Autor: Rodríguez, Carlos. 
   La política y los días     
 
 Arriba.    28/07/1977.  Página: 8. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

8Mt0á;FíQDRÍí3ÜÍEÍ

LA POLÍTICA

y los días

Cortesía y moderación en el Congreso durante las primeras intervenciones programáticas de los líderes de

la oposición. Los extensos discursos de Felipe González y Santiago Carrillo fueron aplaudidos por la casi

totalidad de los diputados, si se exceptúa el grupo de Alianza Popular. Incluso el Presidente Suárez y

varios miembros de su Gobier. no, presentes en el «banco azul», se sumaron al cortés aplauso. Por el

dinamismo activo e informal que reina en los escaños, Iq dureza de fondo de los debates y los pulidos

modales, nuestro entra, fiable hemiciclo de la carrera de San Jerónimo parece Westminster. Que dure y

nosotros que lo veamos.

Como es lógico, la mayor atención estuvo centrada en los cuarenta minutos de parlamento de Felipe

González, virtual líder de la oposición, quien abordó cuatro áreas básicas: últimas condiciones para dar

por superada la autocracia, nueva Constitución, nueva ley electoral y análisis del plan eco.nómico de

urgencia. Para el primer secretario del PSOE, aquellas últimas condiciones serían: plena amnistía política

y sociolaboral, legalización sin exclusiones de todos los grupos políticos y derogación de leyes especiales,

como la de Prensa e Imprenta, la de Asociaciones, la de Secretos Oficiales, la de Peligrosidad Social, etc.

Respecto a la nueva Constitución, pidió que fuera elaborada íntegramente en el seno de las Cortes, sin

proyecto gubernamental. En cuanto a las aspiraciones básicas que deba recoger, fue coin. cidente con los

esquemas generales de los textos constitucionales de Occidente. Felipe González insistió en que no se

aplacen las elecciones munícipales, cosa natural si se tiene en cuenta que los socialistas esperan cosechar

en ellas un importan, te triunfo y, sobre todo, tomar posiciones municipales cara alas futuras elecciones

legislativas. En el terreno de las medidas económicas, el dirigente socialista reafirma las posturas

expresadas en los últimos días: críticas, pero sin cerrar las vías de colaboración.

En suma, un discurso hábil, medido, moderado, que no pone piedras superfluas ante futuras posibilidades

de que UCD y PSOE pudieran caminar ¡untos.

LAS CUENTAS DE LA CONTENCIÓN SALARIAL. Fuentes próximas al Gobierno, como se dice, nos

hacen una .aclaración importante respecto a la limitación del crecimiento de la masa salarial al 17 por

100, en relación con una previsión inflado, naría del 30 por 100. En primer lugar, el Gobierno propone un

crecimiento lineal de los salarios, de modo que, a los más elevados, puede significarles apenas un 5 por

100 e incluso menos; pero a los más modestos puede suponer cerca del 30 por 100. Asimismo, el

Vicepresidente Fuentes Quintana advirtió que la inflación podría alcanzar el 30 por 100 a fin de año si no

se tomaban enérgicas medidas correctoras; con el plan económico de urgencia, la inflación podría quedar

entre el 20 y el 23 por 100. Sí así fuera, fos salarios modestos ere. cedan por encima de la inflación. Las

cuentas son correctas y parece de [ustícia recogerlo: disminuirá el poder adquisitivo de los sueltos altos,

pero no el de salarios modestos.

 

< Volver