La UCD también impuso su ley en el Senado     
 
 Ya.    27/07/1977.  Página: 10. Páginas: 1. Párrafos: 10. 

27-VII-77

UCD TAMBIÉN IMPUSO SU LEY EN EL SENADO

Metió a tres de sus hombres en la Comisión de Urgencia Legislativa • No prosperó la propuesta del PSOE

de aplazar las votaciones para consejeros del Reino • Estas se celebrarán hoy

No hubo ayer votaciones para senadores consejeros del Reino. V no porque saliera adelante la propuesta

del Grupo Parlamentario Socialista y de Entesa dels Catalans, en el sentido de suspender o aplazar esta

elección hasta que la nueva Constitución se pronuncie definitivamente sobre e] Consejo del Reino, sino

porque el presidente de la Cámara Alta, Antonio Fontán, levantó la sesión minutos después dé las diez de

la noche hasta las cuatro y inedia de esta tarde.

El Grupo Parlamentario Socialista del Senado y Entesa deis Catalans habían hecho propuestas

coincidentes sobre el tema. Socialistas, desde el estrado presidencial, y ucedistas, desde eufi escaños,

consumieron sus respectivos, turnos de debate. Habló en primer lugar Francisco Ramos Fernández

Torrecilla (GPS) para defender la propuesta de aplazar la votación "hasta que esta Cámara, a través de la

nueva Constitución, se pronuncie definitivamente «obre el futuro del Consejo del Reino". El senador

socialista por Toledo alegó razones de coherencia democrática y de Inutilidad de funciones. Señaló que

las Cortes son las únicas que deben decidir sobre las relaciones entre éstas y la Jefatura del Estado; dijo

que ninguna de las funciones que corresponden a "ese viejo organismo fruto del anterior régimen" son

funciones que las Cámaras puedan delegar; afirmó que el Consejo del Reino es un organismo impropio de

una Monarquía constitucional y adelantó el propósito de su partido de que tal organismo desaparezca.

"Pero eso ya se debatirá en su día", precisó.

INSTRUMENTO CLAVE

En contra de la propuesta halólo el portavoz de UCD, Rafael Calvo Ortega, quien adujo en favor del

Consejo del Reino razones políticas (´´es un instrumento clave en el devenir de los acontecimientos

políticos, como segu-ro eficaz e inmediato contra po-sibles emergencias"), razones jurídicas ("el Consejo

del Reino está regulado por la ley para la Reforma Política, aprobada en referéndum") y razones de

estricta oportunidad parlamentaria. Le replicó Juan Antonio Cansinos (GPS). El senador socialista por

Badajoz se refirió al Consejo del Reino como a un organismo con facultades que "cercan y cohiben" los

poderes de la Corona y anunció que el Grupo Parlamentario Socialista del Senado no participaría en

ningún, caso en la votación. En el correspondiente turno de réplica, Alberto Ballarín (UCD) hizo hincapié

en que un "Estado de derecho no puede empezar a nacer incumpliendo una ley. y una ley constitucional",

como es la de Reforma Política, que se refiere expresamente al Consejo y consejeros del Reino. Añadió

que este organismo no repugna con una Monarquía constitucional, porque es un organismo que "matiza y

ayuda" en el ejercicio de las facultades de un Monarca constitucional. También señaló que Jos consejeros

elegidos superarían en número a los natos, "por lo que queda garantizada la vigencia de] principio

democrático".

A continuación tomaron la palabra representantes de otros grupos parlamentarios. Y en primer lugar lo

hizo Lorenzo Martin Retortillo (Progresistas y Socialistas Independientes), para pronunciarse, en nombre

de su grupo, contra "instituciones claramente antidemocráticas, que no existen en ningún régimen

democrático" y que son una especie de "órgano lastre", y para adelantar que su grupo tampoco

participaría en la elección. Tras la intervención de Pedro Porta-bella (Entesa dels Catalans), quien calificó

al Consejo del Reino como un organismo "inoportuno", pidió la palabra el senador por designación real y

catedrático Carlos Ollero. Su petición de palabra fue acogida por algunos senadores centristas con

muestras de protesta porque el señor Ollero había dicho que iba a hablar en nombre propio y no como

portavoz de la Agrupación Independiente a que pertenece. Tales senadores centristas tal vez pensaban que

el profesor Ollero se iba a mostrar contrario al Consejo del Reino. Pero no fue así. El señor Ollero señaló

que el Consejo del Reino es una institución vigente; que una mayoría muy cualificada de consejeros

accederían a él de forma democrática; que funcionalmente era una pieza en la estructura constitucional

actual, cuyo funcionamiento era necesario, y que estructuralmente el Consejo del Reino era una vía de

presentación ante el Rey de los criterio» democráticos de las Cortes.

VOTACIÓN

Faltaban algunos minutos para las nueve de la noche y el presidente de la Cámara anunció que se iba a

someter a votación la propuesta del Grupo Parlamentario Socialista y de Entesa deis Catalans. En esto, el

portavoa de UCD, Rafael Calvo Ortega, pidió votación secreta. Protestó en vano el portavoz del Grupo

Progresistas y Socialistas Inde-pendientes, Manuel Villar Arre-gui, quien, según había acordado por la

mañana la Junta de Portavoces, se mostró contrario al sistema de votaciones secretas en casos de no

elección de personas. Pero el presidente de la Cámara, contando con el apoyo de los senadores centristas,

mantuvo la petición de éstos y de su portavoz. Y comenzó la lenta votación por papeletas. Tres cuartos de

hora para llamar a cada senador por su nombre a fin de que depositara en la urna su opinión y para

proceder al escrutinio. Finalmente, la propuesta de suspensión o aplazamiento de las elecciones para

senadores consejeros del Reino fue derrotada por 114 votos. Hubo 97 votos en favor de la propuesta y 13

en blanco. Había que proceder, pues, a la elección. UCD pidió un descanso—eran casi las diez de la

noche—; los socialistas se mostraron partidarios de levantar Ja sesión hasta hoy; el grupo Progresistas y

Socialistas Independientes solicitó que siguiera la sesión. Pero el presidente de la Cámara, después de

haber consultado a la mesa, levantó la sesión hasta esta tarde.

Pasaban unos minutos de las diez de la noche y la sesión había comenzado a las cuatro y media de la tarde

con ocho punto» en «el orden del día. El primero se refería a los ocho grupos parlamentarios constituidos:

Unión de Centro Democrático (114 senadores; portavoz, Rafael Calvo Ortega), grupo parlamentario

so-cialista del Senado (49; Rafael Fernández Álvarez), Progresistas y Socialistas Independientes (21;

Manuel Villar Arregui), Entesa dels Catalans (15; Josep Benet), Agrupación Independiente (13; Justino

Azcárate), Grupo Parlamentario Independiente (10; Luis Sánchez Agesta), Senadores Vascos (10; Miguel

de Unzueta) y Grupo Parlamentario Mixto (16; Juan de Arespacochaga).

 

< Volver