Autor: González Muñiz, Antonio José. 
   Revelación de un parlamento     
 
 Ya.    27/07/1977.  Página: 9. Páginas: 1. Párrafos: 10. 

Revelación de un parlamentario

• Mediada la sesión de tarde en el Congreso hemos asistido al na-cimiento de un parlamentario. Hasta

ahora estaba sentado en un escaño, confundido con los demás diputados, sin que pudiésemos adivinar

si aquel hombre con rostro un tanto aniñado, enjuto, con gafas y a veces con una flor en el ojal de la.

solapa, era o no un parlamentario destacado. Pero aquel hombre pidió la palabra, bajó a la tribuna de

oradores y desde las primeras: palabras que pronunció nos dijimos: He aquí un orador.

• Aquel hombre es el señor Herrero Rodríguez de Miñón, diputado de la Unión de Centro Democrático.

Pidió la palabra para rebatir primero, a los socialistas; en un segundo turno, para rebatir » los

comunistas. Fue escuchado con atención. Sin artificiosidad alguna, sin leer—como habían hecho quienes

le precedieron—, con sólo la fuerza de Sus ideas expresadas en palabras contundentes, habló para decir lo

que en aquel momento tenía que decir.

9 El señor Herrero Rodríguez de Miñón ha escrito, no hace tanto, críticas muy sensatas políticamente

sobre la existencia del Consejo del Reino. Si hubiera querido, si ayer fuese ese momento pro-ee-satl,

hubiese dicho cosas más duras del Consejo del Reino, que «1 diputado socialista señor Mújica y el

comunista señor Solé Turá dijeron en la sesión. Pero no era ese momento.

• Los socialistas, por boca del señor Mújica, pidieron que no se eligiesen ahora a los diputados que

habrían de desempeñar el puesto de consejeros del Reino, No faltaron los duros ataques a este órgano

•"típico del régimen autoritario anterior"; "órgano regresivo, anacrónico en Europa". El señor Mújica

puso su fuerza dialéctica en tratar de convencer a la Cámara que esa elección debe aplazarse, y a lo mejor

nunca se llevaría a efecto.

• El comunista señor Solé Tura quiso también que se aplacase la elección de los consejeros del Reino,

"órgano eminentemente fascista"; de celebrarse ahora la elección, podría prejuzgarse la existencia del

Consejo en la futura Constitución. Y este venablo oratorio: Si la Unión de Centro Democrático quiere

que se elijan los consejeros del Reino, es que desea conservar el Consejo y tener en él la mayoría.

• Este fue el debate político más importante, en "la sesión de ayer. A rebatir argumentos salió el señor

Herrero Rodríguez de Miñón, que con facilidad de palabra y con claridad de ideas fue desmontando uno

a uno las tesis contrarias. ¿Por qué aplazar la elección de consejeros del Reino?—vino a decir. Elegirlos

no supone la consagración del actual Consejo del Reino. Este, nos guste o no, está vigente, y es

necesario para que el Rey, desde la legalidad, pueda hacer unos nombramientos.

• Tuvo su punto de ironía. El Consejo del Reino, en su constitución actual, sólo tiene parangón con

algún órgano de los países socialistas, que, es claro, no vamos a adoptar aquí. Elegir ahora consejeros del

Reino es algo qué exige la ley de Reforma Política. Cuando discutamos la Constitución, ya veremos si el

Consejo del Reino pervive, y si pervive, si tiene las facultades y misión que ahora tiene; éste es otro tema

que, por el momento, no está a debate.

• La transformación política se ha, hecho desde la autocracia, pero con plena legalidad, dijo también.

¿Por qué ahora queremos salimos de la legalidad. Ya iremos modificando esa legalidad. Tiempo al

tiempo. No admitía "vaciar" ahora al Consejo del Reino. Ya llegará, si es preciso, ese momento, en el que

el señor Herrero Rodríguez de Miñón tendrá mucho que decir.

• Socialistas y comunistas hicieron cuanto pudieron por convencer a la Cámara de que debían votarse

sus mociones, pidiendo el aplazamiento de las elecciones a consejeros del Reino. Hubo voces pidiendo

esa votación, que el presidente no aceptó. Acaso, como "enfado parlamentario, se abstuvieron de

participar en la votación comunistas, socialistas y las minorías vasco-catalana. Pero se celebró la elección

y los cinco consejeros son: tres de Centro Democrático y dos de Alianza Popular.

• Por la mañana, socialistas y comunistas volvieron a ver cómo no prosperaban sus propuestas par»

modificar el sistema de elección de los miembros de la Comisión de Urgencia. Legislativa, Ayer fue un

día aciago para aquellos dos grupos parlamentarios. Y un día venturoso, creemos, para el señor Herrero

Rodríguez de Miñón.

A. J. G. M.

 

< Volver