Congreso. Presentación de programas parlamentarios. Fraga Iribarne.. 
 AP colabora con la reconciliación nacional     
 
 Arriba.    28/07/1977.  Página: 10. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

y encauzarse entra todos». Abordó el problema cultural del país, «es un tema vitalmente

importante, que debe contemplar la Constitución», y esta Constitución debe contemplar

también la remodelación de las estructuras económicas y sociales del país en cualquier

momento.

Añadió que a veces la mero estructura democrática no es suficiente, a semejanza de lo que

ocurre en algunos países de Occidente, y que hay que tener una conciencia de que el futuro se

acerca rápidamente, para que la misma estructura del Estado pueda cambiar. «Hay que

atender, de forma primordial el fuluro, y no solamente contemplar en la Constitución o plasmar

en ella loe circunstancias presentes.

Refiriéndose luego al problema de Tas autonomías di|o que sobre este problema hay que

pronunciarse de manera clora y terminante, y que no puede ser eludido. Dijo también que el

proceso d e desconcentración dei Estado debe estar contemplado en la nueva Constitución.

La autonomía representa un máximo respeto al Estado y debe hacerse realidad, £1 Estado

debe ser fuerte, pero no como consecuencia de la discriminación y de la represión, sino en

unos supuestos de autoridad, equidad y justicia.

El profesor Tierno Galván dijo que no se puede excluir a nadie en los trabajos de la Cámara,

porque si se les excluye no se les puede exigir responsabilidades cuando no se les han dado

participación.

Abarcó ef problema de la economía. «España atraviesa en es. te sentido una situación patética,

y hay que buscar primordialmente el pleno empleo. Se reflerió luego a la congelación de

precios, que calificó de «insufi.cíente».

En cuanto a la reforma fiscal, la consideró positiva, y añadió que en este tema él Gobierno ha

echado valor.

FRAGA IRIBARNE: «AP COLABORARÁ A LA RECONCILIACIÓN NACIONAL»

A las cinco y cuarto se abrió Ja sesión del Congreso y se reanudaron los debotes. Tomó la

palabra en primer lugar don Manuel Fraga Iribarne, líder de Alianza Popular y portavoz de dicho

grupo parlamentario, quien hizo una distinción entre lo que son intereses profundos y la

expresión de un programa que se cía por suficientemente conocido, y dijo que Alianza Popular

no piensa recordar cada día su lealtad a una época que ya sólo U historia puede juzgar, y que

considera en su conjunto como una etapa positiva de nuestra época contemporánea, con las

imperfecciones de toda obra humana.

Alianza Popular colaborará con todo cordialidad y buena fe en cuanto pueda contribuir a la ple-

na reconciliación nacional, excluyendo, sin embargo, las conductas contrarias a toda huma-

nidad o al concepto de ley justa. En cuanto a los temas del presenté subrayó la gran

responsabilidad de la tarea que espera a estas Cortes: inauguración de un proceso

democrático, evitan, do los errores de partido de situaciones anteriores; elaboración de un texto

constitucional que recoja las aspiraciones mayoritarias de los españoles; consolidación del

Estado de derecho por el reconocimiento y garantía de los derechos de la persona y grupos

políticos; ordenación del pluralismo democrático entre grupos que se consideran adversarios y

no enemigos; bases de una política exterior y de defensa eficaces y a la altura de los tiempos, y

estructuración Interna de la nación a base de autonomías, que a la vez perfeccionen la unidad

y flexibilicen la solidaridad entre las regiones.

Se refirió a la crisis económica y a la situación actual.

La democracia no reside en la elocuencia de las declaraciones, sino en la resolución y en &]

tro. bajo real y diario de sus protagonistas. Alianza Popular tiene buena voluntad en la

colaboración para la solución de los problemas que actualmente el país tiene planteados.

JOAN RAVENTÓS: RESTABLECER EL AUTOGOBIERNO DE LAS NACIONALIDADES

A las cinco y media, aproximadamente, intervino Joan Raventós, socialista catalán, quien dijo

que las pasadas elecciones del 15 de junio han demostrado la inutilidad de todas las

iniciativas dictatoriales para borrar las tradiciones y asociaciones democráticas y obreras, y la

profunda memoria colectiva del pueblo.

 

< Volver