EL Parlamento. 
 Los incompatibles de UCD prefieren ser senadores     
 
 Diario 16.    11/08/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

EL PARLAMENTO

Los incompatibles de UCD prefieren ser senadores

MADRID, 11 (D16).— Además de manifestar su sorpresa en relación a la posibilidad de ser declarados

incompatibles, los senadores de la Unión del Centro Democrático (UCD) afectados afirmaron que

prefieren dimitir de los cargos oficiales que ostentan a prescindir de su escaño Juan Carlos Guerra

Zun-zunegui, vicepresidente primero del Senado, incluido en la lista de presuntos incompatibles facilitada

por la ponencia de la Comisión respectiva, descartó rotundamente que pueda estar incurso en

incompatibilidad.

En declaraciones a Europa Press dijo estar absolutamente tranquilo sobre este tema por tres razones: En

primer lugar, porque no ocupa un cargo que haya sitio nombrado por decreto, sino por una orden mi-

nisterial. En .segunda razón. porque el cargo de presidente de "Tierra de Campos" no es un organismo

autónomo. Y en tercer lugar, porque no ha cobrado nada de dinero por este cargo.

Guerra Zunzunegui añadió que antes de las elecciones se le había impugnado su candidatura en Palencia

y la junta electoral provincial de esta ciudad desestimó el recurso.

Jesús Borque Guillen (Soria) y José Luis García Palacios (Huelva), presidentes de las Cámaras Oficiales

Sindícales Agrarias, manifestaron a Cifra su extrafieza por el hecho de que estos cargos, por elección,

pudieran suponer incompatibilidad. En cualquier caso afirmaron que si fuera necesario dimitirían de los

mismos.

Antonio Hernández Caine (Huelva); presidente del Sindicato Provincial de la Construcción, y Félix Calvo

Ortega (Guadalajara), presidente del Sindicato Provincial de Actividades Sanitarias, se manifestaron en

términos parecidos

La ponencia de la Comisión estima que las incompatibilidades declaradas en el real decreto que reguló las

elecciones generales, única norma vigente al respecto, son insuficientes en el momento en que se intente

consolidar en nuestro país una verdadera democracia, por la que propone a la Comisión que en el plazo

más breve posible se redacte una ley de incompatibilidades

 

< Volver