Puntos comunes en los reglamentos internos de los grupos parlamentarios de U.C.D. Y P.S.O.E.     
 
 ABC.    26/11/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 10. 

ABC. SÁBADO. 26 DE NOVIEMBRE DE 1977.

PUNTOS COMUNES EN LOS REGLAMENTOS INTERNOS DE LOS GRUPOS

PARLAMENTARIOS DE U. C. D. Y P. S. 0. E.

Entre ellos figura la exigencia de disciplina en las votaciones y las sanciones para caso de incumplimiento

Los dos grupos parlamentarios con mayor número de escaños —U. C. D. (166) y P. S.O. E. {118)— en

el Congreso contemplan en sus respectivos reglamentos a los que ha tenido acceso Cifra— la exigencia

de disciplina en las votaciones, así como las sanciones para caso de incumplimiento.

Difieren, sin embargo, los dos reglamentos del grupo parlamentarlo de Unión de Centro y de Socialistas

del Congreso en los requisitos necesarios para formar parte de sus respectivos grupos.

El P.S.O. E. establece en el artículo segundo que los parlamentarios «asumen y están obligados a acatar la

declaración de principios, programa y resoluciones aprobadas en el Congreso federal del partido, así

como las directrices emanadas de los órganos de dirección del partido». Sin embargo, el reglamento de U.

C. D. no hace ninguna referencia a cuestiones ideológicas en los requisitos exigidos.

Del texto socialista ce desprende una mayor dependencia de comportamiento de los parlamentarios

respecto del partido, en tanto que el texto ucedista se detiene más en el mecanismo de funcionamiento

interno de su grupo parlamentarlo.

Según el artículo tercero de los estatutos del P. S. O. E., para el grupo parlamentarlo, si un senador o

diputado causase baja en el P. S. O. E., se comprometen a presentar su dimisión al presidente del

Parlamento, perdiendo, por consiguiente, el escaño.

DISCIPLINA DE VOTO.—Por otra parte, ambos partidos Insisten en la necesaria disciplina de voto.

Pero si para el-P. S. O. E. ésta es sin excepciones, el reglamento de U. C. D. admite que «se podrá acordar

la libertad de voto para temas determinados», por «razones de carácter excepcional».

La sanción prevista para el caso de Incumplimiento de esta exigencia llega a la expulsión del partido, y

por tanto de las Cortes, en el caso de los socialistas. En el caso de U. C. D. se especifican varias

modalidades sancionadoras llegando a la posibilidad de «proponer a la asamblea la separación del

diputado del grupo, trasladando la decisión definitiva al Consejo político del partido «para las medidas

que correspondan».

En este caso, también difieren ambos reglamentos. Mientras que en el P S. O. E. la decisión del Comité

federal es ejecutiva desde el momento de la decisión —sin esperar al juicio del Comité de conflictos—,

en el U. C. D. sólo serán firmes hasta la decisión de la asamblea general.

En cuanto las adhesiones de diputados o senadores no del partido, también difieren los reglamentos. Los

socialistas exigen la aceptación del programa del partido, máximo y mínimo, mientras que U. C. D. sólo

exige sometimiento a disciplina y aceptación del reglamento.

Ambos reglamentos prevén las elecciones de los cargos del grupo parlamentarlo en su seno, con

definición de competencias.

Por último, el estatuto socialista del grupo parlamentario hace referencia expresa a que las retribuciones

de los parlamentarlos reviertan al partido, que se encarga de su redistribución.

 

< Volver