Congreso. Presentación de programas parlamentarios. Santiago Carrillo. 
 Es necesario un Gobierno de concentración     
 
 Arriba.    28/07/1977.  Página: 8. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

SANTIAGO CARRILLO

ES NECESARIO UN GOBIERNO DE CONCENTRACIÓN»

Santiago Carrillo pronunció ai •segundo discurso de la mañana, que duró aproximadamente treinta

minutos. Habló, como es habitual, con voz pausada. Cuando hizo referencia a ios banqueros que forman

parte del Gobierno, el señor Garrigues Walker sonrió frecuentemente.

Comenzó diciendo que ¡a voluntad de superar los residuos pasionales e ideológicos de tó guerra civil y de

consolidar la democracia naciente están presentes en el estilo civilizado y dialogante que se ha iniciado en

esta nueva etapa política.

«Nuestra voluntad resuelta es cooperar a la elaboración ,ie una Constitución que dé cauce.-a todas las

familias ideológicas y políticas, sin exclusiones, a todas iles fuerzas que actúan en la so-, ciedad. Una

Constitución que «firmé la primacía de la soberanía popular, que obligue a todos por igual, ´•ncluidos

quienas están en el vártice de las Instituciones del Estado, que salvaguarde los derechos humanos y

garantice la igualdad jurídica entre el hombre y la mujer, reparando injusticias escandalosas. Una

Constitución que resuelva auténticamente los problemas de las libertades nacionales y regionales

índis.iensables para que España sea un Estado unido, sin centralismos opresores.»

Amnistía y crisis económica

• Las Cortes tienen otras tareas, entre las que destacan aquellas que culminan el proceso de reconciliación

de los españoles, como la amnistía para todos los delitos de intencionalidad política.

La situación es seria y^todos debemos hacerla frente en común y con conciencia de responsabilidad. Por

eso no podemos aplaudir el programa oa medidas económicas del Gobierno y nos venios forzados a

formular serias reservas frente a é!. Las primeras consecuencias da ese plan son evidente, están ahí y van

a pagarla los sectores más modestos del país. Me reriero a los resultados de la devaluación.

Por´ese. Jado hay que temer incluso una política de boicot que explote el descontento social ponga en

peligro los logros democráticos, es decir,.Independientemente de vuestras intenciones que yo no pongo en

duda, señores del Gobierno. Vuestra política económica puede descontentar a todo el mundo y colocarnos

en una situación inextricable.»

Gobierno de concentración nacional

¿Lo que haría falta —dijo más adelante— es un Gobierno de concentración democrática necio-, nal,

capaz de presidir la elaboración de una constitución qua consolide las instituciones democráticas. De

llevar a cabo la reforma dsmocrática de Estado y especialmente ~de preparar y realizar un amplio, plan de

recu-peración y saneamiento de la economía..

Aquí es necesario que todos arrimemos el hombro para ievan-tar el país, porque lo arrimemos unos abajo

y otros arriba, no los banqueros o el Gobierno, dirigiéndolo todo, y los trabajadores fuera de él, sino

reconociendo a estos últimos el derecho a un espacio de poder político que Jes ha sido sistemáticamente

na-gado en este país.»

 

< Volver