Autor: González Muñiz, Antonio José. 
   Un episodio político nada más     
 
 Ya.    15/07/1977.  Página: 12. Páginas: 1. Párrafos: 11. 

AGOTACIONES A LA SESIÓN

Un episodio político nada más

• Una señoría—nos cuesta cierto trabajo identificarlas aún—comentaba que el Partido Socialista Obrero

Español y Ja Unión de Centro Democrático, las dos minorías más importantes, estaban ejerciendo una

especie de dictadura sobre el Congreso en perjuicio de otras minorías con menor número de diputados.

Era una opinión, un comentario o un juicio, pero con visos de realidad.

• En la Cámara se hablaba de un pacto o un acuerdo entre lo» socialistas del señor González (don

Felipe) y los centristas del señor Suárez. Este, se comenta, ha accedido a apoyar al líder socialista para

neutralizar a otros socialistas, los del señor Tierno Galván. He aquí la causa de esa propuesta del grupo

del señor Gronzález (don Felipe) para que el número mínimo de diputados necesarios para poder formar

un grupo; parlamentario sea el dé quince.

• A quince diputados no llega en el Congreso el señor Tierno Galván. De aquí las votaciones en blanco

masivas de los diputados de los señores Juárez y González en las propuestas contrarias a reducir hasta

cinco el número de diputados, y las votaciones masivas afirmativas en favor de la propuesta dé tos

hombres del señor González (don Felipe).

• E1 señor Fraga, de Alianza Popular, inició el primer debate político pidiendo dejar la cifra en diez; en

una segunda intervención se decidió a apoyar la propuesta comunista, que fijaba el número en cinco, por

encontrarla más sencilla. Y, además, por considerar que la cuestión era un caso de conciencia, pidió, para

que pudiese ser resuelta en conciencia, vocación secreta. Lograría que así fuese la votación.

• En balde los diputados de los señores Tierno Galván, Carrillo, Ajuriaguerra, vasco, como vascos los

señores Letamendia, Arzallus; catalanes, como el señor Barrera (don Heribert) y otros, se opusieron eon

diversos argumentos: respeto a las minorías, no a la penaliaaclón, no a la discriminación. En balde. Los

portavoces del socialismo del señor Gongález (señor Guerra, don Alfonso) y del centro del señor Suárez

(señor Martinez Oviedo) concienciaban, con argumentos en contra, a los suyos, muy numerosos.

• Él debate fue, como alguien comentó, para asfixiar a las minorías. Con la propuesta de que sean

quince, como mínimo, el número de diputados necesarios para poder formar un grupo parlamentario,

parece que se logró aquel pifopósito. ¿Error parlamentario? No sería por falta de advertencias, que

las hubo continuamente. ¿Acuerdo entre los hombres del señor Suárez y los del señor González, como

consecuencias positivas ahora, pero acaso negativas mañana? Ix> más probable.

• Aquí, comentaba una señoría» se quiere que sólo haya dos grandes bloques, para dominarlo todo: la

Unión de Centro Democrático y el Partido Socialista Obrero Español, "La bipolarización de la

: Cámara", como anunció el comunista señor Gutiérrez Díaz. Alianza Popular y el Partido Comunista de

España, que se opusieron a la cifra de quince diputados, tienen ambos número de escaños suficientes para

poder formar sus respectivos grupos parlamentarios.

• Sin embargo, Alianza Popular y el Partido Comunista lucharon con los diputados de otros grupos -

minoritarios—entre ellos, nacionalistas vascos, aragoneses y catalanes—en contra de las dos formaciones

poderosas. Era Inútil el esfuerso, porque los dos grandes bloques jugaban uñidos. Hombres del centro,

señor Martinez Oviedo, y del socialismo del señor González (señor Guerra, don Alfonso), se oponían a

los demás.

• Su oposición se aliviaba con palabras de reconocimiento y de apoyo moral a los grupos políticos que

estaban condenados para que no pudiesen formar un grupo político. La figura del señor Tierno Galván

sigue inquietando al señor González (don Felipe). Los grupos alabados, y condenados

parlamentariamente, pudieron muy bien responder con aquella frase de Montaigne: "Prefiero que se me

elogie menos, con tal de que se me conozca más."

• La decisión del señor Fraga de apoyar la propuesta del comunista señor Carrillo no le cayó bien al

señor González (don Felipe). La conversación privada del señor Fraga con el señor Carrillo siguió

cayéndole mal al señor González (dan Felipe). Los votos de Alianza Popular a la propuesta comunista

hicieron su efecto en el señor González (don Felipe).

• "Las votaciones lian demostrado que hay muchas más coincidencias entre ,el Partido Comunista y

Alianza Popular que entre la Unión de Centro Democrático y el Partido Socialista Obrero Español", fue.

el desahogo final, ante lo acontecido, del señor González (don Felipe). Un desahogo, nada más. Lo otro,

los votos y la´ conversación de los señores Fraga y Carrillo, un episodio político nada más también.

A. J. G. M.

 

< Volver