El Congreso debate la política general. Intervención de Don Felipe González. 
 Nuestro pueblo quiere superar el pasado y construir un futuro democrático     
 
 Ya.    28/07/1977.  Página: 10-11. Páginas: 2. Párrafos: 63. 

ya. Pág. 10

INFORMACIÓN NACIONAL

28-VII-77

Intervinieron todos los portavoces de los grupos parlamentarios

"Nuestro pueblo quiere superar el pasado y construir un futuro democrático y justo pacíficamente"

"Como grupo parlamentario, queremos exigir ai Gobierno que lo amnistía se complete con urgencia y se

extienda al campo socio-laboral" • "Se impone la derogación inmediata de toda la legislación represiva

nacida en los últimos cuarenta años" • "Los recientes conflictos en centros penitenciarios tienen sus

causas profundas en disposiciones reaccionarias".

El Congreso de Diputados dedicó sus sesiones de mañana y tarde a la exposición de declaraciones

generales por parte Se los diversos grupos parlamentarios.

La sesión de la mañana comenzó a las anee y cuarto. En el banco azul se encontraban el presidente del

Gobierno y los ministros de Hacienda-, de Cultura y Bienestar, de Obras Publicas y Urbanismo, de

Educación y Ciencia y los adjuntos de Relaciones con las Cortes y con las Regiones.

En primer lugar hizo uso de la palabra el portavoz del,´grupo socialista, señor González (don Felipe), de

cuyo urso puiblicamos a continuación un amplio extracto.

INTERVENCIÓN DE DON FELIPE GONZÁLEZ

El secretario general del Partido Socialista Obrero Español, don Felipe González, expresó sintéticamente

las intenciones y proyectos parlamentarios de su partido.

Tras hacer una introducción histórica acerca de la importancia del PSOE a lo largo de la trayectoria

política española, el señor González subrayó:

"Animados por el mismo espíritu que antaño y sin anclarnos* por ello en viejos esquemas superados,

conscientes de que representamos una continuidad histórica en la lucha por las libertades individuales y

colectivas y de que los antagonismos sociales en la hora presente son fundamentalmente distintos y más

complejos que en otros tiempos, aspiramos de nuevo a representar intereses de la clase trabajadora y de

los sectores populares que en nosotros han depositado eu confianza."

A continuación, Felipe González recordó la ausencia de los socialistas en las Cortes Españolas durante las

últimas cuatro décadas de "democracia orgánica", pero como el objeto de la intervención era hablar de la

actitud del PSOE en la actual coyuntura histórica, marcada por la fecha decisiva del 15 de junio de 1977,

el secretario general del Partido Socialista Obrero Español dijo, entre otras cosas, lo siguiente:

"Tanto por su contenido, como por la forma ejemplar dé su realización—a niveles de comportamiento

popular—, la elecciones han puesto de manifiesto, a nuestro juicio, de forma abrumadoramente

mayorltaria, que nuestro pueblo quiere- superar e¿ pasado y construir un futuro democrático y justo, sin

traumas, pacíficamente.

Las elecciones han creado-una dinámica socio-política que nos encamina´ imparablemente a la

consecución de tres objetivos báscos.

• Liquidación de los residúos autocráticos y de la división entre los españoles.

• Construcción de un nuevo marco de convivencia democrática.

• Creación de las normas y mecanismos >jue permitan superar !«. marginación, la injusticia económica,

social y cultural, que permitan, en definitiva, cambiar 1a. vida, estabilizando la democracia.:."

"Para el cumplimiento de este mandato asumimos, como parlamentarlos, nuestra condición de ser parte

del Estado, delimitando con claridad lo que deben ser competencias del Gobierno y de lo que es

ineludible responsabilidad de estas Cortes.

LIQUIDACIÓN DE LOS RESIDUOS ATOCRÁTICOS

Como grupo parlamentario, queremos ¡reiterar al Gobierno exigencias ya planteadas como partido en los

últimos meses:

1., Que la amnistía se complete con urgencia y se extienda Al campo socio-laboral.

8. Que la libertad de asociación de cabida en la vida legal a todos los grupos políticos y sociales que lo

deseen. Hemos de reparar, en lo posible, el grave error histórico de iniciar una etapa -constituyente con la

exclusión de fuerzas políticas que, como ARDE, están legit imadas históricamente como pilares d« la

democracia.

3. Los derechos de los ciudadanos y de las colectividades que aún siguen teniendo la consideración de

vencidos deben ser restablecidos inmediatamente, ya se trate de mutilados d« guerra, de militares que

prestaron su servicio al lado de la República, de ciudadanos expedientados por sus ideas o de las

organizaciones expoliadas de sus bienes.

Se impone la derogación inmediata, por el Gobierno o por las Cortes, según lo exija el rango normativo

de cada disposición concreta, de toda la legislación represiva nacida durante este largo período, al amparo

de la ausencia de representación popular en las Cortes y de los poderes autoritarios del Ejecutivo.

Así la ley de Asociaciones, la ley de Prensa e Imprenta, la ley de Secretos Oficiales, la ley de Orden

Público, el decreto sobre Pasaportes, así como todas aquellas disposiciones fíe idéntico espíritu y

propósitos, que pretenden la eliminación del adversario político y lo tratan como enemigo.

Los recientes conflictos en centros penitenciarios tienen, sus causas profundas en disposiciones

reaccionarias, como la ley de Peligrosidad Social, y el propio Código Penal, por su carácter regresivo y

sus causas inmediatas en el propio sistema penitenciario. Es necesario derogar la ley de Peligrosidad

Social, modificar el Código Penal, estudiar un nuevo sistema penitenciario que facilite la reinserción en la

sociedad de los grupos marginados.

CONSTRUCCIÓN DE UN NUEVO MARCO DE CONVIVENCIA DEMOCRÁTICA

La urgente tarea legislativa que nos espera obligará a las nuevas Cortes a establecer un calendario de

trabajos, con definición de prioridades nacidas de la necesidad de dotarnos de una nueva Constitución; de

llenar los vacíos legales impuestos por las .necesarias derogaciones y la normativa que recoja las

aspiraciones fundamentales de los ciudadanos en materia social, económica y cultural, tanto tiempo

reprimidas.

Es tarea inmediata de estas Cortes la elaboración de una nueva Constitución. Esta reivindicación ha sido

el eje de la campaña del PSOE y de casi todas las fuerzas políticas participantes. El voto popular ha

inclinado definitivamente, la balanza en favor de una nueva Constitución. La necesitamos para que nos

sirva de marco de convivencia a todos los ciudadanos y pueblos de España que desean vivir en

democracia, respetándose en el libre juego establecido por un nuevo texto constitucional elaborado por

todos, sin doctrinarismos, sectarismos.

Este era el sentido de nuestra propuesta de compromiso constitucional realizada hace ya meses a todas las

fuerzas políticas democráticas del país, sin exclusiones de ningún tipo. La propuesta cobra ahora su

auténtica dimensión, al iniciarse esta legislatura, cuyo carácter constituyente no pone en cuestión

prácticamente ninguna fuerza política.

Agradecemos al Gobierno su desvelo, prometiéndonos enviar a las Cortes un proyecto de constitución

realizado por él "con la colaboración de destacados especialistas en Derecho Político, oídos todos los

partidos presentes en las Cortes...", pero entendernos que dicho proyecto constitucional debe ser el fruto

del trabajo de una "comisión" que se cree al efecto y con urgencia en estas Cámaras. Los partidos no

tienen por qué ser "oídos", sino que han de ser protagonistas, a través de sus grupos parlamentarios, en la

elaboración de este proyecto y en la discusión definitiva ante el Pleno. Por esa razón hemos propuesto una

modificación de las normas de funcionaminto provisional de estas Cortes, incluyendo la inmediata

creación de una Comisión Constitucional. Esta. Constitución debe comprender, a nuestro juicio: •. Un

Estatuto de Libertades que reconozca y proteja los derechos y libertades fundamentales, tanto

individuales como colectivos.

Sin pretender hacer una enumeración exhaustiva, conviene recordar la necesidad de incluir en el texto

constitucional la libertad sindical. En su triple dimensión de libertad colectiva de constitución de

sindicatos, libertad de afiliación a lo* sindicatos constituidos y libertad de acción sindical a todos los

niveles. Especial mención deberá hacerse del derecho de huelga en el texto constitucional...

tos derechos políticos, social», económicos y culturales de la juventud y de la infancia, con el

reconocimiento del derecho al voto y a la plena participación en la vida política a partir de los dieciocho

años, deben garantizarse también a nivel constitucional.

• Debe definirse un marco autonómico capaz de responder generosamente a las aspiraciones y derechos

de los diversos pueblos qué componen España. Y al mismo tiempo establecer los mecanismos solidarios

que sirvan para mantener armónicamente unidos a todos estos pueblos con personalidad propia. La

auténtica unidad del Estado depende del acierto en la conjunción de esta doble línea de intereses. El

fracaso del unitarismo centralista se ha puesto de manifiesto como reacción, con la aparición de

tendencias disgregadoras.

El respeto a la libertad de conciencia de cada ciudadano y a las instituciones que de ella emanan imponen

la laicidad del Estado.

Debe establecerse una correcta organización de los poderes públicos que permitan controlar al ejecutivo,

a través de mecanismos que no resten eficacia al Gobierno y dé al poder judicial auténtica independencia.

Los problemas presupuestarias, sanitarios y educacionales deben ser recogidos en el texto constitucional y

orientados al servicio de la totalidad de los españoles, evitando las a p ersolidarias de los individuos.

Debe crearse un Tribunal de Garantías Constitucionales. MUNICIPIOS DEMOCRÁTICOS . El proceso

democrático .pasa por un cambio sustancial de la estructura representativa y funcional de .los municipios

españoles. Por ello propugnamos la elaboración inmediata de una ley electoral para las próximas

elecciones municipales, que no deben retrasarse más allá de ¡a fecha prevista; Dicha ley electoral deberá

ir seguida de una nueva.

"Es tarea inmediata de las Cortes la elaboración de una nueva Constitución" ´ "El respeto a la libertad de

conciencia de cada ciudadano y a las instituciones que de ella emanan imponen la laicidad del Estado"

"Exigimos un control democrático de los órganos de comunicación de masas en poder del Estado"

"Las recientes medidas económicas del Gobierno suponen que el peso de la crisis va a descansar,

fundamentalmente, en la clase trabajadora y en los sectores de la pequeña y mediana empresa" "El

Partido Socialista defiende el establecimiento inmediato de relaciones diplomáticas con todos los países

del mundo"

ley de Régimen Local, que incluya el derecho de voto de los jóvenes a. partir de los dieciocho años y

garantice la participación de los emigrantes. MEDIOS DE COMUNICACIÓN DE MASAS

Los principios orientadores de la política del partido en la materia se basan en la libertad de 3a

información, con la supresión de todos los obstáculos establecidos por la legislación anterior, y,

asimismo, en la exigencia de un control democrático de lo órganos de comunicación de masas en poder

del Estado: RTV y agencias informativas.

En esta dirección, propondremos, con carácter urgente, y hasta la regulación definitiva, la creación de un

mecanismo de control parlamentario en proporción a la representación de los grupos políticos en las

Cámaras y con la asistencia de representantes de los trabajadores de loa órganos informativos.

REFORMA DE LA ADMINISTRACIÓN DEL ESTADO

Las exigencias, de racionalidad y de economía del gasto público, a la vez .que las necesidades de eficacia,

imponen que ¡as Cortes, a partir de un nuevo texto constitucional, procedan a la promulgación de una ley

de Régimen ´ Jurídico de la Admmis-tración del Estado acorde eon las nuevas necesidades del mus.

Compete al Gobierno la adopción de medidas concretas par» que se reparta con justicia el coste social e1

que exige la salida de la crisis. No obstante, la gravedad de la misma impone un debate parlamentario,

además de las necesarias negociaciones entre el Gobierno y los sindicatos, a fin de que, si hay acuerdos

parciales o totales, queden perfectamente delimitadas las responsabilidades de dichas medidas. . A

nuestro juicio, los síntomas de la crisis económica no deben quedar reducidos a la constatación del fuerte

proceso inflacionista y del déficit que ello genera,. El desempleo, que tan duramente afecta a algunas

regiones españolas, debe—ser tenido en cuenta como un elemento básico de la definición de la crisis y no

como la siempre consecuencia del proceso isflacionista.

El Gobierno acaba de aprobar un plan cuyo objetivo básico es la reducción de las tasas de inflación. Para

ello se propone un programa que se basa en la instrumentación de dos medidas: la congelación de las

rentas salariales y una política monetaria restrictiva.

Ambas medidas suponen que el peso de la crisis va a descansar, fundamentalmente, en la classe

trabajadora y en los sectores de la pequeña y mediana empresa. Ni siquiera se cita la angustiosa situación

de la agricultura.

Para compensar estos efectos, que el Gobierno reconoce implícitamente en su declaración, se prevén

medidas de carácter fiscal (a las que se concede especial importancia), medidas para combatir el paro y

medidas para aumentar la competencia. . Hemos de decir que es positivo que . se reconozca la necesidad

de una profunda reforma-fiscal y que a ella se le otorgue la finalidad de redistribuid la renta y repartir el

coste social de la crisis. No obstante, en el proyecto gubernamental hay que distinguir las medidas

urgentes, cuya capacidad de allegar recursos es´ muy limitada, por lo que no suponen compensación

alguna para los sectores deprimidos, y las medidas a medio plazo, que han de ser juzgadas cuando se

hayan explicitado suficientemente y en las que, en todo caso, las Cortes tendrán una responsabilidad

fundamental para transformar nuestro sistema fiscal en un sistema progresivo, flexible y suficiente, de

forma que sea capaz de satisfacer la, demanda dé bienes y servicios públicos- del país, haciendo plagar

más a los que más tienen; que tienden a mejorar la inspección fiscal pueden tener un gran valor si el

Gobierno se decide a plantearlas con rigor ante las Cortes. . Sin embargo, la moratoria fissalario mínimo

cuando los ciudadanos no puedan trabajar por razones de edad, de salud o de falta de empleo.

Hemos de lamentar el olvido de la problemática agraria en los planes gubernamentales, lo que no hace

más que prolongar una situación tradicional de abandono.

Los socialistas propondremos que las Cortes consideren al campo con especial atención, a fin de que la

nueva legislación equipare a los campesinos con el resto" de los trabajadores, consiga una mayor

capacidad de empleo en los medios rurales, alcance una mayor eficacia técnica y económica en los

procesos de producción y distribución de los productos agropecuarios, permita expropiar los latifundios

de baja rentabilidad y fomente ei cooperativismo en los minifundios.

También hemos de lamentar que no se adopten medidas urgentes contra la especulación del suelo, que ha

impedido, e impide, una verdadera política de vivienda social.

Los trabajadores, en tanto que individuos y en tanto que colectividad, han soportado en mayor medida

que nadie las consecuencias del régimen autocrático.

cal .va a convertirse "de faeto" en amnistía fiscai para la etapa anterior a 1976.

Las medidas para combatir el paro son formalmente adecuadas, pero no existe ni el nivel de concreción

suficiente ni la instrumentación necesaria para juzgar su posible eficacia. Para ello habría que cuantificar

los fondos destinados al desempleo y las posibilidades reales de reforzar el gasto público destinado a

crear puestos de trabajo. En cualquier caso, es necesario contar con las centrales sindicales para la gestión

del subsidio de desempleo y de los servicios de empleo, aeí como descentralizar la gestión y el control de

los gastos públicos destinados a este fin.

El Gobierno habla finalmente de fomentar la competencia, liberalizando el sistema financiero, lo que, en

principio, nos parece positivo, pero no observamos ninguna medida de carácter estructural sobre Cajas de

Ahorros, crédito oficial o contro] del Banco de España sobre la banca privada. Ello nos hace pensar en la

imposibilidad de controlar la mayor parte de los flujos financieros y, por tanto, que las restricciones

crediticias van a perjudicar, una vez más, a los sectores más débiles del empresaria-do que no tienen

vinculaciones con el capital financiero.

Los socialistas apoyaremos, en coherencia con nuestro programa, lag medidas que tiendan a crear puestos

de trabajo, a reformar en profundidad el sistema fiscal, a traspasar la financiación de la Seguridad Social,

a los presupuestos del Estado y aquellas que se orienten a la Inversión pública en servicios intensivos en

mano de obra, al mismo ´tiempo que creadores de infraestructura social educativa, sanitaria p-de vivienda.

Seguiremos proponiendo 3a reducción de la jornada laboral a las cuarenta horas semanales y la jubilación

a los sesenta años; el encarecimiento de las horas extraordinarias y la lucha contra la práctica, ilegal de la

contratación laboral. Asimismo creemos que la Seguridad Social debe "ampliarse a otros sectores

nece-sitados de la sociedad española, tanto en la asistencia médica en caso de enfermedad cuanto para

garantizar- la percepción de -m-_ gresos mínimos equivalentes si.

28-VII-77

INFORMACIÓN NACIONAL

Pág.11-ya

Al margen de la gran tarea « realizar en el campo de la» relaciones laborales, derogando leyes obsoletas

como la de Reglamentación de Trabajo y promulgando otros como la de Convenios y Conflictos

Colectivos o. la de Relaciones Individuales de Trabajo, las nuevas Cortes deberan abordar

inmediatamente una ley sobre la acción sindical a nivel de empresa. En dicha ley &e comprenderán dos

tipos de órganos: la sección sindical de empresa y el comité de empresa (como órgano representativo de

todos los trabajadores estén o no afiliados).

Esta urgente medida 63 imprescindible para cubrir la etapa de transisión en el proceso negociador entre

empresarios y trabajadores.

Si el Gobierno tiene realmente la intención de combatir el paro ´deba recuperarse inmediatamente la

vigencia del articulo 35 da la ley de Relaciones Laborales y suprimir las facilidades establecidas para la

llamada reestructuración de plantillas.

POLÍTICA SANITARIA

La salud pública es una filosofía y una práctica. Como filosofía traduce la preocupación por la calidad, de

la vida. Como práctica exige poner la salud en el centro del sistema solar sanitario.

Hasta ahora el Gobierno no ha declarado ninguna orientación en el campo de la filosofía sanitaria. Y en la

práctica parece perpetuar la anteriormente establecida, creando un Ministerio de Seguridad Social y una

Dirección General de Sanidad que agrupa el desprestigio del gironiano INP y el carácter obsoleto de la

Dirección General de Sanidad, cuya Incumplida ley de Bases data de 1944.

POLÍTICA INTERNACIONAL

El Partido Socialista defiende el establecimiento inmediato de relacione» diplomáticas con todos los

países del mundo. Ello supone un esfuerzo de aproximación a los pueblos, que no debe estar

condicionado por presiones de ninguna naturaleza y debe al mismo tiempo permitir que el Gobierno de la

nación defienda y apoye el restablecimiento de los derechos humanos a nivel universal y adopte

posiciones críticas frente a la injusticia y frente a las administraciones que violen sistemáticamente los

derechos humanos.

Querernos que nuestro país adopte una posición de neutralidad activa, al margen de la política de bloques,

que favorezca auténticamente la política de distensión y de paz internacional.

Estimamos que España pertenece a Europa y en el proceso de integración en curso nos mostramos

favorables a la solicitud de adhesión -al Mercado Común y a otros organismos europeos. .Creemos

urgente la realización de medidas conducentes a solicitar nuestra incorporación al .Consejo de Europa

para que, una vez producida, se proceda a firmar y ratificar ,por parte del Estado español la convención

europea para la salvaguarda de loa derechos y libertadas fundamentales y sus protocolos adicionales.

El grupo parlamentario del Partido depositará en la Mesa del Congreso la correspondiente moción al

respecto.

Nuestro Partido piensa que deben aumentarse y estrecharse dos lazos de colaboración y ayuda mutua con

el continente latinoamericano, propiciando el proceso de liquidación de los regímenes autoritarios y

facilitando la acogida ch nuestra Patria de los refugiados políticos. Con ello, los democratas españoles no

harán más que salvar una deuda de gratitud con los pueblos que supieron recibir a hombres como

Fernando de los Ríos, Prieto, Jiménez de Asúa, Ramos Oliveira y tantos otros que hubieron de salir de

nuestro país y entregar en los latinoamericanos la mayor parte de sus vidas.

Debemos prestar especial atención a la ´política mediterránea y africana. El continente africano ha sido y

es, en grandes líneas, desconocido para nuestro país, pero el restablecimento de la democracia exige no

sólo rectificaciones sobre los errores históricos cometidos en loa procesos de descolonización, sino, al

mismo tiempo, una política innovadora de aproximación a ´un continente que puede ser decisivo para la

paz y el progreso mundial.

 

< Volver