Calvo Sotelo: Estamos dispuestos a evitar la dialéctica de la hostilidad     
 
 ABC.    28/07/1977.  Página: 11-12. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

CALVO SOTELO: «ESTAMOS DISPUESTOS A EVITAR LA DIALÉCTICA DE HOSTILIDAD»

«La voluntad soberana del pueblo español, promovida» asumida y respaldada en todo momento por la

Corona, hizo posible d proceso que nos ha traído haata el umbral de la democracia Que hoy pisamos.

Unión de Centro Democrático sabe que ese proceso no hubiera podido compfetaroe sin la participación

activa de todas las fuerzas políticas aquí representadas» Nuestro partido tiene la firme convicción de vue

el pluralismo político es condición previa para organizar 1a convivencia ciudadana» y desde una posición

ideológicamente bien definida, aunan» no dogmática, acepta, respeta e intenta comprender los punios de

vista y los principios discrepantes de los demás partidos. Per ello estamos dispuestos » evitar en los

debates de esta Cámara en nuestro trabajo diario, la dialéctica de hostilidad», afirmó Leopoldo Calvo

Sotelo en ni discurso como portavoz de U.C.D.

Un Gobierno salido de nuestras filas —añpadió— y que ha asumido nuestro programa en sus primeras

declaraciones y decisiones acentúa nuestro sentido de responsabilidad. Es-pecamoe que éste G-bierno

encuentre en las Cámaras el apa-yo necesario, especialmente en esta primera etapa en que a todos nos

importa, antes que nada, la consolidación de la democracia, por encima de las diferencias, en cuanto a los

fines y a los medios, que, sin duda, nos separan en el tratamiento de otras cuestiones concretas.»

LA CONSTITUCIÓN Y LA ECONOMÍA. A continuación enunció aquellos puntos sobre los que la

U.C. D va & centrar inicialmente al acción en el Congreso y en el Gobierno:

La Constitución. Estas Cortes, aunque tengan que ocuparse también de otros temes, porque una

democracia no se construye sólo sobre un texto constitucional, ciertamente deben» ante todo, producir

una nueva Constitución, Una nueva Constitución netamente democrática que obtenga el condenso

expreso dt todos los partidos políticos con representación parlamentarla y que pueda ser retnendada por el

pueblo español. Una Constitución que institucionalice un marco de libertades públicas, jurisdicionalmente

garantizadas, y cuyo ejercicio no tenga más limite que el propio respeto a la Constitución y no consiente,

más impedimento* que las medidas necesarias para defender a te sociedad contra la violencia como

método de acción política, medidas que todo Estado tiene la obligación de adoptar y cumplir.

La ley para la Reforma Política atribuye la iniciativa en este punto capital al Gobierno o al propio

Congreso. En moción presentada al amparo del artículo 27 de las normas provisionales solicitamos a la

Mesa del Congreso la creación de una Comisión constitucional que estudie y dio lamine un texto para su

remisión al Pleno (y ayer se aprobó esta moción).

El problema económico. No hçabrá consolidación de la democracia si fe economía española no encuentra

una nueva vía de estabilidad y crecimiento.

El Gobierno ha hecho suyas explícitamente las lineas generales, y aun las pedidas concretas, de aquel

programa de te U. C. D. empezarnos asi a cumplir como partido los compromisos electorales que

adquirimos como coalición; somos, en definitiva, los mullios antes y después de fes elecciones, unión de

Centro Democrático mantiene Aquél programa en su inte-rridad e Insta al Gobierno para que continúe en

la línea que ha iniciado su reciente plan de urgencia. Porque la situación de aguda crisis en que se

encuentra nuestra economía, y que también ha afectado a otros países de Occidente, obliga, sin duda, a

ese elemental ejercicio de Gobierno que es el establecimiento de prioridades. No todos los problemas

pueden bordarse a la vez desde el Gobierno.

PRIORIDADES ECONÓMICAS.—Y entendemos que el Gobierno ha acertado se-Éalando la- prioridad

absoluta de combate la inflación, el paro y el desequilibrio «xterlor, problemas tan ligados los tres Que

sólo conjuntamente pueden resolverse.

Kl corazón de ese programa es la Reforma Fiscal, por primera vez planteada en términos • convincentes y

con un propósito Inequívoco de llevarla a término. La Reforma Fiscal, según el programa de la unión de

Centro Democrático, se propone corregir la Injusticia como germen destructor de la solidaridad nacional,

y a fin de que los sacrificios que todo saneamiento económico comporta sean asumidos sin pérdida de

tiempo, desde el primer momento, por aquellos que mayores obligaciones sociales tienen por su mayor

nivel de renta, se han adelantado tres figuras tributarias como vanguardia de la Reforma Fiscal, que

vendrán a estas Cortes inmediatamente en otros tantos proyectos de ley: el impuesto sobre el patrimonio,

la imposición sobre las rentas elevadas de trabajo y la. imposición sobre el lujo.

Las autonomías regionales, cuyo establecimeinto constituye una exigencia del momento presente, si

queremos Oue las normas legales y la actividad pública se acomoden por fin a la realidad de´ los hechos

históricos, sociales, geográficos, lingüísticos, culturales y económicos de los distintos pueblos que

integran la unidad de España. Según el viejo lema "distinguir para unir", esta unidad de España tiene que

hundir sus ratees en Un •entlmienito profundo de solidaridad que arranca de la personalidad propia de los

distintos pueblos reconocida por la Constitución.

LAS AUTONOMÍAS.—Hemos de elabolar una ley que desarrolle los preceptos constitucionales sobre la

autonomía de las regiones y dictamine el protagonismo de sus propias instituciones políticas, así como los

servicios y las competencias que deben corresponderles; que fomente las lenguas y las culturas vernáculas

y que establezca un régimen financiero adecuado para que las autonomías sean reales.»

 

< Volver