gobierno para que se incautara de la empresa, dadas las irregularidades con que se

realizó su venta por el I.N.I. a la empresa privada.

EL MINISTRO DE INDUSTRIA. TRAN-QUILO.—El ministro de Industria, don Alberto Oliart,

respondió a ta interpelación reconociendo que, en la grave crisis industrial que padece hoy nuestro país,

como otros muchos de Europa, uno de los sectores más afectados es precisamente el textil. Se esforzó, sin

embarco, en tranquilizar a los trabajadores de Intelhorce —actualmente 2.872 en vez de los 2.400 que

tenía cuando el I. N. I. realizó la venta—, afirmando que la actuación empresarial parece correcta hasta la

fecha, porque no sólo no se ha dejado de pairar ni de cumplir las obligaciones, sino que además tiene el

propósito de rea-Hzar una ampliación de capital, de mil millones de pesetas. «Los datos » recibido* —

terminó el ministro— tranquilizan al Gobierno, respecto a la situación de los trabajadores de Intelhorce.»

Don Tomás García no se sintió tranquilo ni satisfecho con la explicación, que agradeció. Anunció, por

tanto, que presentar* también una moción sobre el caso.

 

< Volver