El Parlamento. 
 Una vieja institución     
 
 Diario 16.    27/03/1977.  Página: 6. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

Una vieja institución

MADRID, 27 (D16)._ El Consejo del Reino fue reintroducido en la vida política española por la ley de

Sucesión en la Jefatura del Estado, de 26 de Julio, de 1947, Sobre la base de uaa insitución habitual

en las Monarquías que ;le precedieron, fue organismo clave ea la dictadura franquista.

Otra ley fundamental, & Orgánica del Estado, de 10 de enero de 1967, vino a ciar forma definitiva a, este

organismo, ampliando notablemente sus funciones. Destaca entre estas la aé proponer las ternas sobre las

que han de nombrarse los presidentes del Gobierno Cortes, Tribunal Supremo y Consejo de Economía

Nacional, así como la de ser consultado preceptivamente en ios casos dé cese, cuim-síoi* o incapacidad

¿e tós mismos.

El Consejo del Reino ´ha sido, en virtud de éste ´precepto, la mejor garantía de ´.a, pureza ideológica de

los altos cargos del régimen, al estar integrado ea uóa proporción importante por miembros vitalicios, los"

Mamados consejeros natos, elegidos directa o indirectamente por el Jefe del Estado.

No obstante, la reforma constitucional .de 1967 supuso una cierta "democratización" del Consejo, en. la

medida que redujo el numero de consejeros natos de diez a siete, sobre un total de diecisiete.

Circunstancia que las Cortes aprovecharon para llevar, por elección- entre ¡procuradores, alertado orga-

nismo a personajes como Girón, Iñigo Oriol, Martín Sanz, Joaquín Viola y otros, que cesaron al perder su

escaño franquista en las últimas elecciones.

Dado que la ley de Reforma Política aprobada en , el referéndum del15 de diciembre de 1976 se Umita a

re-distribuir entre las dos Cá-maras el total (Je consejeros de lección, a razón de einco por cada una, sin

alterar en lo más mínimo la figura del consejero nato ni las funciones del organismo, el Consejo ha

quedado convertido en una institución anacrónica, que seguirá controlando importantes funciones de la

vida del Estado, pese a que su estructura actual sea poco adecuada para la nueva vía democrática.

Son en la actualidad con-sejeros natos, de acuerdo COH ´tó etepuesto por el artículo 4° de la ley de

Sucesión en ´la, Jefatura del Estado, Antonio Hernández Gil, pre-sidente déí Consejo ea su calidad dé

´presidente de las portel; él teniente general Félipe Galarza, por su condición de jefe del Alto Estado

Mayor; Luis Diez-Alegría, como teniente general •en activo más antiguo; Valentín Silva Melero, como

presidente del Tribunal Supremo; Antonio María de Oriol y Urquijo, como presidente del Consejo de

Estado, y Manuel Lora Tamayo, como presidente del Instituto de España.

Se da incluso la circunstancia de que el Consejo no podi´á reunirse en pleno al quedar sin cubrir el puesto

correspondiente al prelado más antiguo entre los "procuradores" en Cortes, dado que ningún prelado

ocupa escaño alguno en las Cámaras. Hasta el pasado 15 de junio este puesto estuvo ocupado por el

arzobispo de Zaragoza, monseñor Cantero Cuadrado.

Según lo dispuesto en la ley Orgánica del Consejo del Reino; los consejeros na-1x50 únicamente pierden

su condición al cesar en el cargo en virtud del cual acceden a dicho Consejo.

 

< Volver