El Parlamento. Los partidos políticosa aclararon sus objetivos. 
 UCD confía en que el Gobierno será apoyado     
 
 Diario 16.    28/07/1977.  Página: 8. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

8/NACIONAL

Jueves 28-julio 77/DIARIO 16

Los partidos políticos aclararon sus objetivos

UCD confía en que el Gobierno será apoyado

Leopoldo Calvo-Sotelo, portavoz de la Unión de Centro Democrático (UCD), mostró su confianza en que

"este Gobierno encuentre en las Cámaras el apoyo necesario, especialmente en esta primera etapa, en que

a todos nos importa antes que nada la consolidación de la democracia", y expresó su intención de "evitar

en los debates la dialéctica de hostilidad que na convertido a veces en campo de enfrenta-miento las

instituciones parlamentarias".

El portavoz ucedista dejó constancia luego de los tres puntos fundamentales en los que la coalición

centrará inicialmente su acción en el Congreso y en el Gobierno.

La Constitución

Estas Cortes deben, ante todo, producir una nueva Constitución netamente democrática —dijo—, que ob-

tenga el consenso expreso de todos los partidos políticos con representación parlamentaria y que pueda

ser refrendada por el pueblo español. Una constitución que institucionalice un marco de libertades

públicas, Jurisdiccionalmente garantizadas, y cuyo ejercicio no tenga más límite que el propio respeto a la

Constitución y no consienta más impedimentos que las medidas necesarias para defender a la sociedad

contra la violencia como método de acción política, medidas que todo Estado tiene la obligación de

adoptar y cumplir.

El problema económico

En segundo lugar, el tema económico. Unión de Centro Democrático tiene la satisfacción de que el Go-

bierno haya hecho suyas explícitamente las líneas generales, y aun las medidas concretas de su programa:

"Empezamos así —dijo Calvo-Sotelo— a cumplir como partido los compromisos electorales que

adquirimos como coalición; somos, en definitiva, los mismos antes y después de las elecciones. Unión de

Centro Democrático mantiene aquel programa en su integridad e insta al Gobierno, para que continúe en

la línea que ha iniciado su reciente plan de urgencia. Porque la situación de aguda crisis en que se

encuentra nuestra economía, y que también ha afectado a otros países de Occidente, obliga sin duda a ese

elemental ejercicio de gobierno que es el establecimiento de prioridades. No todos los problemas pueden

abordarse a 3a vez desde el Gobierno, aunque todos los problemas puedan presentarse a la vez desde la

oposición. Y entendemos que el Gobierno ha acertado señalando la prioridad absoluta de combatir la

inflación, el paro y el desequilibrio interior, problemas tan ligados los tres que sólo conjuntamente pueden

resolverse".

La respuesta inmediata a estas crisis, tal y como va siendo anunciada por el Gobierno, se basa en un

programa que empieza por exigir más a los que más tienen, puntualizó el portavoz. "El corazón de ese

programa es la reforma fiscal, por primera vez planteada en términos convincentes y con un propósito

inequívoco de llevarla a término."

Las autonomías regionales

En tercer lugar, el tema de las autonomías regí ona-les, cuyo establecimiento constituye una exigencia del

momento presente, si queremos —afirmó— que las normas legales y la actividad pública se acomoden

por fin a 3a realidad de los hachos históricos, sociales, geográficos, lingüísticos, culturales y económicos

de los distintos pueblos que integran la unidad de España. Según el viejo lerna "distinguir para unir", esta

unidad de España tiene que hundir sus raíces en un sentimiento profundo de solidaridad que arranca de la

personalidad propia de los distintos pueblos, reconocida por la Constitución. Y hemos de elaborar una ley

—concretó— que desarrolle los preceptos constitucionales sobre la autonomía de las regiones y dictamine

el protagonismo de sus propias instituciones políticas, así como los servicios y las competencias que

deben corresponderles; que fomente las lenguas y las culturas vernáculas y que establezca un régimen

financiero adecuado para que las autonomías sean reales, régimen basado en un principio de solidaridad

interregional a fin de que la insíitucionalización de las autonomías no venga a aumentar las ya muy

acusadas diferencias de riqueza entre unas regiones y otras, La regionalización del Estado, entendido

políticamente y no sólo en términos de descentralización administrativa, es, además de una exigencia de

nuestra historia, también una necesidad sentida por el propio desarrollo de la institución estatal

—puntualizó Calvo-Sotelo.

Deseo de amplio consenso

Leopoldo Calvo-Sotelo terminó afirmando que los planteamientos de UCD son concidentes con los de

otros grupos parlamentarios y que esa coincidencia "presagia un amplio consenso en los debates que

sobre ellos hayan de producirse".

"En este sentido —terminó— UCD reitera su ofrecimiento de colaboración a todas las fuerzas políticas

presentes en la Cámara y expresa su certidumbre, desde esta declaración liminar de qus e! esfuerzo

común permitirá que resolvamos, definitivamente esta vez, bajo la nueva Monarquía, los viejos

problemas de nuestra convivencia nacional."

La intervención del portavoz del partido gobernante fue aplaudida, en general, por todos los grupos.

 

< Volver