Aires nuevos llegaron a las Cortes. El democristiano centrista Álvarez de Miranda, presidente del Congreso. 
 La izquierda se dividió en la primera reunión de las Cortes     
 
 Diario 16.    14/07/1977.  Página: 5. Páginas: 1. Párrafos: 27. 

El democratacristiano centrista Álvarez de Miranda, presidente del Congreso

La izquierda se dividió en la primera reunión de las Cortes

Francisco G. Basterra

MADRID, 14 (D16).—La reunión celebrada ayer por el Congreso de los Diputados, cuarenta y seis años

después —día por día— de la primera sesión de las Cortes constituyentes de la II República, mostró la

división de la izquierda y las posibilidades futuras de juego que el equilibrio de fuerzas ofrece a la

minoría de 17 diputados de Alianza Popular.

Las votaciones celebradas por el Congreso para elegir a su presidente dividieroa a socialistas y

comunistas coa acusaciones mutuas de intransigencia y con el PCE votadó en blanco, lo mismo que

Alianza Popular, para no apoyar al candidato del PSOE, el diputado por Asturias y profesor de Instituto,

Luis Gómez Llorente.

La primera sesión del Congreso confirmó, por otra parte, la distensión existente entre las fuerzas políticas

opuestas y las buenas relaciones, claramente amistosas al máximo nivel, entre el Partido Socialista Obrero

Español y el centro suarista. Al término de la jornada, que fue calificada como histórica por todos sus

protagonistas, Adolfo Suárez (UCD-Madrid) y Felipe González (PSOE-Madrid) se entrevistaron

sentados en una de las salas de las Cortes, a ¡a vista de los parlamentarios.

Como estaba previsto por las matemáticas, dada la composición de la Cámara, la Unión de Centro

Democrático (UCD) colocó a uno de sus diputados, el democratacristiano Fernando Álvarez de Miranda,

en la presidencia del Congreso, teniéndose que conformar el PSOE con la vicepresidencia segunda para

Luis Gómez Llorente y las secretarías tercera y cuarta.

A las diez en punto, Dolo-r e Ibarruri "Pasionaria´, presidente del PCE y diputado electo por Asturias,

ves-» tida de negro riguroso y con su tradicional moño, aban-donó el escaño que ocupaba, y apoyada en

el brazo de Rafael Alberti, poeta y diputa-do comunista, por Cádiz, se dirigió a la mesa presidencial para

ocrpar su puesto de vicepresidente de edad. Un silencio impresionante se hizo durante un minuto en la

Cámara, sólo roto por los "clics" de las máquinas fotográficas.

Gracias a Felipe y Carrillo

Antes de que sonaran ios timbres convocando a ios diputados, Santiago Carrillo y Felipe González

pasaron un momento por el despacho de Hernández Gil, quien lea dijo que era un hecho histórico la

presencia de la izquierda en las Corte», y agradeció su colaboración.

Las noi-mas provisionales dictadas por Hernández Gil hicieron que Modesto Fraile Poujade, diputado por

Se-govia por la UCD, presidiera provisionalmente el Congreso. A su lado se sentaron los vicepresidentes

de edad, Dolores Ibarruri y Rafael Alberti, éste con una chaqueta vaquera... azul pálido y corbata de

dibujos rojo y azul. En la presidencia se situaron también los dos secretarlos, los diputados de menos

edad, Andrés Eguibar Cavia (PSOE), veintitrés años, y Josep Pau-Pau Pernau (Pacte Democratic de

Lérida).

Para esta sesión de la Junta preparatoria del Congreso, los diputados se fueron distribuyendo por el

hemiciclo sin normas previas, dejando libres los escaños "azules" del Gobierno, que ea esta ocasión

tampoco ocuparon los ministros diputados.

Felipe González, flanqueado por la Ejecutiva del PSOE y sus diputados, se sentó a la izquierda del he-

miciclo, visto desde la presidencia. Un poco más a la derecha —pero en el sector de la izquierda—;

«Santiago Carrillo con los 20 diputados del PCE y PSUC. La parte central y derecha del salón fue

ocupada por los diputados de Unión de Centro Democrático. Suárez se sentó Junto a Ignacio Camuñas.

Detrás de los centristas, en la parte más derecha del hemiciclo, los 16 diputados de Alianza Popular,

llenaron media fila de escaños.

Ocho minutos bastaron para constituir la mesa provisional y Modesto Fraile levantó durante hora y media

la sesión para volver a reunir a los diputados a las once y media y proceder a la elección de la mesa

interina del Congreso.

Dolores, tranquila

En este tiempo muerto, los principales líderes explicaron su presencia en las Cortes y se plantearon

tímidas ofertas de negociación cara a la votación para presidente del Congreso.

Dolores Ibarruri, en una esquina del bar, sentada junto a Gregorio López Raimundo (PSUC-Barcelona),

dijo a D16 que era un día de alegría y fiesta. Serena, explicó que había dormido perfectamente y que.

había utilizado un cuarto de hora para hacerse el moño. Sabía lo que iba a ocurrir, aunque siempre es

emocionante una sesión de apertura de Cortes, pero "no es para estremecerse", añadió.

Santiago Carrillo, con un traje gris de perfecto corte, manifestó que por primera vez desde hace cuarenta

años, ante la mirada atónita de muchos, entramos aquí. Es realmente un día memorable para nosotros y

para la democracia.

Felice, traje, azul oscuro, declaró a los periodistas que la sesión constituía el final de la pugna verbal

entre la ruptura y reforma. "Casi nadie niega ya-—dijo— la necesidad de elaborar una Constitución

democrática y las últimas elecciones han supuesto la superación de la disyuntiva reforma-ruptura." "Para

mí —explicó— ha triunfado el concepto de ruptura."

AP quiere una secretaría

En los pasillos, antes de las votaciones, Alianza Popular quiso Jugar con sus diecisiete escaños,

ofreciéndolos al Centro para que Álvarez "Miranda ganara en la primera votación. Laureano López Rodó

(AP-Barcelona) fue el encargado de proponérselo a Suárez en el salón de "los pasos perdidos". Ha

presidente y líder centrista declino amablemente la "oferta" aduciendo a una "razón de Estado´´, según

pudo saber D16.

Mientras tanto se confirmó que el PSP votaría en la primera vuelta con el PCE, al candidato de este

último, Ignacio Gallego, para votar en blanco en segunda vuelta. Las ya pocas esperanzas del PSOE de

situar a Gómez Llórente en la presidencia del Congreso se esfumaban definitivamente antes del mediodía.

Simultáneamente, Alianza Popular confirmaba que nunca votarla a un candidato socialista.

A las once y media comenzó la votación para la presidencia del Congreso, con tres candidatos: Femando

Álvarez de Miranda (UCD); Luis Gómez Llorente (PSOE) e Ignacio Gallego (PCE). En la primera

votación Álvarez Miranda (169 votos) no consiguió la mayoría absoluta (176). le siguió Gómez Llórente

(137 votos) y el candidato del PCE (26) Hubo votos en blanco.

A las dos y veinticinco minutos de la tarde, en segunda votación, en la que sólo se necesitaba mayoría

simple, Álvarez de Miranda resultaba elegido con 169 votos, alcanzando (Gómez Llórente 139. El nuevo

presidente del Congreso abandonó su escaño para abrazar a su oponente socialista y saludar entre

aplausos a toda la Ejecutiva del PSOE.

Por la tarde los diputados eligieron a los dos vicepresidentes y a los cuatro secretarios del Congreso.

Hoy, a las diez de la mañana, el Congreso se reunirá de nuevo para debatir sobre los grupos

parlamentarios, composición y número mínimo de integrantes.

Los líderes del PSOE y del PCE tratarán de intervenir para explicar su posición política y el porqué de su

ausencia del Parlamento en las últimas décadas.

El presidente de] Gobierno y líder de la Unión de Centro Democrático, Adolfo Suárez, admitió en

declaraciones formuladas a los periodistas anoche, la posibilidad de que responda personalmente a la

intervención de carácter político que el líder del PSOE, Felipe González, mantendrá ante el Coagreso de

Diputados ea una de las primeras sesiones siguientes a la solemne de constitución.

 

< Volver