Acuerdo con Marruecos. 
 Las espadas, dispuestas para el "Pleno de la Pesca"     
 
 Informaciones.    14/02/1978.  Página: 3. Páginas: 1. Párrafos: 15. 

INFORMACIONES

14 de febrero de 1978

ACUERDO CON MARRUECOS

LAS ESPADAS, DISPUESTAS PARA EL "PLENO DE LA PESCA"

MADRID, 14 (INFORMACIONES).

EL debate plenario sobre la ratificación del acuerdo pesquero entre España y Marruecos, que inicialmente

ocupaba el tercer lugar en el orden del día del pleno que mañana celebrará el Congreso, ha sido trasladado

ai primer lugar de la sesión, según el acuerdo tornado ayer por la Junta de portavoces de la Cámara en su

habitual reunión de los lunes.

VÍCTOR MORO QUIERE SALVAR SU HONORABILIDAD

PESCANOVA SALE AL PASO DE LOS ATAQUES DEL P.S.O.E.

Dos grupos parlamentarlos, el socialista y el comunista, presentarán enmiendas contra la ratificación del

acuerdo, enmiendas que, probablemente, serán defendidas por los diputados don M a n u e 1 Marín

(P.S.O.E.) y don Gregorio López Raimundo (P.C.E.), y contestadas por don Víctor Moro y don Leopoldo

Calvo Sotelo, aunque este extremo no pudo ser confirmado por INFORMACIONES. No se descarta, sin

embargo, que la defensa sea desempeñada por don Salvador Muñoz Peirats y don José Luis Meiláu Gil,

portavoces ambos de U.C.D. en la comisión de Asuntos Exteriores, que se opusieron a los argumentos del

señor Marín.

El diputado de U.C.D. por Pontevedra, don Víctor Moro, gravemente acusado por el grupo socialista de

influir en la firma del acuerdo pesquero favoreciendo los Intereses a los grandes armadores, ha

manifestado que ya tiene preparadas «pruebas documentales fehacientes que dejan a salvo mi

honorabilidad y demuestran que las acusaciones socialistas son falsas», pruebas que serán sometidas a ¡a

consideración del Pleno. Por su parte, medios allegados al grupo parlamentario socialista, que prepara

desde ayer su estrategia a seguir en el Pleno, afirman que el P.S.O.E. «va a defender su posición con,

argumentos muy claros, utilizando el Parlamento como caja de resonancia para denunciar todo lo que, a

nuestro juicio, supone conductas corruptas».

El mismo portavoz del Partido Socialista Obrero Español, que desmiente que en círculos del partido ha

disgustado el nombramiento ministerial del señor Calvo Sotelo —-«El Gobierno es de U.C.D.

Je_ realizar los nombramientos que crea oportunos», afirman—, insiste en señalar que el informe sobre la

posición socialista para demostrar la no conveniencia del tratado pesquero «no supone ataques contra

personas, sino a los intereses que hay en juego en el acuerdo».

CENSURAS Y ADHESIONES

El polémico debate del pasado martes sigue acaparando opiniones extraparlam enta-rias. Ayer, los

miembros de Anamer (Asociación Nacional de Armadores de Buques Congeladores de Pesca de Merluza)

dirigieron telegramas al presidente del Gobierno y del Congreso expresando su «repulsa ante las

manifestaciones del representante del P.S.O.E., contrarias a los intereses sociales y económicos de la

pesca española en general, al mismo tiempo que considera carentes de fundamento e injuriosas las

acusaciones dirigidas contra don Víctor Moro, que realizó una gestión honesta y eficaz, tanto desde su

cargo oficial como desde sus distintos cometidos sectoriales».

También Pescanova, sociedad que fue centro de las acusaciones del diputado socialista, expresó ayer su

posición respecto al acuerdo; afirmando su nula intervención en las negociaciones del acuerdo pesquero,

acuerdo que, en todo caso —dicen—, beneficiará a los armadores que se dedican a la pesca de la sardina,

marisco y pescado fresco, actividades que Pescanova nunca ha practicado». La empresa, que explica el

porqué de la matriculáción de buques en Las Palmas, señala que se ha beneficiado de los créditos al sector

«como los demás armadores españoles», y termina afirmando que su desarrollo se ha debido «a la

dinámica empresarial de su equipo directivo y al esfuerzo de sus tres mil trabajadores», proclamando «la

pulcra y eficiente labor realizada por su antiguo director, don Víctor Moro».

En cambio, ante la posible ratificación del acuerdo, la Federación del Mar de CC.OO. se manifiesta

contra el mismo, por considerar, entre otras razones, que supone «una clara agresión» a los intereses de

los trabajadores ´del mar y un «golpe mortal para la economía canaria», suponiendo, en cambio, «un gran

negocio particular para los grandes empresarios del sector».

OTROS TEMAS DEL PLENO

Otro, de los temas previstos para este Pleno, la interpelación ¿lúe el diputado malagueño del P.S.O.E. don

Rafael Ballesteros, tenía intención de formular sobre Xa situación de la i n d u s t r i a textil Guadalhorce;

ha sido pospuesta pará el siguiente Pleno, por hallarse el ministro ausente de Madrid. Be someterá, en

cambio, una proposición de ley sobre autonomía universitaria presentada por el P.S.O E,, tenia este.que

quedó pendiente

en el anterior Pleno; una interpelación del diputado comunista don Marcelino Ca-macho sobre el aumento

de pensiones y finalmente una pregunta que formulará el diputado catalán don Miguel Boca Junyent,

sobre la situación de Correos en Barcelona..

La Junta de p o r t a v o c e s aprobó el orden del día de trabajos en seis comisiones, dejó a, decisión del

presidente la interpretación del artículo 98 del Reglamento sobre sí un grupo puede usar dos turnos de

palabra, caso de no haber agotado el tiempo señalado para el turno. También se acordó posponer, "por

razones de trabajo", la respuesta a la invitación italiana para que una comisión parlamentaria visite

oficialmente aquel país. Finalmente, se aprobó el contenido del Pleno que tendrá lugar el próximo día 22,

en el que. se incluirán, entre otros temas, la interpelación sobre Intelhorce aplazada, otra presentada por

,la diputado comunista doña Pilar Brabo sobre el Consejo rector de Radio Televisión Española y una

tercera, suscrita por el socialista catalán don Enrique Martín Toval, -sobre la situación de la empresa Seat,

así como una moción, subsiguiente a una interpe 1 a c i ó n, que presenta doña Pilar Brabo (P.C.E.), sobre

la Universidad de Alcalá de Henares.

PESCANOVA SE DEFIENDE

Pescanova no ha tenido nada que ver en el acuerdo pesquero hispano - marroquí, según se desprende de

unas declara dones concedidas a Efe por la empresa mercantil.

"En tal acuerdo pesquero —afirma Pescanova— nada ha tenido que ver esta empresa, la cual, por otra

parte, no se ha beneficiado en absoluto con el mismo. En todo caso, beneficiará a los armadores que se

dedican a la captura de Ja sardina, marisco y pescado fresco, actividades que Pescanova nunca ha

practicado.

La empresa señala que su flota no tiene importancia al lado de los muchos buques españoles y de las

importantes flotan extranjeras que allí faenan, e insiste que no ha tenido ninguna participación en el

convenio, por lo que califica de gratuitas las imputaciones de que ha sido objeto.

En relación con la masiva matriculación de barcos que pasaron de Vigo a Las Palmas, con la finalidad de

obtener créditos para modernización >ie la flota pesquera isleña, Pescanova. puntualiza que durante la

última década sus capturas de cefalópodos en el banco sahariano, se han realizado, en. su mayoría por

buques que no eran de su propiedad, sino arrendados.

También dice que los buques de su propiedad ´están matriculados :unos en Vigo y otros en Las Palmas, y

q-ue, en ningún caso, el.cambio de matrícula responde al propósito de "marroquizar" nuestra flota,.

Agrega que Pescanova no toa constituido ninguna sociedad mixta en Marruecos ni ha exportado ninguno

de su barcos a aquel país.

En cuanto a las supuestas facilidades crediticias otorgadas a Pescanova, la empresa dice que se le ha

dispensado el mismo tratamiento que a los demás armadores españoles, sin haber gozado jamás de

privilegio. Por último, atribuye su desarrollo y prestigio a la dinámica empresarial de su equipo directivo

y aJ esfuerzo de sus tres mil trabajadores y proclama la pulcra y eficiente labor realizada por su antiguo

director, don Víctor Moro, y por las demás autoridades de Ja Administración relacionadas con las

actividades pesqueras españolas.

 

< Volver