Autor: Apostua, Luis. 
   La primera batalla     
 
 Ya.    27/07/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

Jornada española

PRIMERA BATALLA

LA Izquierda ha dado demasiada Importancia a las medidas de "alcanforización" del Consejo del Reino.

Con elocuente vehemencia, sus portavoces, señores Mújica y Solé Tura, hicieron ana anatomía cuasi

Post-mortem del mencionado organismo. Pero no quisieron comprender (o no lea convenía revelar que lo

comprendían) el hecho de que se ha votado 1» simple subsistencia formal del Consejo del Reino en el

espacio, tres o cuatro meses, entre este momento y la entrada en vigor de la nueva Constitución, en la

cual, muy probablemente, no habrá rastro de dicha institución. La subsistencia, a retazos, de las antiguas

Leyes Fundamentales obligan a mantener instituciones como ésta por si fuera necesario su

funcionamiento. Y no tiene mas importancia la batalla del Congreso que, por haber sido la primera, es la

que ha puesto un punto de emoción dialéctica en la réplica del diputado Herrero de Miñón.

Todo ha sido como el humo que empezó a echar la mesa presidencial, por un corto circuito de los cables,

cuando se abría la sesión. No hay que exagerar.

NO obstante la espectacularidad qne tienen estos primeros debates, sobre todo por lo Inexpertos que

somos en Ut democracia parlamentarla, los verdaderos problemas del país siguen en la senda económica

y laboral. El ministro de Trabajo, señor Jiménez de Parga, ha levantado algo el velo de sus intenciones

legislativas aprovechando la toma de posesión de sus nuevos altos cargos. Ha hablado de "democracia en

la empresa", que, a su Juicio, exige mas información y mas participación en las direcciones básicas de la

empresa.

Por lo demás, todo esta a la espera de que los sindicatos—preferentemente los muy ligados con partidos

de izquierda—hagan saber da verdad cual es su grado de colaboración con el proyecto económico del

Gobierno o bien si es verdad que lo van a torpedear a fondo desde el primer momento. Hasta ahora sólo

hemos asistidlo a un primer telón de declaraciones de principio.

Muy probablemente, los principales ministros económicos darán cuenta más detallada de las medidas al

país en general y ai Congreso y Senado en particular. Ese será el momento de medir con más exactitud el

grado de rechazo o aceptación que vaya a tener el programa.

Luis APOSTUA

 

< Volver