Cortes: Sobre la fecha de la apertura solemne. 
 División de opiniones entre los partidos  :   
 La izquierda apoya la política del PSOE. 
 Pueblo.    09/07/1977.  Página: 5. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

DIVISIÓN DE OPINIONES ENTRE LOS PARTIDOS

CORTES: Sobre la fecha de apertura solemne

MADRID. (PUEBLO.) — Ignacio Gallego, representante del PCE en las sesiones de los parlamentarios

con el presidente de las Cortes, ha señalado que la iniciativa del PSOE relativa a cambiar la fecha del 22

para la apertura, solemne de las Cortes fue acogida favorablemente por los representantes comunistas y

otros delegados, solicitando que de ser posible, debería encontrarse otra fecha».

Una fecha anterior a la que inicialmente se había señalado tendría que ser rechazada ante la imposibilidad

de formar los grupos parlamentarios, por lo que la opción definitiva, en caso de cambio, tendría que ser

posterior al mencionado día 22. En este sentido se ha señalado, como ya había estudiado el señor

Hernández Gil, que el mes de julio está cargado de fechas conflictivas.

Por su parte, y en. relación con esta objeción planteada por el PSOE, Joaquín Satrústegui, .que asistió a la

reunión como representante de Senadores para la Democracia, ha puesto de manifiesto «u coincidencia

total con la propuesta presentada por Alfonso Guerra, del PSOE, «porque me parecía, razonable:

El señor Satrústegui ha especificado al respecto que no era cuestión de plantear fechas conflictivas, y que

lo mejor para todos es hacer las cosas en fechas neutras, precisando, al igual que el representante del PCE,

que había unanimidad en la objeción entre los asistentes.

En este sentido, puede señalarse que Manuel Fraga Iribarne, portavoz de Alianza Popular, que se había

ausentado de la reunión aduciendo razones mayores, ha mostrado su contrariedad ante esta propuesta,

señalando que «nosotros mantenemos la fecha establecida por decreto para la solemne apertura de tas

Cortes», calificando la iniciativa de cambiar la fecha como «de mal gusto». Igual contrariedad ha

mostrado ante el hecho de que haya podido trascender lo relativo a la reunión con el presidente de las

Cortes, ya que podía concedérsele el carácter de secreta.

£ NOMBRES PARA EL SENADO

Los nombres de Carlos Ollero, senador nombrado por el Rey, y de Antonio Fontán, de elección popular,

por Sevilla, son los que circulan como más posibles para acceder a las Presidencia del Senado. En algunos

círculos se admitía la posibilidad de una «negociación previa» entre ©1 centro y los socialistas tanto en lo

que se refiere al Congreso como para el Senado.

Respecto del primero, al menos en principio, se da con bastante seguridad el nombre de Fernando

Álva-rez Miranda. Parece que, aunque la diferencia de diputados entre el centro y la izquierda es pequeña,

el presidente Suárez está especialmente interesado en ^ que sea un hombre suyo. Por otra parte, el señor

Ál-varez Miranda está bien, visto por la izquierda, por su trayectoria democrática.

En cuanto al Senado, se afirma que el centro estaría dispuesto a aceptar un candidato que no, perteneciera

a esa coalición, sin que tuviera que pertenecer necesariamente al PSOE. Por ello, la figura de una persona

independiente, con excelentes relaciones, tanto en el centro como en la izquierda, podría ser el señor

Ollero, quien, por otra parte, es senador de designación real, por lo que no está sometido a ninguna

influencia de partido.

Respecto - al -señor Fontán, sus buenas relaciones con los partidos políticos, le sitúan en una buena

disposición. Cuenta además con el apoyo no sólo de su propio partido, el Demócrata, sino de los otros que

forman la coalición d« centro además de haber salido triunfante en las elecciones a senadores por Sevilla.

 

< Volver