El Congreso debate la política general. D. Jordi Pujol. 
 Autonomía para Cataluña dentro de la solidaridad de España     
 
 Ya.    28/07/1977.  Página: 12. Páginas: 1. Párrafos: 2. 

D. Jordi Pujol

AUTONOMÍA PARA CATALUÑA DENTRO DE LA SOLIDARIDAD DE ESPAÑA

En nombre del grupo de ia minoría catalana habló el señor Jordi Pujol. Dijo que Cataluña tiene puesta sus

esperanzas en que estas Cortee democráticas reconozcan las condiciones regionales. Las elecciones del 15

de Junio han puesto de relieve una amplia mayoría autonomista, ´expresión de un sentir arraigado en la

historia, pero también, en la realidad más actual, expresión de una voluntad colectiva de ser del pueblo de

Cataluña que desea ver interpretado a través del eetatu-´ to de autonomía. La autonomía catalana es ´un

tema difícil. Ya lo fue en tiempos de la República. Defendemos la autonomía para darle un enfoque

positivo dentro de la solidaridad de España. Pidió reflexión sobre este tema, porque entiende que

democracia y autonomía son inseparables. La .minoría catalana se compromete a defender con toda

energía la autonomía de Cataluña.

Reconoció que últimamente el .Gobierno ha adoptado una serie de decisiones que ponen de manifiesto

una voluntad de atacar .aquel bema con decisión y ´ha reconocido ya el derecho de Cataluya a la

autonomía y a la recuperación de sus órganos tradicionales de gobierno, concretamente la Generalidad. El

reconocimiento de Cataluña, insistió, ya a originar dificultades, pero nosotros no pretendemos defender

una posición de privilegio, »lno el reconocimiento de nuestra personalidad, sin dimitir de

nuestra responsabilidad de ser protagonistas de la política española. Celebró el acuerdo del Gobierno de

hacer venir a Madrid al honorable Tarradellas; en Cataluña debe haber nuevamente lo que ha sido su

institución tradicional de gobierno; en realidad, Cataluña, como país, debe tener un presidente que

represente «1 reconocimiento político y no meramente administrativo del hecho catalán.

. La circunstancia actual es muy favorable a ese reconocimiento para la resolución del problema de las

nacionalidades; no se trata de una labor, ni de una discusión en la que esté sólo en juego la autonomía

catalana, sino que lo que se juega es la democracia en España. Resolver esta cuestión no sólo es un interés

de Cataluña, o de Euskadi, o de Galicia, sino interés de todos, y sobre todo de la Corona, porque es ella,

más que nadie, quien tiene necesidad de dar a los problemas de fondo de España una respuesta

mtegradora y, por consiguiente, justa y que pueda ser aceptada. El estatuto de Cataluña ea de ella y es dé

España; no es de un partido político. La autonomía que pedimos no es para desentendernos, sino para

colaborar solidariamente con todos los pueblos de España; es una afirmación catalana y una colaboración

con el Estado. Finalmente pidió fuese abolido el decreto de 1938, que ha sido una ofensa a Cataluña.

 

< Volver