Pacto democrático y P.N.V.. 
 Catalanes y Vascos, juntos en un grupo parlamentario  :   
 Los socialistas catalanes dispuestos a "independizarse" del P.S.O.E.. 
 Informaciones.    16/07/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

PACTO DEMOCRÁTICO Y P.N.V.

Catalanes y vascos, juntos en un grupo parlamentario

LOS SOCIALISTAS CATALANES, DISPUESTOS A «INDEPENDIZARSE DEL P.S.O.E.

Por Enrique SOPENA

BARCELONA, 16.

EL, pacto Democrático para Cataluña y el Partido Na-cionalista Vasco hemos llegado a un acuerdo en

firme para, constituir una minoría parlamentarían, declaró anoche a INFORMACIONES don Miguel

Roca i Junyent, secretario general adjunto de Convergencia Democrática, organización eje del Pacto,

cuyo máximo dirigente es don Jordi Pujol.

Según precisó el señor Roca, el entendimiento con e] P.N.V, tendrá un carácter provisional, «pues

confiamos en que, posteriormente, cuando se discuta el Reglamento de las Cortes, se modifique la cifra de

diputados necesaria para formar minorías, pues así nos lo han adelantado tanto responsables del P.S.O.E.

como de la Unión de Centro».

Merced al acuerdo con el grupo vasco, el pacto no se verá obligado a aceptar la oferta efectuada por el

P.S.U.C., a fin de que uno de sus diputados se integrara en la minoría «pujolista», la cual, sumados los

señores Heribert Barrera (Esquerra Republicana) y Canyellas y Güell (Unión de Centro y la Democracia

Cristiana), alcanza sólo los catorces miembros. Incluso pudiera ocurrir ahora que estos dos últimos

acabaran por no someterse a la disciplina de la nueva minoría, aunque se ignora hacia dónde deberían, en

ese caso, inclinarse. No se excluye la posibilidad de «ingresar» en la U.C.D. A este respecto, no ha dejado

de llamar la atención aquí el hecho de que ayer fuera recibido en audiencia por el presidente Suárez el

líder democristiano catalán don Antón Canyellas. No obstante, todo parece indicar que ambos sumarán

sus votos al grupo nacionalista centrista del señor Pujol y del P.N.V.

LOS SOCIALISTAS CATALANES

En este capítulo merece resaltarse también que socialistas de Cataluña —la coalición triunfadora aquí y

que engloba al P.S.C. y a la federación catalana del Partido Socialista Obrero Español—1 muy

probablemente, se eregirán en minoría propia, de algún modo independiente respecto a P.S.O.E. Se cree

que ello obedece al deseo de los socialistas de reforzar su dimensión nacionalista catalana, puesta de

algún modo en duda por su competid ores, quienes —más o menos veladamente— les acusan de «su-

cursal» del P.S.O.E. Sin embargo, y lógicamente, la relación entre la minoría socialista catalana (que,

significativamente, llega al número de quince diputados, cota defendida por el P.S.O.E. en el debate

parlamentario del jueves) y sus colegas dirigidos por don Felipe González sería muy estrecha, con mutuos

compromisos en el orden autonómico y en el ámbito de otros proyectos de índole política, económica o

social.

Por su parte, los siete parlamentarios comunistas del P.S.U.C. redondean la minoría del P.C.E., entre otras

razones porque, de lo contrario, no llegaría a la cifra mínima de quince. En cuanto al restante diputado

catalán, don Laureano López Rodó, su presencia en el Congreso será al lado de Alianza Popular. Por lo

que respecta a la U.C.D. de Cataluña, su incrustación se hará a nivel de la U.C.D. del resto de España.

EL SENADO

En cuanto al Senado, los catalanes rebasan con holgura la cota de diez, señalada para las minorías de la

Cámara alta. La «Entesa» —coalición apoyada por socialistas, comunistas e independientes— consiguió

doce senadores. A la misma se han unido, además, los dos pertenecientes al Pacto Democrático, el

independiente mossen Xirinach y el senador regio don Maurici Serrahima. Quedan fuera, por el momento

al menos, un senador de la U.C.D. y los otros tres de designación real, los señores Socías Humbert,

Ribera Rovira y Martín de Riquer.

Todo este trasiego de minorías se ha hecho necesario, ya que, como se sabe, tanto socialistas como

comunistas rechazaron la fórmula promovida por don Jordi Pujol, tendente a crear una sola minoría

catalana. «La propuesta —declaró ayer don Josep M. Triginer, número uno del Partido Socialista Obrero

Español aquí— no tenía sentido, puesto que la inmensa mayoría de los temas que se van a discutir en las

Cámaras no afectan exclusivamente a Cataluña; el compromiso con la autonomía quedó muy claro en la

campaña electoral, y, además, se mantiene a través de la asamblea de parlamentarios. Todos habremos de

votar unidos, sin necesidad de pertenecer a minorías concretas en la cuestión autonómica.. Con parecidas

palabras se expresó el doctor Antonio Gutiérrez (P.S.U.C.), consultado por INFORMACIONES.

 

< Volver