El senador por el Rey Carlos Ollero pide a las fuerzas políticas. 
 Un pacto Constitucional  :   
 Para evitar el enfrentamiento en las Cortes. 
 Pueblo.    24/06/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 12. 

El senador por e! Rey Carlos Ollero pide a las fuerzas políticas

UN PACTO CONSTITUCIONAL

(para evitar el enfrentamiento en las Cortes)

En el Centro Democrático habrá desplazamientos

La Corona y los partidos, los dos (actores más destacados del nuevo orden constitucional

El sistema proporcional, propiciado por ia izquierda, ha favorecido a la derecha

MADRID (Resumen de agencias).—La conveniencia de que las fuerzas políticas representadas en las

actuales Cortes suscriban un pacto constitucional antes de iniciar el debate parlamentario, fue apuntada

por el profesor Carlos Ollero, uno de los senadores del Rey, durante una conferencia pronunciada en la

Asociación Católica de Propagandistas.

El objetivo del pacto aludido —añadió— sería evitar el peligro latente de enfrentamiento en las

Cámaras y la atomización de los distintos grupos políticos.

Predijo, asimismo, el profesor Ollero que en el seno de Centro Democrático se iban a producir desplaza-

mientos, de determinadas fuerzas políticas, a causa de un falta de consenso profundo en torno a la Consti-

tución.

«Reflexión política después de las elecciones» fue el título de la conferencia-coloquio del nuevo senador,

que comenzó aludiendo a que el significado del retraso de los datos completos de las elecciones ha sido

exagerado por algunos cuando sólo faltaban por conocer pequeños detalles.

Abordó luego el tema del carácter constituyente o no constituyente de las Cortes electas ,y en este sentido

distinguió entre proceso y acto constituyente. Estamos viviendo —dijo— un proceso constituyente en la

medida en que se están produciendo, aunque de manera no espontánea, transformaciones de la realidad.

En cuanto al acto constituyente o creador de un orden constitucional nuevo, expuso que no se iba a

producir sin tener en cuenta para nada el orden anterior.

Afirmó después que la Corona y los partidos políticos eran los dos factores más destacados de un nuevo

or. den constitucional. Habló también del efecto, en gran parte negativo, causado desde la clase política,

que ha estado endosando a las nuevas Cortes todo tipo de problemas nacionales y que ha fomentado la

creencia de que el Parlamento tiene que resolverlo todo.

En síntesis, el resultado electoral fue resumido por el nuevo senador en dos aspectos principales: de un

lado, en que se ha votado por actitudes o tendencias más que por partidos políticos; y, de otro, en que el

sistema proporcional propiciado por la izquierda, ha tenido un efecto favorecedor para la derecha y

atomizador para ¡a izquierda.

En su opinión, el aspecto federal no es una característica ontológica de lo democrático, sino una respuesta

histórica a una realidad histórica, y dijo que las elecciones han confirmado que salvo en Cataluña y

Vascongadas, la presencia .federalista es inexistente.

Por otra parte, señaló que la presencia del regionalismo se había producido no de la mano de las fuerzas

regionales, excepto en el caso del P. N. V., sino del regionalismo asumido por los grandes partidos

nacionales.

Constató igualmente el profesor Ollero la sorpresa de que las provincias agrícolas menos desarrolladas y

aparentemente más aterradas a un conservadurismo ancestral no hayan votado, en general, a las

coaliciones más conservadoras.

Finalmente, dijo que más tarde o más temprano se tenía que constituir un Gobierno parlamentario, abso-

lutamente necesario en un régimen monárquico.

 

< Volver