El discurso fue aplaudido con calor     
 
 Informaciones.    22/07/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

El discurso fue aplaudido con calor

MADRID, 22 (INFORMACIONES).

El discurso del Monarca fue aplaudido con calor por la generalidad de las Cámaras. En este momento

final, antes de que don Juan Carlos declarara inaugurada la legislatura, se vio aplaudir a don Felipe

González y otros dirigentes socialistas que no hablan aplaudido al hacer su aparición en el hemiciclo los

Reyes de España, ningún gesto, salvo el de ponerse en pie.

La actitud fría de los socialistas no fue secundada por los representantes del Partido Comunista» que no

regatearon sus aplausos al Monarca ni antes ni después de su discurso.

El Gobierno ocupó en pleno el banco azul. El vicepresidente y ministro de Defensa, general Gutiérrez

Me1lado, vestía de uniforme. La animación en las tribunas destinadas al público era considerable. En el

espacio destinado al Cuerpo Diplomático

se advirtió la presencia del Nuncio de Su Santidad, monseñor Dagaglio. En el palco de honor se

encontraban, entre otras personalidades de la nobleza, las hermanas d e 1 Rey, Infantas Margarita y Pilar,

acompañadas de sus respectivos esposos.

El protocolo que demandaba traje oscuro, fue observado en casi la totalidad de los casos. Fueron

excepciones algunas personalidades de la izquierda, concretamente el socialista Nico1ás Redondo, que no

lucía corbata y llevaba indumentaria clara, y el centrista Juan de Dios Ramírez Heredia, que lucía

chaqueta blanca y corbata negra. Tampoco el padre Xirinachs, que entregó un documento personal al

señor Martín Villa, al entrar en el hemiciclo, observaba la norma recomendada. Igualmente cabe señalar

el caso del vasco señor Letamendia, único representante de Euskadiko Eskerra, que no llevaba corbata.

 

< Volver