El Congreso debate la política general. Sr. Tierno Galván. 
 Una Constitución como instrumento al sevicio de la cultura nacional.     
 
 Ya.    28/07/1977.  Página: 12. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

Sr. Tierno Galván

UNA CONSTITUCIÓN COMO INSTRUMENTO AL SERVICIO DE LA CULTURA NACIONAL

El último orador de la sesión 4e -la mañana fue el portavoz del grupo parlamentarlo mixto, señor Tierno

Galván. Comenzó mostrando eu satisfacción porque aquí, dijo, reina la cordura, lo míe es un buen

augurio para e] futuro. El pasado cometió graves errores, porque no supo llegar nunca a tiempo, porque se

rigieron por modelos del pasado y no supieron sacar las consecuencias para el futuro. No creo que se vaya

a caer hoy en ese peligro. Hoy debemos anticiparnos al tiempo, no pensar sólo en el hoy y en el mañana,

sino ir más le-jos y tener capacidad imaginativa; ya que ésta es la única forma de resolver loe problemas

del pre-eente, porque el presente tiene siempre un cierto carácter de eventualidad. Aludió a las medidas

gubernamentales y dijo que eatán cogidas por la ocasión.

Señaló qué es conveniente que haya discusiones de fondo a la hora de elaborar la nueva Constitución.

Explicó ésta como un fenómeno del proceso cultural. Hacer una Constitución que no sea quimérica ni

inaplicable; debe ser abierta al orden y a la estructura económica, Nuestro país tiene una cultura que cali-

ficó como de segunda mano, y añadió seguidamente que es menester que el proceso cultural se extienda y

germine, y la Constitución debe ser un instrumento más al servicio de esa cultura nacional. La

Constitución debe ser fácilmente reformable para realizar cada día mejor las concepciones democráticas

que hoy se profundizan en Europa y en Occidente. Hemos de tender al futuro si queremos que la

Constitución tenga una vida larga.

Tema urgente, dijo más adelante, es el de las autonomías, que no amenazan la unidad nacional, sino que

refuerzan esa unidad de la patria común y son un medio para que ei pueblo participe más y mejor en la

política. Debe crearse un fondo de compensación entre las diversas regiones como ayuda a las más

necesitadas, para que no haya diferencias que puedan originar problemas y disgregaciones. Aún estamos a

tiempo de corregir los graves daños producidos a las reglones y al Estado por culpa de la incomprensión.

Solicitó un Estado fuerte en la realidad por la aplicación de los supuestos de autoridad, alimentados por

ideas superiores; Estado fuerte basado en la justicia

LAS MEDIDAS ECONÓMICAS

Refiriéndose al aspecto económico, dijo que la situación era de gravedad. Como medidas prioritarias que

deben adoptarse señaló el conseguir el pleno empleo. El plan económico es, dijo, más bien un plan de

estabilización, Se mostró contrarío a la limitación salarial, con el fin de que la inflación no la soporten las

clases trabajadoras. La congelación de precios la calificó como un testimonio de buena voluntad. En

cambio, encontró positiva la reforma fiscal, que debe concretarse para conseguir una sociedad más

unitaria. En la declaración del programa económico —añadió—no ee habla para nada de cambios

estructurales, que son imprescindibles.

Señaló que había que replantear por completo la política agraria, la política de ínversiones, la,

reestructuración de los servicios públicos, la Seguridad Social, controlar la Banca y las empresas de

monopolios.

Habló también de que debe suprimirse la pena de muerte y la ley de Peligrosidad Social, modificar el

derecho penal, abolir el decreto de Terrorismo y con-.ceder una amnistía general.

Entendemos que desde las alturas del Estado hasta la oposición, todos han contribuido a la llegada de este

momento y a la constitución de esta asamblea. La nación, políticamente, es el resultado de la cooperación

de todos los estamentos que la constituyen, y las Cortes, como expresión de la voluntad soberana del

pueblo, deben actuar de la misma forma.

Todos los oradores que intervinieron fueron largamente aplaudidos. La sesión se suspendió a Jas dos

menos cinco de la tarde.

En cuanto a los temas del préñente, subrayó la gran responsabilidad de la tarea que espera á estas Cortes:

la inauguración de un proceso democrático evitando los errores de partida de .situaciones anteriores; la

elaboración de un texto constitucional que recoja las aspiraciones mayoritarias de los españoles; la

consol!? dación del Estado d: derecho por el reconocimiento--y garantía de derechos de la persona y

grupos legítimos; la ordenación del pluralismo democrático entre grupos que se consideren adversarlos y

no enemigos; las bases de una política exterior y de defensa eficaces y a la altura de los tiempos, y

estructuración interna de la nación a basa de autonomías que a la vez perfeccionen la unidad y flexibilicen

la solidaridad entre las regiones.

Se refirió a la crisis económica y a la situación actual, y dijo que habría que operar sobre soluciones

realistas. Como primera prioridad, destacó el restablecimiento de la confianza y el estímulo a los

empresarios para que puedan continuar oreando riqueza y puestos de trabado. Subrayó la necesidad de

aprovechar estos esfuerzos para hacer reformas sociales en profundidad, facilitando el diálogo

constructivo entre los distintos sectores de la producción y corregir desigualdades reales. Hizo una

especial referencia a los problemas del campo, a los trabajadores del mar y a los emigrantes. La

democrada, concluyó, no reside en la elocuencia de las declaraciones, sino por la realizar óüón real y.

diaria de sus principios.

 

< Volver