Autor: Esperabé de Arteaga González, Jesús. 
   Cortes     
 
 Arriba.    10/09/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 2. 

CORTES

«Efectivamente, unas Cortes constituyentes no deben convertirse en ordinaria. Porque la finalidad de la

convocatoria es distinta. Y su composición, diferente. Si en las ordanirias, lo que Interesa es la existencia

de una mayoría que pueda gobernar con comodidad pan llevar a cabo un programa político, en las

constituyentes, lo que prima es otra cosa. La presencia sin exclusiones de todos tos factores reales de

poder, puesto que la Constitución, para que tenga perspectiva de futuro, ha de ser producto de un pacto,

resultado de un compromiso de todas las fuerzas sociales. En el supuesto español, a la salida de una

guerra civil que terminó con la rendición sin condiciones de nao de fes bandos, casi un tratado de paz, no

puede ser impuesta por una mayoría, por muy representativa y elitista que sea. Entrañaría Otra rendición

sin condiciones.

Pero el problema está en que las Cortes que ahora inician su vida, pese a tener que hacer una

Constitución, porque no la hay, no fueron convocadas expresamente con tal carácter. Ni los partidos

plantearon la propaganda dentro de ese contexto. Su grito de guerra fue la configuración socioeconómica

de la sociedad, y eso nada tiene que ver con 1a Constitución.»

(Jesús ESPERASE DE ARTEGA, en «Sábado Gráfico»)

 

< Volver