Autor: Campmany y Díez de Revenga, Jaime. 
   Exclusión     
 
 Informaciones.    05/08/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 3. 

LETRAS DEL CAMBIO EXCLUSIÓN

Por Jaime CAMPMANY

CREO que tiene razón José María Ruiz-Gallardón cuando, desde una posición que nadie puede

interpretar como cercana o simpatizante del socialismo, define como un error la exclusión del grupo

parlamentario donde se integran los diputados del Partido Socialista Popular de don Enrique Tierno

Galván, de la ponencia que ha de redactar el borrador de la nueva Constitución. Tirios y troyanos parecían

de acuerdo en que para elaborar el nuevo texto constitucional todos debían ser llamados a la

colaboración ¿Por qué, entonces, excluir al P.S.P.? Pero es que, además, organizar el grupo de estudio con

la presencia de un profesor de la inteligencia y los saberes que adornan al profesor Tierno era una

elemental consideración personal. El solo hecho dé escuchar en el seno de ese grupo de trabajo la

palabra y las iluminaciones del profesor socialista hubiese significado contar con una luz insustituible «n

el debate primero de la Constitución, independientemente de que se hubiesen tenido más o menos en

cuenta sus propuestas y pretensiones. El ejercicio de rebatir los; argumentos que hubiese esgrimido el

profesor Tierno habría significado una exigencia de rigor.

El propio señor Tierno se lamentaba ayer, desde las páginas de este periódico, de esa exclusión. Y se

lamentaba amargamente. La dificultad de encontrar una justificación o una explicación clara y aceptable

al acuerdo de los partidos mayoritarios para excluir al grupo parlamentario mixto, llevó al profesor a sacar

consecuencias quizá desmesuradas. Le incitó a hablar de «mala fe» y de una especie de conjura del

P.S.O.E. para la marginación del P.S.P» Y más tarde, a una conclusión que parece aún más exagerada: la

de que en el Parlamento actual no existe la izquierda. Es natural que el profesor se duela de esa exclusión

que, desde posiciones no socialistas, somos muchos los, que hemos lamentado. Pero las consecuencias y

conclusiones que obtiene el admirado profesor Tierno tal vez vengan dictadas desde un primer desahogo

por la amargura.

De cualquier manera, hemos de recordar que una democracia auténtica debe incluir el respeto por las

minorías. Mucho más al intentar hacer un borrador de Constitución que quiere ser la Constitución para

todos. Cualquier interés de partido —en este caso el del P.S.O.E.— debiera haberse plegado ante la

conveniencia superior de que todos los grupos parlamentarios colaboren desde un principio en la

redacción de un documento trascendental para el país.

 

< Volver