Cortes. El presidente de las Cortes hizo la presentación. 
 Suérez a la Pasionaria: Todos necesitamos mucha suerte     
 
 ABC.    14/07/1977.  Página: 14. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

CORTES

EL PRESIDENTE DE LAS CORTES HIZO LA PRESENTACIÓN SUÁREZ, A LA PASIONARIA:

«TODOS NECESITAMOS MUCHA SUERTE»

Dolores Ibarruri entró en uno de los salones del palacio, donde fue saludada por el director del Gabinete

del presidente de las Cortes, don Ramón López Vilas, quien le dijo: «Bienvenida a esta casa, señora.»

SUÁREZ, CON LA PASIONARIA.—Doña Dolores Ibarruri, en medio de una gran expectación, fue al

despacho del presidente de las Cortes, donde estaba también el presidente del Gobierno. La señora

Ibarruri saludó a don Antonio Hernández Gil y le deseó muchos éxitos. El presidente de las Cortes le

contestó: «Nos hace falta mucha suerte a todos.»

El presidente del Gobierno, don Adolfo Suárez, que estaba en ese momento al lado del presidente de las

Cortes, vela que éste no acababa de presentarle a La Pasionaria, y entonces, discretamente, el .señor

Suárez tiró de la manga a! presidente dé tes Cortes y le dijo: «Me parece que no nos hemos saludado",

dirigiéndose al mismo tiempo a la señora Ibarruri. El presidente de las Cortes terció diciendo: «Le

presento al presidente del Gobierno.» Doña Dolores contestó: «Mucho gusto. Le digo lo mismo: me

parece que necesitamos todos mucha suerte.»

Doña Dolores, después de saludar correctamente «1 presidente del Gobierno.? al de las Cortes, se

incorporó, acompañada de las diputados de su partido, a «u escaño en el hemiciclo.

CARRILLO: NO FALTARA COMPRENSIÓN.—Poco después entraría Santiago Carrillo, vestido

rigurosamente de gris, con corbata, dejando aroma de alguna colonia. El señor Carrillo también fue sa-

ludado con bastante expectación por los numerosos diputados, periodistas y demás personalidades >jue

llenaban el pasillo central del. palacio. Iba acompañado también del señor López Vilas. El secretarlo

técnico del presidente de las Cortes se dirigió el despacho de éste, que en ese momento se encontraba a

solas.

El presidente de las Cortes dijo a Carilloque era un hecho histórico, que significaba mucho para todos no

sólo la presencia de los comunistas en las Cortes, sino también la de todos los diputados de los distintos

grupos -políticos. Carrillo contestó: «Creo que así es, en efecto, y una demostración de que existe

democracias.

El presidente agradeció al señor Carrillo la colaboración que había encontrado y la comprensión en todos

los diputados del Partido Comunista, que habían estado yendo al despacho del presidente para tratar de las

normas provisionales para la constitución de las cámaras.

«Esta comprensión -dijo el señor Carrillo— creo que no va a faltar por parte de nosotros.»

También Felipe González saludó al presidente de las Cortes antes de incorporarme a su escaño.

 

< Volver